Rick Margitza Quartet

 

rick-margitzaFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 10 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Rick Margitza, saxo tenor; Pierre de Bethman, piano; Daryll Hall, contrabajo; Andrea Michelutti, batería

Rick Margitza (1961, Dearborn, Michigan) nació y creció envuelto en música. Su abuelo paterno, húngaro,  tocaba el violín,  como su padre, quien formó parte de la Detroit Symphony Orchestra.

Estudió violín, piano y oboe, para finalmente recalar en el saxo. Giró con artistas tan famosos como Maynard Fergurson, Flora Purim, Miles Davis, Eddy Gómez, McCoy Tyner y Chick Corea, entre otros. En 2003 se mudó a París desde donde sigue desarrollando su carrera.

Sus principales referencias son Wayne Shorter, John Coltrane y Michael Brecker.

También es conocida y reconocida su faceta de compositor. Además de componer temas de jazz, también compone obras de corte clásisco, tales como un concierto para saxofón y orquesta, así como dos sinfonías.

rick-margitza-2Bien, después de esta breve biografía hablemos del concierto. Como ya consta en la cabecera de esta crónica, se presentó  en un formato clásico de cuarteto, con Pierre de Bethman en el piano, Darryl Hall en el contrabajo y Andrea Michelutti en la batería. De músicos tan virtuosos no se podía esperar más que una cosa: CONCIERTAZO.

Obviamente Rick Margitza era el lider, pero es que el resto ¡a cual mejor! Rick es un contrastado virtuoso cuya elocuencia musical cautiva a la primera nota, su sonido y su estilo están a caballo entre el cool y el hard bop, aunque modula a estilos más raciales cuando así lo impone el tema o el momento musical. Estuvo sensacional en todo momento, tanto en los fast-time como en las baladas, especialmente en la que dedicó con ironía a su país natal, Estados Unidos, que fue la balada “Cry me a river”

Alternó standards pero interpretó mucha obra propia.

Pierre de Bethman fue la sorpresa de la noche, un pianista exquisito que sabe arropar al solista pero que solea espléndidamente, estuvo fantástico toda la velada.

Daryll Hall estuvo espectacular, con improvisaciones estratosféricas, más propias de un guitarrista que de un contrabajista.

Andrea Michelutti es un baluarte en su instrumento. Asiduo del trío de Jerry Bergonzi, está acostumbrado tanto al saxo como al estilo al que se adscriben ambos saxofonistas. Fabuloso.

Un concierto digno de los mejores festivales de jazz del mundo, un verdadero acierto de la organización.

Hot Cool para Majazzine

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *