JAZZ BAJO LAS ESTRELLAS. EPISODIO 2

Jazz bajo Las Estrellas. Episodio 2 -Ecos de Cantallops!

Benicàssim, verano viernes noche. Mientras que en el estepario Polígono 7, unos pocos acordes a muchos decibelios son ofrecidos a una multitud, en el monte Cantallops ocurre lo contrario: una multitud de matizados acordes son disfrutados por unos pocos. Es la diferencia entre el FIB y Jazz bajo las Estrellas. Ellos a por Lana y nosotros a por Jazz. Y qué bueno que ambos eventos sean compatibles y simultáneos!
Lo dicho no es rigurosamente exacto, pues la deliciosa terraza de El Palasiet estaba técnicamente llena. Y el próximo viernes 26, para el concierto de Eri Yamamoto, está todo reservado.
En esta velada, Esteban García Quartet, nos endulzó la memoria con un selecto repertorio de conocidos standards, a los que dieron una vuelta de tuerca. Miradas cómplices entre los músicos presagiaban un concierto sereno en el que el Jazz manó natural y fluido.
Esteban a la armónica, Fernando Marco a la guitarra, Manel Rodríguez al bajo y Diego Clanchet a la batería. Todos profesores de jazz en Taller3: buen gusto y oficio.
Empiezan con Days of Wine&Roses que marida muy bien con fecha y hora. Swing fresco y contenido, preludio de lo que seguirá.
Blue Monk, composición del gran Thelonius, con un inicio muy monkiano que pronto escora hacia modos más cool.
Sunny, la exitosa canción de Bobbie Hebb, arranca muy r&b hacia un sesgo más contemporáneo gracias a un excelente drive. Y es que Esteban, jazzman de múltiples referencias, toca la guitarra y el saxo pero por encima de todo, es un armonicista de nivel. La pericia y dominio del instrumento hace que todo su eclecticismo aflore independientemente del repertorio, un estilo poliédrico salpicado de múltiples citas a otros temas.
Llega In a Sentimental Mood y Esteban lo borda. Sobre un sofisticado comping de guitarra que diluye cualquier añoranza al piano, el combo alcanza Ellingtonianas cotas de lirismo.
Remember, de Irving Berlín arreglado por Hank Mobley, brioso tema, con muy buen swing y excelentes intercambios con Clanchet a la batería.
Estate, conocido standard, suena pleno de melancolía, así como Laura, el delicado tema siguiente. Dos interpretaciones de gran nivel.

Homenaje a Toots Thieleman en Bluesette, la indiscutible referencia, faro y gálibo de cómo exprimir la armónica en un contexto jazz y elevarla a lo más alto.
Take the a Train, otro tema del Duke con una divertida intro extrayendo sonidos y texturas muy realisticas a la armónica, talmente un tren preAVE. Swing musculoso y optimista, un Clanchet protagonista en la batería y el tema basculando entre la onomatopeya y la melodía.
Con el delicioso Over the Rainbow concluyó la parte más reposada y melódica.
El set finaliza con All Blues, la genial composición de Miles Davis que acuñó el jazz modal. Suena un blues sutil, poderoso, elegantemente controlado y coherente con el tema, que deja al auditorio sonriente y pleno de energía.
Un gran concierto!

Toni Gallén

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *