Category Archives: Estilos

Rick Margitza Quartet

 

rick-margitzaFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 10 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Rick Margitza, saxo tenor; Pierre de Bethman, piano; Daryll Hall, contrabajo; Andrea Michelutti, batería

Rick Margitza (1961, Dearborn, Michigan) nació y creció envuelto en música. Su abuelo paterno, húngaro,  tocaba el violín,  como su padre, quien formó parte de la Detroit Symphony Orchestra.

Estudió violín, piano y oboe, para finalmente recalar en el saxo. Giró con artistas tan famosos como Maynard Fergurson, Flora Purim, Miles Davis, Eddy Gómez, McCoy Tyner y Chick Corea, entre otros. En 2003 se mudó a París desde donde sigue desarrollando su carrera.

Sus principales referencias son Wayne Shorter, John Coltrane y Michael Brecker.

También es conocida y reconocida su faceta de compositor. Además de componer temas de jazz, también compone obras de corte clásisco, tales como un concierto para saxofón y orquesta, así como dos sinfonías.

rick-margitza-2Bien, después de esta breve biografía hablemos del concierto. Como ya consta en la cabecera de esta crónica, se presentó  en un formato clásico de cuarteto, con Pierre de Bethman en el piano, Darryl Hall en el contrabajo y Andrea Michelutti en la batería. De músicos tan virtuosos no se podía esperar más que una cosa: CONCIERTAZO.

Obviamente Rick Margitza era el lider, pero es que el resto ¡a cual mejor! Rick es un contrastado virtuoso cuya elocuencia musical cautiva a la primera nota, su sonido y su estilo están a caballo entre el cool y el hard bop, aunque modula a estilos más raciales cuando así lo impone el tema o el momento musical. Estuvo sensacional en todo momento, tanto en los fast-time como en las baladas, especialmente en la que dedicó con ironía a su país natal, Estados Unidos, que fue la balada “Cry me a river”

Alternó standards pero interpretó mucha obra propia.

Pierre de Bethman fue la sorpresa de la noche, un pianista exquisito que sabe arropar al solista pero que solea espléndidamente, estuvo fantástico toda la velada.

Daryll Hall estuvo espectacular, con improvisaciones estratosféricas, más propias de un guitarrista que de un contrabajista.

Andrea Michelutti es un baluarte en su instrumento. Asiduo del trío de Jerry Bergonzi, está acostumbrado tanto al saxo como al estilo al que se adscriben ambos saxofonistas. Fabuloso.

Un concierto digno de los mejores festivales de jazz del mundo, un verdadero acierto de la organización.

Hot Cool para Majazzine

 

 

MC Latin Jazz Project. Siguen los mares fundidos

Mc Latin dibujoFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 8 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 20:00

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

No, no te has equivocado, no estás en un foro sobre el cambio climático. MC es el acrónimo de Mediterranean-Caribean, como explica Julio Montalvo, el portavoz y líder del grupo. Este sexteto que comenzó su singladura musical en 2012, ha resistido los embates, los temporales y la calma chicha poniendo proa a la música con una acertada fusión de las culturas caribeña y mediterránea fraguadas con la argamasa del jazz. Esta vez se presentaron con dos novedades en la formación, Víctor Jiménez en el saxo alto y Arnaldo Lescay en la batería, arropados por el resto de la tripulación, como son Julio Montalvo en el trombón, Ricardo Belda en el piano, Fernando Marco en la guitarra y Lluis Llario en el Contrabajo.

La versatilidad de este grupo hace que Dizzy Gillespie o  Wayne Shorter parezcan de ascendencia caribeña, aunque en el repertorio también figuran obras originalmente escritas con sabor caribeño, tales como Cha Blues, o A Gosal, compuesta por Fernando Marco.

El grupo empasta fenomenal (no, no son dentistas, hablamos de conjunción, resulta curioso que este término ampliamente utilizado por los músicos de habla hispana no lo recoja la RAE) y sus individualidades están más que contrastadas, pero es que además el calor que transmiten a través de su música y su puesta en escena, liderada por el almirante Montalvo, hacen que los conciertos de MC Latin Jazz Project resulten una fiesta.

Hot Cool para Majazzine

Concierto de Ximo Tébar “Soleo” Band

Ximo Tébar Band "Soleo". The New Son MediterráneoDia: 17 de noviembre

Lugar: teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa – Sala Guirau

Hora: 21:30 h

Entrada: 16 – 18 €

Músicos: Ximo Tébar, guitarra; Ricardo Belda, piano; Víctor Merlo, bajo; Vicente Climent, batería

El famoso guitarrista de jazz valenciano, presenta junto a su banda su último trabajo, “Soleo”, en el que además de reconocer y homenajear las figuras de Jaco Pastorius y Miles Davis desarrolla su línea argumental en torno al estilo que algunos han dado en llamar jazz mediterráneo y del que señalan a Tébar como uno de sus precursores

 

Charlando con Franco Baggiani

CHARLANDO CON FRANCO BAGGIANI

 

Franco-Baggiani
Trompetista, director, compositor, arreglista, docente, director artístico y activista en pro de los derechos de los músicos, este florentino cuenta con una sólida formación musical tanto en el ámbito de la música clásica como en el jazz. Tiene una extensa producción discográfica y ha escrito música con diferentes propósitos y formatos: bandas sonoras, obras e teatro, máscaras televisivas, temas de jazz, música contemporánea, música electrónica, etc.

En su faceta como director, ha estado al frente de importantes big-bands de su región La Toscana, pero también ha dirigido orquestas de cámara, bandas de música, grupos instrumentaes de Franco_Baggiani_8diferentes formatos y estilos, etc.

Dentro de su faceta como docente, en 1990 fundó “SOUND” -del cual es director-(www.sound-musiche.it) que actualmente constituye el mayor grupo de didáctica musical de la región, con numerosas escuelas en La Toscana.

Desde el 2000 es director de las Escuelas Municipales de diversas localidades, en las que imparte clases de armonía, conjunto musical, improvisación e instrumentos de viento metal.

Además ha creado y dirige las editoriales Sound, dedicada a la producción discográfica y Ricutino ediciones musicales, que se dedica a la edición de material didáctico musical.

Como intérprete, desde 1984 ha actuado en diferentes países alrededor del mundo tanto como solista y como sider de diferentes géneros y e16stilos, principalmente jazz, pero también rock, funk, clásica y otros estilos.

Conocimos a Franco Baggiani el año pasado con ocasión de diversas apariciones en conciertos en colaboración con Julio Montalvo y Fernando Marco. Este año ha vuelto a colaborar con los músicos antes citados, a los que hay que añadir a Ricardo Belda, Lucho Aguilar, Lluis Llario, Stephen Keogh, Víctor Jiménez, Fredrik Carlquist, Diego Clanchet, etc. También ha ofrecido un concierto como solista.

No supone ningún esfuerzo entablar conversación con Franco, es una persona llana, simpática, amable, uno más en cualquier tipo de charla, que además habla perfectamente español, porque lo estudia y lo practica. Culto y curioso por cuanto le rodea, no desaprovecha la ocasión para interesarse por la cultura de nuestro país, no sólo gastronómica, que también, pero incluso nuestra historia, nuestro arte, nuestra actualidad, etc.

En cuanto le propuse la entrevista, no sólo no dudó ni un instante en ofrecerse sino que además buscó todas las facilidades posibles para que pudiera realizarse en las mejores condiciones posibles, y bien, aquí estamos.

Florencia como excelencia del territorio.

Majazzine: ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

Franco Baggiani: Comencé alrededor de los 13 años de edad, en primer lugar escuchando el rock de los Led Zeppelin, Jimi Hendix, The Who y de los mayores grupos italianos de aquel tiempo, como el Perigeo (primer grupo fusion italiano de los anos 70) Los Area (grupo jazz rock muy experimental) y la Premiata Forneria Marconi. ‎Y también escuchando mucho jazz porque mi padre era un gran amante del jazz y le gustaba en particular Dizzy Gillespie, Duke Ellington y todo el jazz clásico desde Armstrong hasta el be-bop. Con ello he empezado a escuchar jazz y a interesarme por la música.

MJZZN: Qué persona te impulsó/motivó a estudiar música?

F.B: Mi padre Giuseppe, gran amante del jazz.

MJZZN: Como y cuando te interesas por el jazz?

F.B: Fue un amor a primera vista, Gillespie antes y Miles después fueron mis inspiradores‎.

MJZZN: Por qué elegiste tu instrumento?

F.B: Porque es un instrumento pasional, que se toca con los labios, el instrumento ‎mas cercano a la mujer y porque se puede tocar de muchas maneras diferentes, desde suave y dulce hasta ser llena de fuerza y fuego.

MJZZN: Cuales son tus principales influencias musicales?

F.B: En primer lugar, cuando he empezado a tocar, el be bop y el jazz rock de Miles y Weather report y todo Ellington y Luis Armstrong, después, desde finales de los  años 80 he empezado a escuchar y tocar mucho free jazz y la vanguardia de Chicago (Lester Bowie, Art Ensemble of Chicago, Antony Braxton, etc.) pero comencé con el free de Ornette, Archie Sheep, Albert Ayler etc. He estudiado mucha música clásica también (ver biografía francobaggiani.it en español) con particular interés en el expresionismo y los movimientos da vanguardia desde los años 20 hasta la actualidad

MJZZN: Si no tocaras este instrumento ¿cual tocarías?

F.B: No sé, no creo de poder tocar un instrumento diferente, probablemente el bajo, pero mi amor por la trompeta es prácticamente excluyente.

MJZZN: ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

F.B: Un buen profesor y estudiar mucho, mucho, mucho.

MJZZN: ¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su técnica?

F.B: Yo no soy un virtuoso, creo que la técnica debe estar al servicio de las ideas y no ser fin en si misma. Tenemos en el mundo muchos músicos técnicamente fuertes que no expresan nada y unos pocos que pueden decir algo interesante, Miles no era un virtuoso, pero ha sido mil veces elocuente y creativo que muchos virtuosos juntos.

MJZZN: Qué le recomendarías a un músico para mejorar su lenguaje?

F.B: Escuchar muchísimo y transcribir solos de músicos preferidos, es un viejo sistema, pero es el mejor sistema.

MJZZN: ¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

F.B: Puedo tocar cualquiera, pero me siento bien cuando toco libre, fuera de las reglas clásicas. Me gusta mucho tocar todo tipo de jazz, yo toco por ejemplo, en una marching band donde tocamos dixieland, funk y swing, y me gusta muchísimo!

MJZZN: ¿Quienes son tus intérpretes favoritos?

F.B: Miles Davis, Lee Morgan, Lester Bowie

MJZZN: Quienes son tus compositores favoritos?

F.B: Duke Ellington, Alfredo Casella, Benny Golson, George Gerswhin, Arnold Schoenberg.

MJZZN: Podrías recomendar un disco?

F.B: Kind of blue de Miles

MJZZN: Cuales son tus hobbies?

F.B: Soy forofo de la Fiorentina, me gusta correr  y me gusta el deporte en general,‎ me gusta dormir cuando puedo y comer bien!

Despedimos a Franco Baggiani y nos emplazamos para próximos encuentros, si puede ser en la compañía de una buena paella y buenos amigos.

Hasta pronto Franco

Hot Cool para Majazzine

Selección discográfica:

Memories of always (2014)

My way through the jungle (2014)

The dead city (2013)

Florentine sessions (2011)

Smooth (2010)

I feel good (2010)

Santur (2006)

Think (2005)

Cinquide (2003)

W tex (2000)

Step one (1998)

Endosimbiosi (1995)

Mr. No (1994)

(Discografía completa: http://www.francobaggiani.it/discografia/?lang=es)

Para saber más:

francobaggiani.it

soundrecords.it

sound-musiche.it

scmmugello.it

Scuolacomunaledimusica.it

youtube: 10 minuti con Franco Baggiani e la sua musica

youtube: buscar Franco Baggiani

 

Concierto del Fernando Marco Sextet

CONCIERTO DE FERNANDO MARCO SEXTET

FERNANDO-MARCO-SEXTET

 

 

 

 

Ciclo: L’Efecte Tàrrega

Dia: 21 de agosto de 2016

Hora: 20:00 h

Lugar: Espai de la Música Mestre Vila. Benicàssim (Castelló de la Plana, España)

Músicos: Fernando Marco, guitarra; Ricardo Belda, piano; Fredrik Carlquist, Saxo tenor; Franco Baggiani, trompeta; Lluis Llario, contrabajo; Diego Clanchet, batería.

Patrocina: Ayuntamiento de Benicàssim

Colaboran: Diputació Provincial de Castelló, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y Generalitat Valenciana (Culturarts)

El ciclo l’Efecte Tàrrega acoge diferentes manifestaciones artísticas en torno a la guitarra y a la figura de Francisco Tàrrega como programa complementario del Certamen Francisco Tàrrega de guitarra clásica, que con la presente edición cumple ya medio siglo.

Fernando Marco, ha querido homenajear al maestro Francisco Tàrrega versionando diversas composiciones del autor castellonense que ya registrara en 2014 en un un fantástico trabajo discográfico titulado Tárrega en jazz junto a su cuarteto y el afamado saxofonista estadounidense Eric Alexander.

En esta ocasión se ha presentado en formato de sexteto, con su cuarteto habitual y con la colaboración del saxofonista sueco Fredrik Carlquist y el trompetista italiano Franco Baggiani

El guitarrista castellonense ha adaptado las conocidas obras del maestro Tárrega dotándoles de un aire diferente dentro de una propuesta atrevida a la par que respetuosa y que merced a la calidad musical tanto interpretativa como arreglista del líder del cuarteto, sonaron con la brillantez y a la altura que merece la obra del compositor villarrealense.

Asimismo, Marco ha compuesto una obra en homenaje a Tárrega Recque parafrasea en el lenguaje del jazz las inmortales obras del maestro.

El concierto comenzó con Recuerdos de la Alhambra, con un toque muy Cool en el que rompió el hielo el magnífico trompetista Franco Baggiani quien marcó el rumbo y al que siguieron el resto de solistas con la misma sintonía estilística

El segundo tema de la “Escaleta” (orden de interpretación en jerga musical italiana) fue Summertime (Gershwin) que comenzó con un aire afro en un compás de 12/8 perfectamente amasado por el binomio batería – contrabajo que mutaba en swing en la segunda parte del tema y de las improvisaciones.

En tercer lugar brotó la Lágrima de Tàrrega, en la que el compás original ternario se transforma en cuaternario para construir un mid-time que le da un toque diferente a la Lágrima que irriga inspiradamente las conversaciones instrumentales entre los diferentes solistas.

Acto seguido compareció Adelita de entre los acordes jazzísticos, .

omo la describe musicalmente Marcobe si Adelita Aymerich , hija ilegiones

ntoniniuna vez más desprovista de su aire de mazurca original y reconvertida en compás cuaternario que la torna inquieta, moderna, activa. Quien sabe si Adelita Aymerich , hija ilegítima de Alfonso XII, la cual inspiró esta obra de Tàrrega, no fue así como la describe musicalmente Marco.

En quinto lugar se interpretó Body and Soul (Johny Green). Introdujo el tema Fernando Marco en solitario, interpretando conjuntamente melodía y armonía con la guitarra para entregar el testigo al resto de solistas, con especial mención a Fredrik Carlquist quien evocó con su saxo tenor el estilo de los grandes del bebop, con trazas inequívocas del lenguaje de los grandes tenores de las décadas de los 30’ y 40’.

El siguiente tema fue Recordando a Tárrega (Fernando Marco) un particular homenaje en el que basándose en el fragmento de dos compases de la parte final de la primera parte del Gran Vals, que ha sido muy popular por ser la melodía corporativa de una conocida compañía finlandesa de telefonía móvil (vaya baldío intento de ocultación perifrástica de una obvia marca comercial). En este tema tomó parte activa Diego Clanchet alternando improvisaciones con cada uno de los solistas en fragmentos de cuatro compases.

En séptimo lugar interpretaron Estudio en Mi menor con introducción y final en estilo Free que contrasta con la melancolía que inspira el motivo principal del tema

Finalmente, como bis, Fernando Marco en solitario interpretó en la guitarra un precioso tema del autor brasileño Marcos Valle titulado Preciso aprender a ser só, mostrando sus dotes de intérprete y deleitando al respetable quien reconoció con una cerrada ovación el lirismo de una tan acertada adaptación y exquisita interpretación del magnífico tema

Hot Cool para Majazzine

Charlando con Víctor Jiménez

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Víctor Jiménez es un joven talento del jazz nacional. A sus 25 años se ha ganado merecidamente un puesto destacado entre la élite. Su instrumento habitual es el saxo alto, aunque no desdeña el soprano ni el EWI (Electronic Wind Instrument). A pesar de su aparente bisoñez atesora un estilo y un lenguaje que para sí quisieran muchos jazzmen veteranos. Digno heredero y cultivador del bebop y hardbop no opone ningún remilgo para coquetear con cualquier estilo. Ferviente admirador de los Simpson y de los vídeo-juegos, nos honra hoy con su visita a Majazzine

A un servidor le encantaría huir de los clichés y de los tópicos a la hora de transcribir estas charlas en aras de la originalidad, pero me resulta imposible describir al personaje de manera original. Mi repertorio de epítetos, sinónimos, metáforas, alegorías, hipérboles y demás tropos me temo que está sobradamente agotado y además, como dice el sabio personaje manchego, “que sepáis que ser, es”, así que ¿por qué no nombrar a las cosas por su nombre?

Su aspecto juvenil y su sencillez no dejan entrever el enrome músico que alberga este valenciano nacido en 1991. Con la misma naturalidad que charla, conversa a través de su instrumento, sin aspavientos, sin alharacas, concentrado en su discurso, ofreciendo lo mejor de su música, abiertamente, sin condiciones pero también sin concesiones resultadistas. Sobrio y fresco a la vez, se expresa como un curtido bopero de los 40, con tantos recursos lingüísticos con los que podría – si el fuelle se lo permitiera- estar improvisando muchos minutos sin resultar redundante, con un sonido pleno, rotundo pero a la vez dúctil, maleable, manejándolo a placer según los requerimientos expresivos de cada paisaje sonoro.

Pero dejemos que hable el maestro.

MAJAZZINE ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

VÍCTOR JIMÉNEZ En mi familia siempre ha habido un ambiente favorecedor del aprendizaje musical. De pequeño, mi curiosidad por la música y el interés de mis padres me llevaron a ingresar en una banda de música y a partir de ahí empecé a desarrollar mi carrera musical.

MJZZN ¿Qué persona te impulsó o te motivó para que estudiaras música?

VJ Más que personas fue la música en sí misma, como ya he dicho en mi casa siempre existió un ambiente musical y la música era una atracción en sí misma. Explorando algunos músicos encontré a Bob Mintzer y ello no hizo más que reforzar mi deseo de sondear en profundidad el universo que se abría ante mi, no resultó difícil decidirse.

MJZZN ¿Cómo y cuando te interesas por el jazz?

VJ A los 15 años. A mi padre le gustaba el jazz y solía escucharlo en casa. En cierta ocasión, Latino Blanco impartió un taller de jazz en mi banda de música, lo cual suscitó mi interés por este género musical y ya, posteriormente, de la mano de Vicent Macián -que fue mi primer profesor de saxo de jazz- me adentré en este mundo.

MJZZN ¿Por qué elegiste el saxo como tu instrumento?

VJ Yo tocaba el piano y quizá –no lo recuerdo bien- fuera mi padre quien me aconsejara ingresar en la banda de música, el saxo fue mi elección. Me divierte más tocar el saxo porque tocas con más gente, interactúas, conversas…

MJZZN ¿Cuales son tus principales influencias musicales?

VJ Stefano di Battista, Perico Sambeat, Bob Mintzer, Kenny Garret, Cannonball Adderley, John Coltrane y muchos más, pero no sólo saxofonistas, también suelo transcribir intérpretes de otros instrumentos tales como Chet Baker.

MJZZN ¿Si no tocaras el saxo qué instrumento tocarías?

VJ La guitarra eléctrica, pero con distorsión y overdrive, me gustan mucho los solos de guitarra eléctrica, me parece un instrumento muy lírico.

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

VJ Hay tres aspectos que a mi me parecer son básicos y a la vez los más importantes para progresar en la música, una es transcribir la música que te guste, el intérprete que te guste, no hace falta transcribir en papel, únicamente es necesario transcribir de oído, intentando reproducir lo que escuchas. Otra herramienta muy importante es grabarse fragmentos y escucharlos con actitud crítica pero lo más objetiva posible, es decir, no sólo detectando las cosas que no nos gustan sino también las que te gustan. Y por último estudiar con metrónomo, es muy importante saber tocar con el pulso concreto de cada pieza.

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su técnica?

VJ Exactamente lo mismo que he respondido en la pregunta anterior

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su lenguaje?

VJ Más de lo mismo, lo que he respondido en la penúltima pregunta

MJZZN ¿Con qué estilos del jazz te sientes más cómodo?

VJ En realidad con todos, aunque hasta la fecha he desarrollado más el bebop, el hardbop y el fusion, pero no me gusta cerrarme puertas, me interesa cualquier música que atraiga mi atención.

MJZZN ¿Cuales son tus aficiones aparte de la música?

VJ Me gustan mucho los vídeojuegos y también la gastronomía. Soy un incondicional de los Simpson (devoción compartida por quien suscribe, a mucha honra).

Y con la misma naturalidad con que comenzamos la entrevista la finalizamos y nos emplazamos para otros menesteres muy del gusto del joven maestro, pues nos fuimos a comer.

Hotcool para Majazzine

Concierto Ronald Baker Quartet

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
RONALD BAKER

Ciclo: XXIV Jazz a Castelló

Lugar: Teatre del Raval de Castelló de la Plana

Dia: y hora:  19 de febrero de 2016, 22:30h

Producción: Blau Records

Promoción y financiación: Ajuntament de Castelló de la Plana y Diputació de Castelló.

Músicos: Ronald Baker, trompeta y voz; Gerard Nieto, piano; Joan Motera, contrabajo; Xavier Hinojosa, batería.

Ronald Baker consiguió abarrotar el aforo del Teatre del Raval, como cada vez que comparece ante el público de estos pagos, pues cuenta con una nutrida legíón de seguidores y seguidoras. Además de su incuestionable cualidad como trompetista y vocalista, Ronald hace gala de un arrollador arte escénico, una simpatía y, por qué no decirlo, un activo muy importante: un imponente físico que a punto de entrar en la quinta década, aún mantiene encandilados a sus múltiples incondicionales. Decididamente es un animal de escenario, hábitat en el que se encuentra totalmente cómodo y motivado, consiguiendo sin esfuerzo que el público se entregue e integre como parte activa del espectáculo.

Consciente de las espectativas de la audiencia, Ronald Baker ofreció un repertorio muy adecuado para que el respetable respondiera e interactuara desde la primera nota. Estuvo compuesto por los temas como Have you met miss Jones, Ceora, Misty, Don’t get around much anymore, Pennies from heaven, Take the A train y Saint Thomas y un blues de bis como mandan los cánones.

En algunos temas como Don’t get around much anymore, Pennies from heaven o Take the A train, exhibió su faceta de cantante de raza y raíces y en la primera de ellas también se mostró como un consumado Skatter, improvisando vocalmente sobre la armonía del tema. Además reclamó la participación del respetable como en Take the A train en la que el aforo entero coreó al unísono la onomatopeya del tren, silbido incluido.

Estuvo muy bien acompañado, no sólo por el respetable, también en el escenario, con Gerard Nieto en el piano, Joan Motera en el contrabajo y Javi Hinojosa en la batería, una sección rítmico-armónica de lujo para la ocasión. Sin desmerecer al resto, Gerard estuvo exquisito, como de costumbre.

Ronald Baker mantuvo el listón alto desde el principio, dentro de los límites del lenguaje del swing, el bebop y el hardbop, con sabor y aroma decididamente arraigados en los orígenes del género y en cuanto a la interpretación estuvo cálido, energético, pero al mismo tiempo fino, comedido, contextual, sin incurrir en los excesos de sobreagudos a los que son propensos algunos trompetistas, primando en todo momento el sentido melódico.

En definitiva, un concierto de los que hacen y perpetúan la afición por este género.

Hot Cool para Majazzine.

Foto: Klara Ríos.

Entrevista: Ricardo Belda

Ricardo-piano-3Contradiciendo a lo que pregona la famosa canción “Como hemos cambiado”, que tantas veces habrá interpretado en sus giras con Presuntos Implicados, Ricardo –afortunadamente- no ha cambiado desde que nos conocimos hace ya unos cuantos años. Sigue atesorando esas mismas cualidades que te hacen sentir cómodo en su compañía. A pesar de su grandeza como músico, sigue siendo una persona humilde, modesta, próxima, sosegada, comedida.

Discípulo aventajado de Joshua Edelman, este valenciano ha crecido como músico entre zarzuelas, boleros, música sacra, rock, pop y finalmente el jazz en el que se ha nutrido de forma ecléctica de los grandes del género. Ricardo es un todoterreno que no denosta ningún estilo pero es en el hard bop donde se siente más a gusto.

Ha ejercido de líder y de sider con grandes intérpretes del jazz, pero también ha sido uno de los bastiones del famoso grupo Presuntos Implicados, con los que ha girado por todo el mundo. También ejerce la docencia y la dirección de big bands.

El trío es el formato en el que se siente más cómodo y no deja de elogiar, respetar y admirar a sus amigos y compañeros Lluis Llario y Felipe Cucciardi, con quienes ha compartido escenario en innumerables ocasiones.

Planteo la entrevista en clave de tertulia y continuamente tengo que moderarme a mi mismo, Ricardo deja hablar, y a mí que no me gusta…

La banda sonora de la cafetería no es muy adecuada para la ocasión: éxitos del momento intercalados con los de otros momentos, como por ejemplo “Como una ola “ de Rocío Jurado, distraen continuamente mi atención (que no la de Ricardo). Llámame “tiquismiquis”, pero se me hace difícil hablar de Miles Davis, McCoy Tyner, Tete Montoliu, Bill Evans, Thelonious Monk etc. con esa música de fondo, que me perdonen los rociistas y los momentistas.

Por fin sirven la consumición y nos centramos en la entrevista:

Majazzine: ¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

Ricardo Belda: Aproximadamente a la edad de 6 – 7 años. Mi padre era un gran melómano, sobre todo le gustaba la zarzuela y los boleros. En casa teníamos un piano que me llamaba mucho la atención y esta conjunción de factores despertaron mi interés por la música en general y por el piano en particular.

M: ¿Cómo y cuándo te interesas por el jazz?

RB: A los 16 años asistí a un concierto de Tete Montoliu que dejó en mi una profunda huella.

M: ¿Por qué elegiste el piano como instrumento?

RB: Como ya te he dicho antes, el piano que había en casa me atraía sobremanera, pero un buen día el viejo piano dejó de funcionar y no tenía arreglo posible. En esas circunstancias me interesé por la guitarra e hice mis pinitos con ella. Pero mi afinidad por el piano nunca desapareció, y se vio reforzada por el hecho de que en el colegio empecé a estudiar órgano con 12 años y poco a poco y tras el detonante del concierto de Tete Montoliu fui decantándome por mi actual instrumento, el piano.

M: ¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

RB: De niño me impactó el descubrimiento de los Beatles, esos sonidos, esas armonías, llamaron poderosamente mi atención, era algo diferente y atractivo y creo que a partir de ese momento empecé a pensar que mi futuro podía pasar por dedicarme a la música profesionalmente.

Posteriormente, son dos los hitos que me marcaron definitivamente, el citado concierto de Tete Montoliu y un concierto de McCoy Tyner al que asistí en Terrassa, fueron dos auténticas revelaciones musicales e instrumentales.

M: Si no tocaras el piano ¿qué instrumento te gustaría tocar?

Algún instrumento no solista, como el contrabajo o la batería

M: ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

RB: Que escuchara mucha música, sobre todo jazz y que asistiera a clase con un profesor, que además de docente fuera intérprete. Creo que un buen docente es mejor docente si está en activo como intérprete.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista para mejorar su técnica?

RB: Aparte de la recomendación anterior, la de asistir a clase con un buen profesor, que se ejercitara en el control de su musculatura, en evitar tensiones innecesarias, en tocar con la mayor relajación posible. Aparte de mejorar la técnica previene lesiones.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista o a cualquier músico para mejorar su lenguaje?

RB: Transcribir solos de aquellos intérpretes que sean de su gusto. No hace falta hacer transcripciones completas de solos, basta con comenzar por pequeños motivos para ir asimilándolos e incluirlos en su léxico y su estilo.

M: ¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

RB: Uf! Son muchos, pero si tuviera que elegir, por ejemplo, una terna, te diría Herbbie Hancock, Bill Evans y McCoy Tyner.

M: ¿Quiénes son tus compositores favoritos?

RB: Bueno, aquí estamos en las mismas, pero elegiré a los tres primeros que recuerde: Thelonious Monk, Henry Mancini y Duke Elllington.

M: ¿Qué disco recomendarías?

RB: Kind of Blue.

Nota de Majazzine: Aquí surgió espontáneamente una tertulia del que se ha considerado el pináculo de los registros sonoros del jazz, sesgada, lógicamente hacia su instrumento, personificado por Bill Evans. Comentamos también el chasco que se llevó el pianista Wynton Kelly, quien en aquel momento era el pianista estable del grupo de Miles y al llegar al estudio se enteró de que el que iba a grabar era Bill Evans, aunque finalmente Kelly grabó el tema Freddie Freeloader. También hablamos de la autoría de Blue in Green que se la atribuyó Miles Davis, pero que en realidad fue compuesto por Bill Evans, etc., en fin, transcirbir el contenido de lo que hablamos de Kind of Blue, sería excesivamente ocioso e iterativo ¿Qué no se ha dicho de esta obra maestra y de sus intérpretes?

M: Háblanos de tus aficiones extra-musicales.

RB: Practico deporte, en concreto la natación y la carrera –qué raro, no haya empleado el término running– la natación en verano y la carrera en invierno. Otra de mis aficiones es la lectura.

M: ¿Nos recomiendas algún libro?

RB: Sí claro, por ejemplo “La Tregua” de Mario Benedetti. En el ámbito del jazz recomendaría la biografía de John Coltrane.

M: Siéntete libre de comentar cualquier cosa.

RB: Bueno, invitaría a las personas a las que dicen que no les gusta el jazz a que asistieran a algún concierto y que decidieran después.

Bueno, hasta aquí la entrevista en su parte más formal.

Hubo infinidad de incisos en los que hablamos de muchos músicos, pero con dedicación especial a la figura de Wes Montgomery por su originalidad y maestría. Anécdotas múltiples que darían para una serie de entrevistas, pero la de hoy finaliza aquí.

Gracias Ricardo por tu generosidad y por tu maestría y sigue regalándonos los oídos y honrándonos con tu amistad.

Hot Cool para Majazzine.

Concierto Gustav Lundgren

OLYMPUS DIGITAL CAMERADía: 3 de septiembre de 2015

Lugar: Espai de Música Mestre Vila (Benicàssim)

Hora: 22:30h

Músicos: Gustav Lundgren (guitarra), Fredrik Carlquist (saxo), Tom Warburton (contrabajo).

El pasado 3 de septiembre de 2015, tuvo lugar en l’Espai de Música Mestre Vila de Benicàssim el concierto del trío que lidera el guitarrista sueco Gustav Lundgren, acompañado por el saxofonista, también sueco, Fredrik Carlquist y el contrabajista norteamericano Tom Warburton.

Esta formación, desprovista de percusión, exige mucho del propio trío pero más concretamente del contrabajista que soporta en muchos fragmentos el peso de la conducción rítmico-armónica.

Tom Warburton no sólo brilló con luz propia en las improvisaciones, sino que condujo con aparente facilidad y sobrada solvencia al trío durante todo el concierto.

Fredrik Carlquist suele recalar por estos pagos, regalándonos los oídos con su sonido y su dicción clásica, muy del estilo de Stan Getz. Pero esta vez nos sorprendió con una deriva hacia un sonido aún más clásico, más inspirado en Dexter Gordon, Ben Webster o Lester Young, con un sonido grueso y cálido rico en subtonos y armónicos, más pendiente del lirismo que de la exhibición técnica, apoyado en una configuración ad hoc con su saxo vintage SML y su boquilla Phillinger.

Llegamos al líder, Gustav Lundgren, exquisito guitarrista que se bate con solvencia en diferentes lides tales como el género Gipsy y los múltiples estilos del jazz, en los que destaca por su prodigiosa técnica, que le permite construir fantásticos solos de improvisación sin abandonar la coherencia melódico-armónica. A pesar de su juventud Lundgren es un maestro consolidado y ha recibido prestigiosos reconocimientos tanto por parte de grandes figuras del jazz como George Benson o Jimmy Rosenberg, como por parte de medios especializados.

El concierto ofreció un repertorio con obras de corte clásico con el que el público se sintió plenamente confortable e identificado, enraizado en las bases del género pero sin renunciar al virtuosismo tanto colectivo como individual.

El trío se arriesgó con un par de piezas muy exigentes por su alta dificultad técnica, tales como “Tricotism” de Oscar Pettiford y “The Eels Nephew” de Bud Freeman que pusieron bien a las claras la alta calidad interpretativa de los miembros del trío.

Completaron el repertorio: “Tickle Toe” de Lester Young, “Frolics on the roof” de Fredrik Carlquist, “A smooth one” de Charlie Christian, “Aqua Leon” de Gustav Lundgren, “Darn that dream” de Jimmy Van Heusen, “Cloe” de Gustav Lundgren, “Creme Mandarin” de Fredrik Carlquist y “Beatiful land of life” de Fredrik Carlquist.

Una delicia de concierto.

 

Benicàssim, 3 de septiembre de 2015

Hot Cool para Majazzine

Entrevista a Charles McPherson

Charles-McPherson-2Gracias a la hospitalidad de nuestro anfitrión, Fernando, compartimos mesa con Charles McPherson, Bruce Barth, Jeremy Brown y Stephen Keogh quienes, de gira por nuestro país, hicieron una pausa para descansar y degustar la gastronomía del anfitrión, en cuya persona se concilian las dotes de cocinero y músico, amén de las de profesor, promotor de jazz, productor de vino y bonhomía (no, no le debo pasta).

Charles, se excusó de comer paella, por motivos de su dieta, lo cual fue motivo de alborozo general, pudimos repetir.

Ya en las postrimerías, con la ayuda de un souffle de café, café propiamente dicho y hecho y algún brebaje espirituoso-digestivo que vino a facilitar el don de lenguas, entablamos la conversación que seguidamente transcribimos en forma de entrevista.

Una breve reseña biográfica.

Nació en Joplin, Missouri, el 24 de julio de 1939. A los 9 años se mudó a Detroit, hecho crucial en su vida y en su carrera, ya que aparte del ambiente jazzístico que impregnaba la ciudad, pudo conocer al pianista Barry Harris y posteriormente estudiar con él. Pero además, la vecindad también le obsequió con la amistad y la compañía de Lonnie Hillyer, trompetista, con quien compartiría muchos años de sider en la formación de Charlie Mingus. Por si estas coincidencias no fueran suficientes, en la misma calle donde vivía, a pocas manzanas se hallaba el Bluebird, el club de jazz más importante del momento, en el que la formación estable de la casa la integraban Barry Harris en el piano, Pepper Adams en el saxo barítono, Paul Chambers o Beans Richardson en el contrabajo y Elvin Jones en la batería.

Cuando tenía 20 años, ya forjado como un auténtico jazzman, se mudó a New York, donde se enroló en la formación de Charlie Mingus con quien giró y grabó durante 12 años.

En 1978 se mudó a San Diego, California, dónde vive en la actualidad.

MAJAZZINE: Anoche estuviste colosal en el concierto del Jimmy Glass de Valencia. A tus 75 años estás en plena forma y demuestras que sigues teniendo mucho fuelle y mucho arte.

CHARLES MCPHERSON: Muchas gracias, es muy amble de tu parte.

M: Ayer en Valencia, mañana en Barcelona, pero hoy en Benicàssim. Aunque hoy es sólo para descansar. Es la segunda vez que estás por estas tierras, la primera fue en 1992 en el añorado Café del Mar del Grao de Castellón.

C.M: Sí, estoy encantado de disfrutar un tiempo de relax con amigos. Me encanta esta zona, es como estar en casa, el paisaje y el clima son muy parecidos a los de San Diego y la gente es muy acogedora.

M: ¿Quién te motivó en la música?

C.M.: Empecé a tocar la trompeta y el fliscorno, pero no tardé en cambiarme al saxo alto a los 13 años. Aproximadamente entre los 13 y 14 años empecé a escuchar jazz, sobre todo a Duke Ellington y Charlie Parker. Afortunadamente vivía a cinco minutos andando de la casa de Barry Harris y fue con él con quien empecé a estudiar música y jazz a los 15 años. Realmente la influencia de Barry Harris fue decisiva en mi carrera musical.

M: ¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

C.M.: Oh! Son muchísimas (pausa, ojos cerrados) Bien, citaré algunos de los más importantes, Charlie Parker, Duke Ellington, George Gershwin, Richard Strauss, Bach, Bela Bartok, Billie Holliday, el Blues…

M: ¿Por qué elegiste tu instrumento?

C.M.: Sin duda por su sonido, es a la vez dulce, rotundo y sexy, es como la voz humana. Pero también por su apariencia, por su forma, es un instrumento muy bonito (risas y asentimiento por ambas partes) La trompeta, en cambio es más estridente.

M: Dices que la trompeta es estridente, pero a ti te gusta pasearte por los registros agudos, conservas al menos un poco de alma de trompetista.

C.M.: (Risas) es cierto, quizá porque yo empecé con la trompeta.

M.: Por cierto, si no existiera el saxofón ¿que instrumento tocarías?

C.M.: La trompeta (sin pausas ni titubeos, acompañando la respuesta de una sonrisa)

M: ¿Qué recomendarías a un principiante en tu instrumento?

C.M.: Que conecte con su instrumento a través del canto y que practique pensando en el canto tanto como pueda. El sonido tiene que estar en la cabeza y en la garganta, en la voz, antes que en el instrumento.

M.: ¿Qué le recomendarías a un saxofonista para mejorar?

C.M.: Que practique mucho con el metrónomo y que practique mucho el leguaje y el fraseo.

M.: ¿Y para mejorar el lenguaje y el fraseo?

C.M.: Escuchar gran variedad de música y de músicos, no sólo de un estilo, en este caso el jazz. Hay que aprender a extraer la parte más importante de un fragmento o de una frase, al igual que hacemos en la lectura de textos. El núcleo de la frase, aquello que mejor define lo que estamos escuchando es con lo que nos tenemos que quedar e incorporar a nuestro lenguaje. Esto lo considero muy importante para mejorar nuestro lenguaje.

M.: ¿Cuál es el estilo en el que te sientes más cómodo?

C.M.: El bebop (rotundo). Aquí tengo que decir algo. Para mí el bebop es el estilo más importante porque abarca al resto de estilos del jazz. Si eres capaz de tocar bebop, eres capaz de tocar cualquier estilo dentro del jazz. Es bueno dedicarle mucha atención y mucho estudio al bebop para progresar en el jazz.

M.: ¿Cuáles son tus intérpretes favoritos?

C.M.: Están todos muertos (sonríe) Duke Ellington, Charlie Parker, Bud Powell, Bill Evans, Pepper Adams, Barry Harris.

M.: ¿Y cuáles son tus compositores favoritos?

C.M.: George Gershwin, Duke Ellington, Cole Porter, Bach, etc.

M.: ¿Cuál es tu configuración favorita en tu instrumento?

C.M.: Mi saxo es un alto Selmer Mark VI de 5 dígitos, uso una boquilla Meyer del número 6, y una caña Vandoren del número 3 (no especifica modelo).

M.: ¿Por qué elegiste el saxo alto en vez de otro registro?

C.M.: Por la tesitura y el timbre, también por la influencia de Charlie Parker.

M.: ¿Es el saxo alto más difícil de tocar que el tenor, por ejemplo?

C.M.: Sin duda, sacar un buen sonido con el saxo alto es más difícil que con el saxo tenor, requiere dedicarle más tiempo a explorar y trabajar más el sonido. También es más difícil afinar con el saxo alto que con el saxo tenor.

M.: En 1988 grabaste el sonido del saxo de Charlie Parker en la banda sonora de la película Bird, de Clint Eastwood ¿qué tal fue la experiencia?

C.M.: Fue un honor y una gran experiencia.

M.: ¿Cuáles son tus aficiones, aparte de la música?

C.M.: La lectura. En especial todo lo relativo a la civilización sumeria.

M.: ¿Por qué?

C.M.: Porque en su origen está el origen de la actual civilización, lo que nos conecta con la Creación.

M.: Muchas gracias Charles por atendernos tan amablemente. Ha sido un honor para nosotros poder compartir tu tiempo, tu sabiduría, tu talento y tu humanidad.

Esperamos volver a verte pronto

Charles-McPherson-3Hot Cool para Majazzine

Benicàssim, España 30 – 04 – 2015