Category Archives: Hard bop

Rick Margitza Quartet

 

rick-margitzaFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 10 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Rick Margitza, saxo tenor; Pierre de Bethman, piano; Daryll Hall, contrabajo; Andrea Michelutti, batería

Rick Margitza (1961, Dearborn, Michigan) nació y creció envuelto en música. Su abuelo paterno, húngaro,  tocaba el violín,  como su padre, quien formó parte de la Detroit Symphony Orchestra.

Estudió violín, piano y oboe, para finalmente recalar en el saxo. Giró con artistas tan famosos como Maynard Fergurson, Flora Purim, Miles Davis, Eddy Gómez, McCoy Tyner y Chick Corea, entre otros. En 2003 se mudó a París desde donde sigue desarrollando su carrera.

Sus principales referencias son Wayne Shorter, John Coltrane y Michael Brecker.

También es conocida y reconocida su faceta de compositor. Además de componer temas de jazz, también compone obras de corte clásisco, tales como un concierto para saxofón y orquesta, así como dos sinfonías.

rick-margitza-2Bien, después de esta breve biografía hablemos del concierto. Como ya consta en la cabecera de esta crónica, se presentó  en un formato clásico de cuarteto, con Pierre de Bethman en el piano, Darryl Hall en el contrabajo y Andrea Michelutti en la batería. De músicos tan virtuosos no se podía esperar más que una cosa: CONCIERTAZO.

Obviamente Rick Margitza era el lider, pero es que el resto ¡a cual mejor! Rick es un contrastado virtuoso cuya elocuencia musical cautiva a la primera nota, su sonido y su estilo están a caballo entre el cool y el hard bop, aunque modula a estilos más raciales cuando así lo impone el tema o el momento musical. Estuvo sensacional en todo momento, tanto en los fast-time como en las baladas, especialmente en la que dedicó con ironía a su país natal, Estados Unidos, que fue la balada “Cry me a river”

Alternó standards pero interpretó mucha obra propia.

Pierre de Bethman fue la sorpresa de la noche, un pianista exquisito que sabe arropar al solista pero que solea espléndidamente, estuvo fantástico toda la velada.

Daryll Hall estuvo espectacular, con improvisaciones estratosféricas, más propias de un guitarrista que de un contrabajista.

Andrea Michelutti es un baluarte en su instrumento. Asiduo del trío de Jerry Bergonzi, está acostumbrado tanto al saxo como al estilo al que se adscriben ambos saxofonistas. Fabuloso.

Un concierto digno de los mejores festivales de jazz del mundo, un verdadero acierto de la organización.

Hot Cool para Majazzine

 

 

Charlando con Víctor Jiménez

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Víctor Jiménez es un joven talento del jazz nacional. A sus 25 años se ha ganado merecidamente un puesto destacado entre la élite. Su instrumento habitual es el saxo alto, aunque no desdeña el soprano ni el EWI (Electronic Wind Instrument). A pesar de su aparente bisoñez atesora un estilo y un lenguaje que para sí quisieran muchos jazzmen veteranos. Digno heredero y cultivador del bebop y hardbop no opone ningún remilgo para coquetear con cualquier estilo. Ferviente admirador de los Simpson y de los vídeo-juegos, nos honra hoy con su visita a Majazzine

A un servidor le encantaría huir de los clichés y de los tópicos a la hora de transcribir estas charlas en aras de la originalidad, pero me resulta imposible describir al personaje de manera original. Mi repertorio de epítetos, sinónimos, metáforas, alegorías, hipérboles y demás tropos me temo que está sobradamente agotado y además, como dice el sabio personaje manchego, “que sepáis que ser, es”, así que ¿por qué no nombrar a las cosas por su nombre?

Su aspecto juvenil y su sencillez no dejan entrever el enrome músico que alberga este valenciano nacido en 1991. Con la misma naturalidad que charla, conversa a través de su instrumento, sin aspavientos, sin alharacas, concentrado en su discurso, ofreciendo lo mejor de su música, abiertamente, sin condiciones pero también sin concesiones resultadistas. Sobrio y fresco a la vez, se expresa como un curtido bopero de los 40, con tantos recursos lingüísticos con los que podría – si el fuelle se lo permitiera- estar improvisando muchos minutos sin resultar redundante, con un sonido pleno, rotundo pero a la vez dúctil, maleable, manejándolo a placer según los requerimientos expresivos de cada paisaje sonoro.

Pero dejemos que hable el maestro.

MAJAZZINE ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

VÍCTOR JIMÉNEZ En mi familia siempre ha habido un ambiente favorecedor del aprendizaje musical. De pequeño, mi curiosidad por la música y el interés de mis padres me llevaron a ingresar en una banda de música y a partir de ahí empecé a desarrollar mi carrera musical.

MJZZN ¿Qué persona te impulsó o te motivó para que estudiaras música?

VJ Más que personas fue la música en sí misma, como ya he dicho en mi casa siempre existió un ambiente musical y la música era una atracción en sí misma. Explorando algunos músicos encontré a Bob Mintzer y ello no hizo más que reforzar mi deseo de sondear en profundidad el universo que se abría ante mi, no resultó difícil decidirse.

MJZZN ¿Cómo y cuando te interesas por el jazz?

VJ A los 15 años. A mi padre le gustaba el jazz y solía escucharlo en casa. En cierta ocasión, Latino Blanco impartió un taller de jazz en mi banda de música, lo cual suscitó mi interés por este género musical y ya, posteriormente, de la mano de Vicent Macián -que fue mi primer profesor de saxo de jazz- me adentré en este mundo.

MJZZN ¿Por qué elegiste el saxo como tu instrumento?

VJ Yo tocaba el piano y quizá –no lo recuerdo bien- fuera mi padre quien me aconsejara ingresar en la banda de música, el saxo fue mi elección. Me divierte más tocar el saxo porque tocas con más gente, interactúas, conversas…

MJZZN ¿Cuales son tus principales influencias musicales?

VJ Stefano di Battista, Perico Sambeat, Bob Mintzer, Kenny Garret, Cannonball Adderley, John Coltrane y muchos más, pero no sólo saxofonistas, también suelo transcribir intérpretes de otros instrumentos tales como Chet Baker.

MJZZN ¿Si no tocaras el saxo qué instrumento tocarías?

VJ La guitarra eléctrica, pero con distorsión y overdrive, me gustan mucho los solos de guitarra eléctrica, me parece un instrumento muy lírico.

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

VJ Hay tres aspectos que a mi me parecer son básicos y a la vez los más importantes para progresar en la música, una es transcribir la música que te guste, el intérprete que te guste, no hace falta transcribir en papel, únicamente es necesario transcribir de oído, intentando reproducir lo que escuchas. Otra herramienta muy importante es grabarse fragmentos y escucharlos con actitud crítica pero lo más objetiva posible, es decir, no sólo detectando las cosas que no nos gustan sino también las que te gustan. Y por último estudiar con metrónomo, es muy importante saber tocar con el pulso concreto de cada pieza.

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su técnica?

VJ Exactamente lo mismo que he respondido en la pregunta anterior

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su lenguaje?

VJ Más de lo mismo, lo que he respondido en la penúltima pregunta

MJZZN ¿Con qué estilos del jazz te sientes más cómodo?

VJ En realidad con todos, aunque hasta la fecha he desarrollado más el bebop, el hardbop y el fusion, pero no me gusta cerrarme puertas, me interesa cualquier música que atraiga mi atención.

MJZZN ¿Cuales son tus aficiones aparte de la música?

VJ Me gustan mucho los vídeojuegos y también la gastronomía. Soy un incondicional de los Simpson (devoción compartida por quien suscribe, a mucha honra).

Y con la misma naturalidad con que comenzamos la entrevista la finalizamos y nos emplazamos para otros menesteres muy del gusto del joven maestro, pues nos fuimos a comer.

Hotcool para Majazzine

Concierto Ronald Baker Quartet

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
RONALD BAKER

Ciclo: XXIV Jazz a Castelló

Lugar: Teatre del Raval de Castelló de la Plana

Dia: y hora:  19 de febrero de 2016, 22:30h

Producción: Blau Records

Promoción y financiación: Ajuntament de Castelló de la Plana y Diputació de Castelló.

Músicos: Ronald Baker, trompeta y voz; Gerard Nieto, piano; Joan Motera, contrabajo; Xavier Hinojosa, batería.

Ronald Baker consiguió abarrotar el aforo del Teatre del Raval, como cada vez que comparece ante el público de estos pagos, pues cuenta con una nutrida legíón de seguidores y seguidoras. Además de su incuestionable cualidad como trompetista y vocalista, Ronald hace gala de un arrollador arte escénico, una simpatía y, por qué no decirlo, un activo muy importante: un imponente físico que a punto de entrar en la quinta década, aún mantiene encandilados a sus múltiples incondicionales. Decididamente es un animal de escenario, hábitat en el que se encuentra totalmente cómodo y motivado, consiguiendo sin esfuerzo que el público se entregue e integre como parte activa del espectáculo.

Consciente de las espectativas de la audiencia, Ronald Baker ofreció un repertorio muy adecuado para que el respetable respondiera e interactuara desde la primera nota. Estuvo compuesto por los temas como Have you met miss Jones, Ceora, Misty, Don’t get around much anymore, Pennies from heaven, Take the A train y Saint Thomas y un blues de bis como mandan los cánones.

En algunos temas como Don’t get around much anymore, Pennies from heaven o Take the A train, exhibió su faceta de cantante de raza y raíces y en la primera de ellas también se mostró como un consumado Skatter, improvisando vocalmente sobre la armonía del tema. Además reclamó la participación del respetable como en Take the A train en la que el aforo entero coreó al unísono la onomatopeya del tren, silbido incluido.

Estuvo muy bien acompañado, no sólo por el respetable, también en el escenario, con Gerard Nieto en el piano, Joan Motera en el contrabajo y Javi Hinojosa en la batería, una sección rítmico-armónica de lujo para la ocasión. Sin desmerecer al resto, Gerard estuvo exquisito, como de costumbre.

Ronald Baker mantuvo el listón alto desde el principio, dentro de los límites del lenguaje del swing, el bebop y el hardbop, con sabor y aroma decididamente arraigados en los orígenes del género y en cuanto a la interpretación estuvo cálido, energético, pero al mismo tiempo fino, comedido, contextual, sin incurrir en los excesos de sobreagudos a los que son propensos algunos trompetistas, primando en todo momento el sentido melódico.

En definitiva, un concierto de los que hacen y perpetúan la afición por este género.

Hot Cool para Majazzine.

Foto: Klara Ríos.

Entrevista: Ricardo Belda

Ricardo-piano-3Contradiciendo a lo que pregona la famosa canción “Como hemos cambiado”, que tantas veces habrá interpretado en sus giras con Presuntos Implicados, Ricardo –afortunadamente- no ha cambiado desde que nos conocimos hace ya unos cuantos años. Sigue atesorando esas mismas cualidades que te hacen sentir cómodo en su compañía. A pesar de su grandeza como músico, sigue siendo una persona humilde, modesta, próxima, sosegada, comedida.

Discípulo aventajado de Joshua Edelman, este valenciano ha crecido como músico entre zarzuelas, boleros, música sacra, rock, pop y finalmente el jazz en el que se ha nutrido de forma ecléctica de los grandes del género. Ricardo es un todoterreno que no denosta ningún estilo pero es en el hard bop donde se siente más a gusto.

Ha ejercido de líder y de sider con grandes intérpretes del jazz, pero también ha sido uno de los bastiones del famoso grupo Presuntos Implicados, con los que ha girado por todo el mundo. También ejerce la docencia y la dirección de big bands.

El trío es el formato en el que se siente más cómodo y no deja de elogiar, respetar y admirar a sus amigos y compañeros Lluis Llario y Felipe Cucciardi, con quienes ha compartido escenario en innumerables ocasiones.

Planteo la entrevista en clave de tertulia y continuamente tengo que moderarme a mi mismo, Ricardo deja hablar, y a mí que no me gusta…

La banda sonora de la cafetería no es muy adecuada para la ocasión: éxitos del momento intercalados con los de otros momentos, como por ejemplo “Como una ola “ de Rocío Jurado, distraen continuamente mi atención (que no la de Ricardo). Llámame “tiquismiquis”, pero se me hace difícil hablar de Miles Davis, McCoy Tyner, Tete Montoliu, Bill Evans, Thelonious Monk etc. con esa música de fondo, que me perdonen los rociistas y los momentistas.

Por fin sirven la consumición y nos centramos en la entrevista:

Majazzine: ¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

Ricardo Belda: Aproximadamente a la edad de 6 – 7 años. Mi padre era un gran melómano, sobre todo le gustaba la zarzuela y los boleros. En casa teníamos un piano que me llamaba mucho la atención y esta conjunción de factores despertaron mi interés por la música en general y por el piano en particular.

M: ¿Cómo y cuándo te interesas por el jazz?

RB: A los 16 años asistí a un concierto de Tete Montoliu que dejó en mi una profunda huella.

M: ¿Por qué elegiste el piano como instrumento?

RB: Como ya te he dicho antes, el piano que había en casa me atraía sobremanera, pero un buen día el viejo piano dejó de funcionar y no tenía arreglo posible. En esas circunstancias me interesé por la guitarra e hice mis pinitos con ella. Pero mi afinidad por el piano nunca desapareció, y se vio reforzada por el hecho de que en el colegio empecé a estudiar órgano con 12 años y poco a poco y tras el detonante del concierto de Tete Montoliu fui decantándome por mi actual instrumento, el piano.

M: ¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

RB: De niño me impactó el descubrimiento de los Beatles, esos sonidos, esas armonías, llamaron poderosamente mi atención, era algo diferente y atractivo y creo que a partir de ese momento empecé a pensar que mi futuro podía pasar por dedicarme a la música profesionalmente.

Posteriormente, son dos los hitos que me marcaron definitivamente, el citado concierto de Tete Montoliu y un concierto de McCoy Tyner al que asistí en Terrassa, fueron dos auténticas revelaciones musicales e instrumentales.

M: Si no tocaras el piano ¿qué instrumento te gustaría tocar?

Algún instrumento no solista, como el contrabajo o la batería

M: ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

RB: Que escuchara mucha música, sobre todo jazz y que asistiera a clase con un profesor, que además de docente fuera intérprete. Creo que un buen docente es mejor docente si está en activo como intérprete.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista para mejorar su técnica?

RB: Aparte de la recomendación anterior, la de asistir a clase con un buen profesor, que se ejercitara en el control de su musculatura, en evitar tensiones innecesarias, en tocar con la mayor relajación posible. Aparte de mejorar la técnica previene lesiones.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista o a cualquier músico para mejorar su lenguaje?

RB: Transcribir solos de aquellos intérpretes que sean de su gusto. No hace falta hacer transcripciones completas de solos, basta con comenzar por pequeños motivos para ir asimilándolos e incluirlos en su léxico y su estilo.

M: ¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

RB: Uf! Son muchos, pero si tuviera que elegir, por ejemplo, una terna, te diría Herbbie Hancock, Bill Evans y McCoy Tyner.

M: ¿Quiénes son tus compositores favoritos?

RB: Bueno, aquí estamos en las mismas, pero elegiré a los tres primeros que recuerde: Thelonious Monk, Henry Mancini y Duke Elllington.

M: ¿Qué disco recomendarías?

RB: Kind of Blue.

Nota de Majazzine: Aquí surgió espontáneamente una tertulia del que se ha considerado el pináculo de los registros sonoros del jazz, sesgada, lógicamente hacia su instrumento, personificado por Bill Evans. Comentamos también el chasco que se llevó el pianista Wynton Kelly, quien en aquel momento era el pianista estable del grupo de Miles y al llegar al estudio se enteró de que el que iba a grabar era Bill Evans, aunque finalmente Kelly grabó el tema Freddie Freeloader. También hablamos de la autoría de Blue in Green que se la atribuyó Miles Davis, pero que en realidad fue compuesto por Bill Evans, etc., en fin, transcirbir el contenido de lo que hablamos de Kind of Blue, sería excesivamente ocioso e iterativo ¿Qué no se ha dicho de esta obra maestra y de sus intérpretes?

M: Háblanos de tus aficiones extra-musicales.

RB: Practico deporte, en concreto la natación y la carrera –qué raro, no haya empleado el término running– la natación en verano y la carrera en invierno. Otra de mis aficiones es la lectura.

M: ¿Nos recomiendas algún libro?

RB: Sí claro, por ejemplo “La Tregua” de Mario Benedetti. En el ámbito del jazz recomendaría la biografía de John Coltrane.

M: Siéntete libre de comentar cualquier cosa.

RB: Bueno, invitaría a las personas a las que dicen que no les gusta el jazz a que asistieran a algún concierto y que decidieran después.

Bueno, hasta aquí la entrevista en su parte más formal.

Hubo infinidad de incisos en los que hablamos de muchos músicos, pero con dedicación especial a la figura de Wes Montgomery por su originalidad y maestría. Anécdotas múltiples que darían para una serie de entrevistas, pero la de hoy finaliza aquí.

Gracias Ricardo por tu generosidad y por tu maestría y sigue regalándonos los oídos y honrándonos con tu amistad.

Hot Cool para Majazzine.

Scott Hamilton Quartet

Lugar: Pizza Express – Londres OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dia: 3 de enero 2015-01-07

Hora: 21:00h

Entrada: 23 £

Intérpretes: Scott Hamilton (saxo), John Pearce (piano), Dave Green (contrabajo), Steve Brown (batería).

 

Hacía tiempo que Scott Hamilton no visitaba el escenario del Pizza Express de Londres, lo que había generado una gran expectación por la vuelta de este gran músico.

Scott es uno de los saxofonistas en los que la tradición de los clásicos es más evidente. Su calidez es sucesora directa de los sonidos que proporcionaban a su saxo Lester Young y Coleman Hawkins.

Hamilton es hoy día uno de los jazzmen con mayor actividad en todos los escenarios del mundo. Pocos son los días en que su trabajo no es oído en directo en los clubs y auditorios más importantes.

En esta ocasión, se presentó en Londres con un magnífico trío de músicos con los que ya había compartido escenario en anteriores ocasiones. Su gran amigo John Pearce fue un apoyo armónico imprescindible durante todo el concierto, adquiriendo más y más protagonismo tal y como iban desarrollándose los solos. Le siguió de cerca el gran contrabajista Dave Green, heredero directo del gran Ray Brown. En la batería, con un papel más discreto pero no menos importante, uno de los músicos más solicitados de Londres: Steve Brown.

Durante los dos pases de una hora cada uno que duró la actuación, Scott y sus músicos fueron desgranando poco a poco, con gran sabiduría y con el buen hacer que les caracteriza, una serie de estándards, la mayoría reconocibles por el público que llenaba el Pizza Express. Love Letters, Green Dolphin Street, e incluso Girl from Ipanema fueron algunos de los temas que regalaron a la audiencia.

Scott tiene la gran habilidad de saber estar dentro de distintos estilos. Aunque su gran influencia ha sido el cool jazz, es capaz de pasar por el swing y sentirse como pez en el agua con temas de hard bop. Sus frases largas, su sonido cálido y su conocimiento del lenguaje jazzístico le hacen hoy por hoy uno de los saxofonistas más importantes e imprescindibles del panorama del jazz.

En este concierto la comunicación con el público fue fluida desde el primer momento, consiguiendo hacer volar a la audiencia hasta territorios donde pocos artistas son capaces de llegar.

Scott dejó el escenario del Pizza Express con la misma energía con la que empezó y a la que nos tiene acostumbrados en todas sus actuaciones.

Entrevista: Josep Maria Farràs

Benicàssim 12/12/2014

Farràs 15

Josep Maria Farràs, es un trompetista legendario, de los que han marcado el rumbo del jazz en España. Sencillo, afable y humilde en la conversación, se transfigura en escena cuando toca la trompeta. Parafraseando a Benny Golson y haciendo uso de su referencia a Clifford Brown, encontramos bastantes paralelismos entre ambos jazzmen. “Clifford era un tipo muy tranquilo, hasta que cogía la trompeta” decía Benny Golson. Farràs marcó un hito en la trompeta de jazz en España, con su estilo inconfundible que se nutre de los más grandes de su especialidad. Al igual que su inseparable compañero Toni Solà, su culto es el hard-bop “me paré en los 60”. Bendita “paradinha”, añado. Josep María huye de los estereotipos, del academicismo y del boato, pero es una cátedra ambulante de jazz, y en su departamento pululan eméritos adjuntos como Toni Solà y un joven becario Marc Martí que dará mucho que hablar en un futuro próximo.

Tomamos asiento en las butacas de la primera fila del auditorio y comenzamos nuestra charla.

P: ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

R: Mi familia regentaba una tienda de instrumentos musicales en Terrassa y yo tenía un contacto muy directo con la música y los instrumentos.

P: ¿Qué persona te impulsó/motivó a estudiar música?

R: Quizá el ambiente familiar en el que la música estaba presente en todo momento

P: ¿Por qué elegiste tu instrumento?

R: Empecé a tocar el saxo pero un músico holandés me convenció de que tocara la trompeta

P: ¿Cuando y cómo te interesas por el jazz?

R: Alrededor de los 15- 16 años, comencé de forma autodidacta. Luego estudié en el conservatorio y un profesor intentó disuadirme de que no tocara “jacs” que eso no era música

P: ¿Cuales son tus principales influencias musicales?

R: Charlie Parker, Louis Armstrong, Dizzy Gillespie, Clifford Brown, Miles Davis, en general los maestros del hard bop. Me paré en los 60.

P: Si no tocaras la trompeta ¿que instrumento tocarías?

R: El saxo

P: Qué le recomendarías a un trompetista principiante?

R: Que escuche y transcriba mucha música

P: ¿Y para mejorar su técnica?

R: Que asista a clases de instrumento

P: ¿Y para mejorar su lenguaje?

R: Que escuche mucha música

P: ¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

R: Con el hard-bop, bebop, el cool, el blues, etc. pero también me gusta escuchar música clásica y concretamente algunas óperas y también música étnica.

P: ¿Quienes son tus intérpretes favoritos?

R: Charlie Parker, Louis Armstrong, Dizzy Gillespie, Clifford Brown, Miles Davis, etc.

P: ¿Quienes son tus compositores favoritos?

R: Cualquiera de los intérpretes que te he citado anteriormente

P: ¿Podrías citar un disco?

R: Alguno de Billy Holliday o Charlie Parker.

P: ¿Cuales son tus hobbies?

R: La música

Me hubiera gustado seguir charlando con Josep María un rato largo porque es de esas personas que emanan bonhomía y sabiduría, pero quedaba poco para el concierto y mandaba el inexorable Cronos. Habrán más ocasiones.

Hot Cool para Majazzine

Entrevista: Toni Solà

Benicàssim 12/12/2014

Toni Solà 5

Toni Solà, saxofonista tenor de raza, de raíces, devoto del hard-bop e incondicional de los clásicos de la década dorada de los 50. Su característico sonido rotundo, varonil, grueso, su lenguaje ortodoxo, fluido, su dicción clara y directa hablan por él. Cuando sales de un concierto de Toni queda el regusto de lo auténtico, de lo tradicional, de la esencia de un género que domina a la perfección. “Açò és jazz” (Esto es jazz) proclamaba un espectador a la salida del concierto.

Toni nos atiende solícito al acabar la prueba de sonido y esto fue lo que dio de sí la entrevista.

P: ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

R: Aproximadamente a la edad de 8 años, empecé a interesarme de una manera seria por la música y concretamente por el jazz

P: ¿Qué persona te impulsó/motivó a estudiar música?

R: Yo mismo

P: ¿Por qué elegiste tu instrumento?

R: Es el que más me gusta, el que me deja expresar mejor mi música

P: ¿Cuales son tus principales influencias musicales?

R: Principalmente todos los grandes del hard bop.

P: Si no tocaras el saxo tenor ¿que instrumento tocarías?

R: Me gustan mucho las congas

P: Qué le recomendarías a un saxofonista principiante?

R: Que escuche mucha música

P: ¿Y para mejorar su técnica?

R: Que escuche mucha música

P: ¿Y para mejorar su lenguaje?

R: Que escuche mucha música

P: Qué parte de tu instrumento es la que más te gusta y cual la que menos te gusta.

R: Decididamente la caña es la parte del saxo que causa más quebraderos de cabeza, es la parte más indómita, quizá porque es la que más cerca está de la naturaleza. La que más me gusta es la boquilla porque es la parte que más cerca está de mi y es la que transmite la vibración sonora al resto de elementos.

P: ¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

R: Con los más genuinos, sobre todo con el hard-bop, pero también con el bebop, el cool, el blues, etc.

P: ¿Quienes son tus intérpretes favoritos?

R: Son muchos, pero por citarte algunos: Dexter Gordon, Sonny Rollins, Stan Getz, Ben Webster, John Coltrane, etc.

P: ¿Quienes son tus compositores favoritos?

R: Prácticamente los mismos intérpretes que he citado anteriormente

P: ¿Podrías citar un disco?

R: Discos que me gustan hay muchos pero si tengo que citar uno sólo, citaría una canción “Lover“, de Rodgers y Hart, interpretada por Frank Sinatra, es mi tema y mi versión favoritos.

P: ¿Cuales son tus hobbies?

R: La pintura y el cine negro

Tras esta breve entrevista despedimos y agradecemos a Toni Solà su amabilidad y nos emplazamos para conciertos venideros.

Hot Cool para Majazzine

Josep María Farràs – Toni Solà Quintet

CONCIERTO: JOSEP MARIA FARRÀS – TONI SOLÀ QUINTET

D.A. Benicàssim Farràs i Solà

Día: 12 de diciembre de 2014

Lugar: Espai de Música Mestre Vila de Benicàssim (Castellón –  España)

Músicos: Josep María Farràs, trompeta; Toni Solà, saxo tenor; Marc Martí, piano; Ignasi González, contrabajo; Xavi Hinojosa, batería

El Festival Internacional de Jazz de Benicàssim nos deparó otra jornada memorable con la actuación del quinteto comandado por Josep Maria Farràs y Toni Solà, una unión ya inscrita en el registro de parejas de hecho del jazz nacional. De hecho –no he podido contener la redundancia- su complicidad es tal que sus voces se funden en un instrumento politímbrico empastando de manera aparentemente  fácil y natural.

Parafraseando a Toni Solà -quien ejerció de maestro de ceremonias- el escenario se pobló de cuatro generaciones de músicos, desde el más veterano, el trompetista Josep María Farràs al más bisoño, el pianista Marc Martí y esa combinación de sabiduría, experiencia, groove, feeling, raíces y frescura resultó en un cóctel con muchísimo sabor, rebosante de matices, ofreciendo una amplia paleta de aromas que mutaban según la pieza que los cocineros Farràs y Solà habían escogido cuidadosamente para la ocasión.

El menú descartó de entrada platos insulsos como el lluç bollit (merluza hervida) y se adentró de lleno en el mundo de sabores, aromas, colores y texturas que ofrece el hard-bop, devoción a la que se adscriben sin ambajes los líderes del quinteto. El primer plato fue “Blues Walk” de Lou Donaldson, un entrante que marcaba a las claras el itinerario del menú. Siguió un entremés atemperado en forma de bossa nova, “Ceora” de Lee Morgan, para dar paso al conocido midtime “Bye bye blackbird” de Ray Henderson, en el que Solà destapó el tarro de sus esencias y Farràs desdobló su trompeta –merced a la sordina- en dos instrumentos que dialogaban en animada conversación. En el cuarto plato, “No problems” (A. Blakey- Jazz Messengers) del film “las amistades peligrosas, Xavi Hinojosa se explayó a placer evocando al gran Art Blakey, antes de que los vientos relajaran el tono con la balada  “Old Folks” de Willard Robinson, cuyo título hicieron propio y extensivo a la audiencia en un ambiente de complicidad total, del que brotó “Work Song” de Nat Adderley con el que se remontó el vuelo, en el cual se sirvieron unas apetitosas “Fried Bananas” de Dexter Gordon adobadas con mucho swing y groove.  El postre consistió en un gemido “Moanin’ ” de Bob Timmons. En el capítulo de bises se sirvió Black Orpheus para una digestión nocturna apacible.

Farràs y Solà son una referencia obligada en el jazz nacional, su sonido y su lenguaje son dignos herederos del legado hard-bop de los fértiles 50 y encarnan la autenticidad de las raíces más raciales del jazz. Al mismo tiempo fue una agradable sorpresa comprobar como valores emergentes como el jovencísimo pianista Marc Martí se pronuncia con la solvencia y el arte de un maestro en uno de los estilos más representativos y arraigados del género. Por su parte, Ignasi González y Xavier Hinojosa llevaron en volandas al resto y esgrimieron sus propios argumentos en sus respectivos solos. Una velada repleta de sabores que satisfizo al mejor de los gourmets. Salud.