Category Archives: Guitarra

Concierto de Ximo Tébar “Soleo” Band

Ximo Tébar Band "Soleo". The New Son MediterráneoDia: 17 de noviembre

Lugar: teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa – Sala Guirau

Hora: 21:30 h

Entrada: 16 – 18 €

Músicos: Ximo Tébar, guitarra; Ricardo Belda, piano; Víctor Merlo, bajo; Vicente Climent, batería

El famoso guitarrista de jazz valenciano, presenta junto a su banda su último trabajo, “Soleo”, en el que además de reconocer y homenajear las figuras de Jaco Pastorius y Miles Davis desarrolla su línea argumental en torno al estilo que algunos han dado en llamar jazz mediterráneo y del que señalan a Tébar como uno de sus precursores

 

Concierto Peter Bernstein Quartet

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Peter Bernstein – Castellón, a 10 de marzo de 2016

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dia: 10 de marzo de 2016

Hora: 22:30 h

Lugar: Teatre del Raval de Castelló de la Plana

Ciclo: Jazz a Castelló

Producción: Blau Records

Promoción y financiación: Ajuntament de Castelló de la Plana y Diputación de Castelló

Músicos: Peter Bernstein, guitarra; Fabio Miano, piano; Ignasi González, contrabajo; Esteve Pi, batería

Una vez más el extraordinario guitarrista americano Peter Bernstein ha recalado en nuestra ciudad para ofrecer un exquisito concierto. Este neoyorkino, nacido en 1967, que impresionó al mismísimo Jim Hall por su destreza y gusto interpretativos, atesora en su estilo la esencia de los clásicos del género pero incorporando con coherencia elementos de las nuevas tendencias. En su interpretación no es difícil identificar la trazabilidad de los grandes guitarristas de la historia del jazz como Jim Hall, Wes Montgomery, Joe Pass, etc. por citar algunos, pero su acervo no se detiene en ellos porque en su progresión interpretativa ha incorporado elementos pianísticos como pocos guitarristas han sido capaces de hacerlo, concretamente en 2008 transcribió y grabó parte de la obra de Thelonious Monk, tarea harto difícil y que Bernstein presenta de una manera que parece natural. Sabido es que a Thelonious Monk no le gustaba mucho la guitarra en el jazz y, aparte de en sus comienzos, que tocó y grabó con Charlie Christian, evitó siempre que pudo incluir una guitarra en sus formaciones instrumentales.

Lou Donaldson, quien alistó a Bernstein bien temprano en su grupo, dijo de él: “la mayoría del tiempo tienes que enseñarle a alguien lo que tiene que hacer, pero Peter lo sabe todo”.

Peter Bernstein ha compartido escenario y estudio de grabación con lo más granado del género, actuando y grabando en infinidad de celebradas ocasiones y registros. La lista es tan larga e impresionante que habría que dedicarle un capítulo aparte.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Peter Bernstein – Castelló 13/03/2016

Ya centrados en el concierto que nos ocupa, Bernstein ofreció un repertorio integrado por temas propios tales como Dragonfly, Bones (dedicada a su perro) y standards como Pannonica de Thelonius Monk, Jet Stream, Lover Man (en tiempo de vals), Blue Gardenia, Nobody else but me y un bis que arrancó el público con su ovación.

La maestría de Bernstein es tal que incluso los temas escritos originariamente para otros instrumentos melódicos o armónicos tales como la obra de Monk, los presenta como si estuvieran compuestos expresamente para guitarra, así se desprende de la coherencia, de la sensibilidad y del gusto con que adapta, transforma y recrea cada tema que interpreta.

Estuvo magníficamente acompañado por Fabio Miano, Ignasi González y Esteve Pi, músicos muy conocidos y reconocidos por el público local.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Peter Bernstein Quartet – Castelló 10/03/2015

El concierto no dejó indiferente al respetable que llenaba el aforo del teatro del Raval, es cierto que muchos de los asistentes no iban a ciegas, pues Bernstein y sus acompañantes ya nos han visitado en varias ocasiones, pero alguno de los que lo veían por primera vez nos confesó que se había quedado atónito con la calidad del concierto.

Felicitamos a la organización y nos felicitamos por la calidad de los conciertos de este ciclo que es un auténtico regalo para los aficionados al jazz, y a la cultura en general.

Como ya se dijo anteriormente y aún a riesgo de ser iterativos, un concierto de los que hacen y perpetúan la afición por el jazz.

Hot Cool para Majazzine

Fotos: Klara Ríos

Concierto Fernando Marco & Dave Mitchell Quartet

OLYMPUS DIGITAL CAMERACiclo: Jazz al Pati de les Aules

Lugar: Castelló de la Plana, Pati de les Aules

Día y hora: 25 de septiembre de 2015, 22:30 h

Músicos: Dave Mitchell, guitarra; Fernando Marco, guitarra; Lluis Llario, contrabajo; Felipe Cucciardi, batería

El pasado 25 de los corrientes se celebró el concierto que cerraba el ciclo “Jazz al Pati de les Aules” que contó con el patrocinio de la Diputación Provincial de Castellón y la organización de la productora local Blau Records.

Como los aficionados recordarán el ciclo comenzó el día 4 de septiembre con la actuación de Julio Montalvo, el trombonista cubano, a la que sucedieron la de David Philips, el guitarrista y vocalista británico, Celia Mur, la cantante granadina con su cuarteto y finalmente el cuarteto del que ahora nos ocupamos.

No es muy frecuente encontrar cuartetos liderados por dos guitarristas y menos aún que éstos tengan una estabilidad a lo largo del tiempo.

Dave y Fernando son una pareja de hecho de la guitarra de jazz y ya han firmado en régimen de gananciales un par de magníficos trabajos discográficos “Plectrology” y “Contra las cuerdas”, ambos producidos por la productora discográfica y de conciertos “Blau Records”. Al margen del estudio, han ofrecido innumerables conciertos tanto en formación de dúo como de cuarteto. Su complicidad e inteligencia es tan estrecha que cuesta diferenciar dónde acaba la guitarra de uno y comienza la del otro, cada uno con su estilo propio, con su técnica, con su lenguaje, con su articulación, pero, si me permiten la analogía biológica, se podría afirmar que son guitarristas univitelinos, madurados y alimentados por la misma maternidad, la de Wes Montgomey, nexo, origen y fuente de inspiración común

Ofrecieron un concierto memorable, orbitando sobre un centro de gravedad mutuo, que es la admiración y devoción por, quizá el más grande guitarrista de jazz de todos los tiempos, el ya citado Wes Montgomery, al que no se cansaron de evocar en cada tema, en cada frase, en cada acorde, en cada improvisación.

El repertorio estuvo compuesto por conocidos standards tales como Road Song, Moon Glow, Hershy bar, Lazy afternoon, Bye bye blackbird, Estate, Laila y Tangerine.

En Bye bye blackbird, compareció en el escenario el excelente trompetista italiano Franco Baggiani que continuó con una magnífica versión de Estate.

En el contrabajo estuvo un fantástico Lluis Llario, sobrio en los acompañamientos e intrépido y atrevido en los solos, en la línea de lo que ya nos tiene acostumbrados

Y en la batería, con la finura, la sensibilidad, y la precisión quirúrgica de un grande, Felipe Cucciardi, genial como siempre.

La velada se hizo corta y el ciclo también, así que agradecemos a la Diputación de Castellón el patrocinio y esperamos ver la continuidad de este ciclo cultural que ha tenido una muy buena acogida por parte del público de Castellón que sabe apreciar las ofertas culturales de calidad.

Castelló de la Plana, 25 de septiembre de 2015,

Hot Cool para Majazzine

Concierto Gustav Lundgren

OLYMPUS DIGITAL CAMERADía: 3 de septiembre de 2015

Lugar: Espai de Música Mestre Vila (Benicàssim)

Hora: 22:30h

Músicos: Gustav Lundgren (guitarra), Fredrik Carlquist (saxo), Tom Warburton (contrabajo).

El pasado 3 de septiembre de 2015, tuvo lugar en l’Espai de Música Mestre Vila de Benicàssim el concierto del trío que lidera el guitarrista sueco Gustav Lundgren, acompañado por el saxofonista, también sueco, Fredrik Carlquist y el contrabajista norteamericano Tom Warburton.

Esta formación, desprovista de percusión, exige mucho del propio trío pero más concretamente del contrabajista que soporta en muchos fragmentos el peso de la conducción rítmico-armónica.

Tom Warburton no sólo brilló con luz propia en las improvisaciones, sino que condujo con aparente facilidad y sobrada solvencia al trío durante todo el concierto.

Fredrik Carlquist suele recalar por estos pagos, regalándonos los oídos con su sonido y su dicción clásica, muy del estilo de Stan Getz. Pero esta vez nos sorprendió con una deriva hacia un sonido aún más clásico, más inspirado en Dexter Gordon, Ben Webster o Lester Young, con un sonido grueso y cálido rico en subtonos y armónicos, más pendiente del lirismo que de la exhibición técnica, apoyado en una configuración ad hoc con su saxo vintage SML y su boquilla Phillinger.

Llegamos al líder, Gustav Lundgren, exquisito guitarrista que se bate con solvencia en diferentes lides tales como el género Gipsy y los múltiples estilos del jazz, en los que destaca por su prodigiosa técnica, que le permite construir fantásticos solos de improvisación sin abandonar la coherencia melódico-armónica. A pesar de su juventud Lundgren es un maestro consolidado y ha recibido prestigiosos reconocimientos tanto por parte de grandes figuras del jazz como George Benson o Jimmy Rosenberg, como por parte de medios especializados.

El concierto ofreció un repertorio con obras de corte clásico con el que el público se sintió plenamente confortable e identificado, enraizado en las bases del género pero sin renunciar al virtuosismo tanto colectivo como individual.

El trío se arriesgó con un par de piezas muy exigentes por su alta dificultad técnica, tales como “Tricotism” de Oscar Pettiford y “The Eels Nephew” de Bud Freeman que pusieron bien a las claras la alta calidad interpretativa de los miembros del trío.

Completaron el repertorio: “Tickle Toe” de Lester Young, “Frolics on the roof” de Fredrik Carlquist, “A smooth one” de Charlie Christian, “Aqua Leon” de Gustav Lundgren, “Darn that dream” de Jimmy Van Heusen, “Cloe” de Gustav Lundgren, “Creme Mandarin” de Fredrik Carlquist y “Beatiful land of life” de Fredrik Carlquist.

Una delicia de concierto.

 

Benicàssim, 3 de septiembre de 2015

Hot Cool para Majazzine

Entrevista: Peter Bernstein

Peter-Benstein5-BNEste neoyorquino comenzó a tocar el piano a la edad de 8 años, pero a los 13 empezó a tocar la guitarra de oído. Estudió jazz en la universidad de Rutgers con Ted Dunbar y Kenny Barron y completó sus estudios en la Nueva Escuela de Nueva York, dónde coincidó y estudió con Jim Hall, uno de sus mayores mentores y su mayor influencia musical. En 1990 Jim Hall le invitó a tocar a dúo en un festival en el que también tomaban parte John Scofield y Pat Metheny. Este dúo ha perdurado a lo largo de la carrera de Peter.

Peter ha tocado con una lista interminable de grandes figuras del jazz y hoy en día es uno de los baluartes de la guitarra de jazz, digno heredero de su mentor, profesor, compañero y amigo Jim Hall, quien había fallecido tan sólo 9 días antes de este concierto.

Coincidimos con Peter en la master class que ha ofrecido previa al concierto con Fernando Marco e Ignasi González en Benicàssim (Castellón, España), tras la cual nos sentamos en una cafetería a charlar mientras cenamos con Fernando e Ignasi. Peter es un tipo sencillo, cercano, simpático, con el que se puede hablar de cualquier tema y así lo hacemos, pero llega el momento de hablar de él, asiente, se acomoda en su silla y comenzamos la entrevista.

P: ¿ Cuando y cómo te interesas por el jazz y concretamente por la guitarra de jazz?

R: Como muchos guitarristas de jazz fue cuando escuché los discos de  Wes Montgomery, a partir de aquí me interesé por el jazz y la guitarra y empecé a tocarla, primero por mi cuenta y luego tomando clases.

¿Cuál es tu guitarrista favorito?

– Es realmente difícil para mi contestar a esta pregunta porque me gustan muchos guitarristas y no sólo de jazz sino de todos los estilos, y no sólo guitarristas, sino cualquier músico de cualquier instrumento de cualquier estilo.

¿Cuál es tu compositor favorito?

– Es difícil destacar sólo a uno pero podría citar a Thelonious Monk, Debussy, Wayne Shorter y realmente muchos más, puedes escribir eso.

Precisamente, hablando de Monk, en 2008, publicaste un CD con ese mismo nombre, con Doug Weiss en el contrabajo y Bill Steward en la batería. Era un trabajo arriesgado pues es sabido que Monk, excepto en el principio de su carrera en el que grabó con Charlie Christian, no solía tocar con guitarristas, parece ser que no le gustaba mucho la guitarra de jazz y por otro lado la transcripción de la obra de Monk a la guitarra no fue una tarea fácil.

– Efectivamente fue una tarea dura, pues las armonías de Monk me obligaban a utilizar extensiones extremas o en otras ocasiones utilizar cuerdas al aire pero, al mismo tiempo, el reto era muy atractivo para mi porque la música de Monk es especial, me gusta mucho y ahí está el disco.

A todos los músicos, pero especialmente a los guitarristas les gusta conocer detalles técnicos, vamos un rato por este camino ¿Cuál es tu guitarra favorita?

– Mi guitarra. Esta me la constuyó un luthier amigo mío según mis preferencias personales y estoy muy contento con ella, me da el sonido y la ergonomía que yo busco

¿Qué tipo y calibre de cuerdas usas?

– Uso los siguientes calibres 14, 18, 26, 32, 42, 54.

¿Y qué púa usas?

– Jim Dunlop Jazz XL

¿Con qué formación te encuentras más cómodo, solo, dúo, trío, etc.?

– Con todas

¿Qué libro recomendarías a un estudiante de guitara de jazz?

– Los de Jim Hall y los de Ted Dunbard

Si no fueras guitarrista ¿qué instrumento tocarías?

– Saxo o piano

En este momento nos sirvieron unas deliciosas tapas que invitaban a masticar más y hablar menos, con lo que decidimos dar por terminada la entrevista.

Benicàssim 19 de diciembre de 2013

Hot Cool para Majazzine.

Entrevista: Pat Martino

Pat Martino 5Entrevistamos a uno de los guitarristas de jazz más importantes de la actualidad. A su indiscutible calidad musical se le añade una asombrosa historia personal de superación.

Pat Azzara (Martino, artísticamente) nació en Philadelphia en 1944 y comenzó muy joven, a los 12 años, a tocar la guitarra de jazz. A los 15 años ya estaba tocando como profesional y ganando dinero por ello.

Se podría decir que Pat Martino ha hecho dos carreras musicales en una misma vida.

Ascendió tempranamente al Olimpo de elegidos del jazz, dado que a su natural talento se le unió la indiscutible influencia de su padre, Carmen “Mickey” Azzara, que cantaba en los clubs locales y había estudiado algo de guitarra. Fue él quien llevó a Pat a escuchar y reunirse con Wes Montgomery y otros músicos de primera fila.

Pat coincidió con John Coltrane en las clases de música, con quien tomaba chocolate caliente mientras hablaban de música.

Su éxito precoz le llevó a integrar bandas de rock y su primera gira fue con el organista de jazz Charles Earland, un amigo de bachiller. A partir de aquí comenzó su ascenso imparable en el escalafón del jazz.

Más tarde se mudó a Harlem para sumergirse en el “soul jazz”.  El trío de órgano de jazz le caló profundamente, tanto que hoy en día es uno de sus formatos favoritos, como el que ha presentado esta noche (17/11/2013) en el Jimmy Glass de Valencia, España, junto con Pat Bianchi en el órgano Hammond y Carmen Intorre en la batería.

Pat Martino, mientras se encontraba de gira por Europa en 1976 sufrió unos ataques epilépticos que le llevaron al quirófano a causa de unos aneurismas cerebrales congénitos. Tras la última operación, Pat había perdido completamente la memoria, no reconocía a sus padres ni sabía quién era él ni a qué se dedicaba.

Tras once años de rehabilitación física, mental y musical, reconstruyéndose guitarrísticamente a través de la escucha y la transcripción de sus propios discos, reapareció en 1987 en Nueva York en un concierto cuya grabación se editó en un disco titulado “The return” (El regreso).

Después de esta reaparición se retiró por un período de 7 años para cuidar a sus padres enfermos, y no volvió hasta 1994, tras la muerte de ambos, grabando “Interchange” y posteriormente”The Maker”.

Hoy en día Pat Martino sigue siendo uno de los dioses del Olimpo del jazz, compaginando los conciertos y las grabaciones con la enseñanza en la Universidad de las Artes en Philadelphia.

Pat Martino 4

Justo después de la prueba de sonido y antes del concierto, gracias a la intercesión de su manager en España, Pat nos recibe en la barra del bar del Jimmy Glass y accede a que le hagamos las siguientes preguntas.

1.- Usted ha realizado una doble carrera de éxito, antes y después de su enfermedad, es una historia singular y asombrosa. Además de su natural y excepcional talento, ¿qué factor ha sido también importante en su regreso a la élite mundial del jazz?

Cuando yo era joven sólo tenía un foco de interés, la música. Música, música y sólo música. Música a todas horas, estudio, análisis, escuchar, leer, practicar. A partir de mi enfermedad comprendí que la vida era algo más, era la familia, los seres queridos, un amanecer, una buena comida, una buena charla, una buena lectura. Esa amplitud de miras fue la que me dio fuerzas para volver pero de otra manera, valorando las cosas que tenía alrededor y que antes me pasaban desapercibidas. La música sigue siendo mi gran afición y mi mayor ocupación, pero no la única.

2.- Si usted tuviera que citar tan sólo a un par de músicos que hayan inspirado su carrera musical ¿a quien citaría?

Sólo dos es imposible, no sería justo, pero podría decir que sin duda Wes Montgomery y John Coltrane han sido influencias muy importantes, pero no puedo dejar de citar a Jack McDuff y otros organistas que han marcado mi música.

3.-¿ Cuál es la formación con la que más le gusta tocar?

El trío con órgano, como la que presento esta noche es una de mis formaciones favoritas, porque fue una de las que más me marcó en mis comienzos, pero me siento cómodo en cualquier tipo de formación.

4.- ¿Qué guitarrista ha influido más en su carrera?

Wes Montgomery, pero hay muchos otros a los que me gusta escuchar.

5.- ¿Cuál es su compositor favorito?

Escucho mucha música de todo tipo, clásica, rock, étnica, jazz por supuesto, pero encuentro cada día más música que me gusta y me sorprende.

6.- Su dinámica es muy potente, su ataque a las cuerdas es muy poderoso, al estilo clásico, pero últimamente está tocando con una guitarra sólida, es algo sorprendente.

Bueno, yo aprendí a tocar con las clásicas guitarras de jazz de caja y eso condicionó mi aprendizaje y mi técnica. Hoy en día la electrónica facilita mucho las cosas y puedo seguir tocando con mi técnica de siempre y obtener el sonido que me gusta. Cuando me rehabilitaba de mi enfermedad empecé a tocar sintetizadores de guitarra y me estimulaban la curiosidad de encontrar nuevos timbres. No renuncio a experimentar aunque siempre vuelvo a mi técnica y a mi guitarra de caja. Por otro lado, la guitarra sólida es más cómoda para la gira (sonrie).

7.- ¿Dentro del jazz, cuál es su estilo favorito?

El hard-bop, cool y soul jazz.

En este momento Pat es requerido por su manager para preparar los prolegómenos del concierto, le damos las gracias y nos despedimos. Vamos raudos a ocupar nuestro asiento en el apretado aforo del Jimmy Glass.

El concierto estuvo a la altura de la expectación generada y el público así lo supo reconocer con apasionadas ovaciones y vítores, no sólo a Pat Martino sino también a Pat Bianchi y a Carmen Intorres Jr.

Hot Cool para Majazzine

Valencia, 17 de noviembre de 2013

Wes Montgomery

“Entrevistas en el Olimpo” presenta a: Wes Montgomery

por UnodelosWEStros

97693Llegué puntualmente al ROSIE, en la 7ª esquina la 52, lugar donde me citó el Sr. Montgomery.

Él ya estaba en la barra, con un café en la mano y varias colillas en el cenicero. Le recogería Wynton en un taxi que los llevaría a grabar a los estudios de Rudy Van Gelder en New Jersey. Disponíamos sólo de media hora y tuve que improvisar.

Nos sentamos en un rincón tranquilo y mientras Wes se acomodada en el sillón me miró con atenta curiosidad encendiendo un cigarrillo. Empezamos.

¿Cuánto tiempo lleva tocando la guitarra?
– Empecé en el 43 , cuando tenía 19 años, justo después de casarme . Me compré el amplificador y la guitarra dos o tres meses después. Yo solía tocar una guitarra tenor (guitarra de 4 cuerdas afinadas C-G-D-A), pero no me sirvió de nada. Realmente empecé a toc
ar cuando tuve la guitarra de 6 cuerdas y fue como empezar desde cero.

¿Cómo se planteó en serio tocar la guitarra?
– Cuando escuché a Charlie Christian, como todos los aficionados a la guitarra. Para mí fue como un
a revelación. Ese tipo nos descolocó a todos. Nunca lo había visto en mi vida, pero me decían tanto sus grabaciones!

No me importa qué instrumento tocaba, si no entendía y sentía las cosas que Charlie Christian estaba haciendo, es que yo era un músico bastante pobre.

¿Escuchó algún otro guitarrista antes que a él?
– Reinhardt y Les Paul, vaya fenómenos, pero no era algo que se podría llamar novedad, era sólo guitarra.

¿Cuál fue el primer disco de Charlie Christian que escuchaste?
– “Solo Flight”. Vaya! eso fue demasiado para mí. Todavía lo escucho. No escuché a nadie después, en casi un año.

rec ROSIE manhattan 7th corner 52¿Aprendió usted mismo a tocar la guitarra?
– Sí. Con los discos de Charlie Christian. Los escuché muy bien y supe que todo lo que él hizo en su guitarra, se podría hacer en la mía, porque tiene una de 6 cuerdas, como yo. Así que decidí que iba a hacerlo. Seis u ocho meses después, había aprendido todos los solos del disco y conseguí trabajo en un club, donde sólo tocaba eso. A continuación, un tipo experto me escuchó y me contrató para el Club 440 (Indianápolis). Subí al escenario y toqué los solos. Los chicos de la banda me ayudaron mucho sobre melodías, intros, finales y arreglos.

Me aprendí todas aquellas cosas, pero eso fue todo.

 ¿Usted trabajó alrededor de Indianápolis a partir de entonces?
– Bueno, tuve bastante suerte y me fui de gira con un grupo. Pasamos hambre. Yo no me daba cuenta lo que significaba trabajar un concierto en Kansas City, el siguiente en Florida y el próximo evento en Louisville. Ya sabes, miles de kilómetros conduciendo de noche… Eso fue muy duro, tío.

¿Giraste con otras bandas?
– 
Con Hamp, fue la única big band en la que trabajé, del 48 al 50 .

Mientras estabas de gira por todo el país con Hampton, ¿escuchaste algún otro guitarrista que te interesaba? 
– Para mí, todo el mundo puede intentar tocar, porque cualquier día sale un chico como Tal Farlow. Tal apareció de repente e incendió el escenario. Pero no basta con ir a ver buenos guitarristas, si no se trabaja duro al mismo tiempo. Es un instrumento complicado y requiere ayuda, evidentemente, porque es difícil conseguir algo por su cuenta. Se necesitan años de trabajo, eso es lo primero y cuando parece que empezamos a tocar bien, entonces vemos a un tipo que toca realmente bien y siempre ha trabajado durante más tiempo que nosotros.

 

¿Qué es lo que quieres hacer con la guitarra, ¿a dónde quieres llegar?
-He pensado en ello, pero estoy tan limitado!

Tocar octavas fue una coincidencia. Y sigue siendo un reto, al igual que los voicings, los bloques de acordes, como un gato saltando sobre el piano. Hay un montón de cosas que se pueden hacer con éstas formas de tocar, pero cada una es un campo propio, y como he dicho, se necesita mucho tiempo para desarrollar toda su técnica. Es decir si quería tocar un acorde como lo haría con una frase melódica, no sabía cuánto tiempo me costaría conseguirlo. Solía ​​tener dolores de cabeza cuando tocaba octavas. Me refiero a que un cepo puede atrapar un gato y casi ahogarlo, pero después de un tiempo se empieza a controlar la técnica, acaso porque uno se acostumbra a ella.

 

No utilizas púa,¿verdad?
– No. Esa es una de mis carencias, también. Con el fin de obtener velocidad se debe utilizar una púa. Creo. Una gran cantidad de expertos dicen que no hay que tocar rápido, pero ser capaz tocar rápido puede mejorar una frase.

Lo que no me gustó fue el sonido (con púa). Lo intenté durante unos dos meses. No usabas el pulgar en absoluto. Pero entonces me pregunté a mí mismo que prefería. Me gustaba el mejor tono con el pulgar, pero la técnica era mejor con la púa…… yo no podía tener a las dos!

manhatann 1965De repente apareció Chambers visiblemente alterado y dirigiéndose a Wes le dijo que tenían que irse ya.

A través del cristal pude ver a Kelly braceando desde el taxi. Creed Taylor le había llamado al hotel para decirle que Cobb estaba out y que grabarían con Philly Joe Jones, así… sin ensayar.

Wes se puso el sombrero y me indicó con una seña que fuera con ellos. Con la chaqueta a medio poner y el bloc en el sobaco pagué en el bar, corriendo subí al taxi de milagro, mientras éste aceleraba calle abajo. Tras unas bromas de Wes volvió la calma al vehículo y empecé a garrapatear sobre las notas que había tomado. Cuando terminé estábamos ya en el Holland Tunnel y sin darme tiempo a levantar la vista me dijo: “la siguiente pregunta…”

¿Alguna vez coincides con algún guitarrista clásico, como Segovia
– No, y no quiero, porque estos “bicharracos” me asustan. No hay mucha diferencia instrumental con la clásica, pero hay “mucha guitarra” allí.

Cuando usted oye un guitarrista clásico es como si le dijera “¿Porqué tocas esto ahora? Esto es lo que deberías estar tocando” y trataría de que usted le imitara; creo que nadie debe tratar de influir a otro. Imagino que yo estaría en una posición parecida. Pero si un músico de jazz sabe realmente lo que toca, cualquier guitarrista clásico deberá respetarlo.

 

¿Todavía te altera tocar la guitarra?
– Sí, así es. Porque ahora no tengo el empuje que solía. Cuando estuve con Hamp, tenía la buena sensación de “estar ahí” de hacer las cosas bien, porque estaban en mi mano, pero yo no le prestaba ate
nción. Podía bromear con ello, pero eso no está bien, porque sólo depende de uno mismo. Sucedió de esta manera. Más tarde, mucha gente me decía “¿Por qué no tratas de terminarlo?” Bueno, me dije: “Que me aspen” tengo 38 años.

 

Si tuviera que nombrar a  media docena de sus guitarristas favoritos, ¿quiénes serían?
– Barney Kessel es uno. Tiene un montón de feeling y una buena concepción de los acordes en su modo de entender el jazz. Y él también trata detocar un poco de flamenco. Intenta hacer un montón de cosas, evolucionar y no sólo permanecer en su nivel particular. Siempre quiere alejarse del fraseo habitual. Tal Farlow me parece completamente diferente. Para mí, no tiene tanto feeling como Barney, pero toca con más empuje y su técnica es muy emocionante. Y tiene una mejor concepción de acordes modernos que el guitarrista promedio. A veces se pone algo descuidado como muchos otros  guitarristas, haciéndole perder cartel. Supongo que nadie lo tiene todo, sin embargo tiene un montón de impulso y es muy rápido. Ahora, Jimmy Raney es justo lo contrario de Tal. Parece como si tuvieran las mismas ideas, los mismos cambios,  idéntica ejecución, el mismo tipo de fe
eling, pero Jimmy es tan limpio que lo hace sin un error, toca realmente suave y esto lo define.

manhatann 1965 2Django Reinhardt, naturalmente, está en unas coordenadas totalmente diferentes. Para mí, muchos guitarristas simplemente se sientan y tocan un montón y Django es uno de esos. Y creo que Charlie Bird es también un valor nuevo en la escena que está tratando de hacer el cambio, intenta varias cosas a la vez  y tiene un reconocimiento por ello, pero su apuesta es difícil. Yo creo que por eso él entró como lo hizo, incorporando un poco de flamenco al  jazz y una guitarra sin amplificación.

¿Podría adaptar su temperamento a un rol como Freddie Green (con Count Basie) únicamente acompañando y no tocar solos
– Estaría  bien, pero no sé tantos acordes. Aprendería más si fuera a unirme a una banda y sólo tocara ritmo, pero él (Freddie) no sólo toca acordes, es que está tocando un montón de acordes. Pero, ese no es mi objetivo. Mi objetivo es pasar de un tono a otro sin ningún problema. Lo mismo que, al tomar una melodía o una línea de contrapunto o la transición con otro instrumento, hacer eso fluidamente, dejarlo en un cierto punto, quizás después al volver a retomarlo, utilizar octavas u otro recurso diferente.De esa manera se dispone de unagran variedad de recursos. La clave es si  pueden controlar todos y cada uno de ellos. Aún así, lo más grande para mí es mantener el feeling, sin importar lo que toque. Así que muchos músicos a veces pierden el  feeling, no durante el todo el tiempo pero sí en ocasiones, eso los lleva a tener que construir algo y lanzarlo, y que  usted pueda sentirlo.

 

¿Por qué hay tan pocos guitarristas notables hoy en día?

– Creo que la típica persona que quiere tocar la guitarra, piensa “Me compraré una guitarra barata para ver si me gusta”. Entonces descubren, después de  tal vez la primera semana o dos, que tienen sus dedos agarrotados pero no pueden parar y no se dan cuenta de que es sólo una crisis que tiene que pasar. Otros piensan que pueden tocar en la guitarra de forma automática, lo que están pensando. Hasta que van a buscar un maestro pensando que el maestro tiene que hacerlo todo. Pero ellos son los que tienen que trabajar para aprender, porque un maestro sólo puede enseñarle  líneas melódicas, acordes y el diapasón antes de que usted pueda hacer algo con ellos. Se tarda mucho tiempo y hay que pensar en sus limitaciones antes intentar algo. Entonces si quiere ligar una nota luego tiene que volver, por lo que tienes que saber siempre hacia dónde vas. Todo esto forma parte de un todo, por lo que no hay que desanimarse cuand ono salen las cosas.

 rvgelder2Es como jugar al billar, ¿verdad?
– Bueno, por supuesto, soy un jugador de billar bastante bueno, pero la guitarra es sólo un instrumento duro.

Un tipo va a escuchar a un guitarrista joven y cree que él puede hacer eso, pero no sabe cuánto tiempo hace que el chaval está tocando la guitarra. Luego se desanima porque no consigue ligar ni siquiera dos notas. Si al cabo de seis meses todavía no puede completar una línea, se sentirá como un tonto. Pero cuando te encuentres un guitarrista que ya toca, te darás cuenta de que nunca se preocupó por tocar mal, que iba a seguir hasta tocar mejor. Después de un período de tiempo el debutante escuchará una pequeña diferencia en su forma de tocar y que un poco de inspiración es suficiente para avanzar, porque sabe que no va a retroceder.
El mayor problema es comenzar. Luego, cada vez que escuches guitarristas pensarás que  todos tocan mejor que tú. Eso no es muy inspirador, es bastante incómodo. Y luego alguien dice, “¿Por qué no lo dejas, no estás haciendo nada con la guitarra “. Bueno, eso no ayuda. Encontrarás más gente en contra que a favor, hasta que empieces a tocar un poco. A partir de entonces tendrás más gente a tu favor que en tu contra.

Wes estudioLlegamos a Englewood Cliffs y llovía a cántaros. Bajo la marquesina del chalet Wes me despidió con un afectuoso apretón de manos, mientras Wynton y Paul se deslizaban a través de la gruesa puerta que daba acceso al estudio propiamente dicho. Un sordo y compacto redoble, seguramente de Philly, emergía del interior. Con la puerta casi cerrada, una sonora carcajada de Wes indicó a los presentes que podían empezar a trabajar.

 

(El texto en cursiva es una adaptación ficcionada de la mítica entrevista a Wes Montgomery realizada por Ralph J. Gleason. Publicada en julio de 1973. Posteriormente apareció en Guitar Player – Secrets From The Masters. Edited by Don Menn. GPI books)

Concierto de Bernstein – Marco Trío

Bernstein-Marco-trio

CONCIERTO

BERNSTEIN – MARCO TRÍO, PURO COOL

Hot Cool para MZZ, Benicàssim

El pasado jueves, día 19 de diciembre, con el patrocinio del Ayuntamiento de Benicàssim, tuvo lugar en el teatro municipal un extraordinario concierto de jazz a cargo del trío integrado por Peter Bernstein, Fernando Marco -ambos guitarristas- e Ignasi González, contrabajista.

Peter Bernstein es hoy en dia uno de los más prestigiosos guitarristas de jazz a nivel mundial, para muchos el número uno. Su carrera, a pesar de su juventud, está plagada de éxitos y reconocimientos por sus numerosos conciertos y registros discográficos tanto como líder como acompañante de los más exitosos jazzmen del planeta. Discípulo de Ted Dunbard y el recientemente fallecido Jim Hall, es un fiel heredero del más puro estilo cool, dando continuidad a la larga dinastía de grandes guitarristas tales como Wes Montgomery y el propio Jim Hall, por citar a dos de los más conocidos.

Fernando Marco es un producto de la tierra, con las mismas referencias estilísticas que Bernstein y que en su dilatada carrera ha liderado sus propias formaciones, así como ha compartido escenario con grandes jazzmen, como Louis Stewart, Tete Montoliu, Eddie Palmieri, Dave Mitchell y MC Sextet, entre otros.

Ignasi González, contrabajista, es acompañante habitual de las grandes estrellas del jazz cuando giran por nuestra geografía, su lista de colaboraciones es tan larga que sería ocioso mencionarla, Ignasi es realmente un acompañante de lujo.

Este tipo de trío, sin ser atípico, no es muy habitual y menos aún con la calidad del que hoy nos ocupa. Por su peculiaridad tímbrica exige de los guitarristas una complicidad y una coordinación impecables, para no enmascarar ni suplantar los respectivos papeles de solista y acompañante y aquí, tanto Bernstein como Marco demostraron mucho oficio y maestría, dialogando con una cortesía y estilo exquisitos con la moderación del contrabajo, cuyo papel armónico-rítmico adquiere un papel crucial en este tipo de formación, pero además aportó su interlocución en la mayoría de los temas intercalando o apostillando la conversación de las cuerdas.

Desde el primer tema “I should care”, Bernstein elevó el listón de la conversación a la cima de ortodoxia y erudición, cota al alcance de pocos y allí estuvo Marco sosteniendo el diálogo con la frescura de sus réplicas en el dialecto que más les gusta a ambos, el Cool y así prosiguieron sin decaer ni un ápice a través de temas tan propicios como los conocidos “Stella by starlight”, “Body  and soul”, “Yesterdays”, “I love”, “Star eyes”, “There is no greater love” y “Blues en Bb”.

Un lujo de concierto que no dejó indiferente al entendido público que se dio cita en torno a estos tres virtuosos en una fría y lluviosa tarde otoñal.