Category Archives: Piano

Eri Yamamoto. Crónica del concierto

ERI YAMAMOTO. PIANO SOLO. Crónica del concierto

Lugar: Espai de la Música, Benicàssim, Castelló, España

Día: 16 de marzo de 2017

Hora: 20:00 h

Músicos: Eri Yamamoto, piano

Ciclo: Benicàssim Jazz 2017

Patrocinio: Ajuntament de Benicàssim, Diputació Provincial de Castelló

Organización: Blau Records

 

Eri Yamamoto ya había actuado anteriormente en nuestra provincia con su conocida formación de trío, pero en esta ocasión compareció en el acogedor y especial recinto del Espai de la Música Mestre Vila de Benicàssim para ofrecer un exquisito concierto en solitario.

Intimista y emotivo, el concierto fue una especie de confidencia a la par que la rotunda reafirmación tanto en su faceta como intérprete como de compositora.

Sobria y con escasas concesiones al efectismo, conectó de inmediato con el respetable, quien supo agradecer con sonadas ovaciones la esmerada labor de la pianista.

Es cierto que ayudaron, y no poco, las esforzadas explicaciones que, no sin dificultad conseguía leer de la chuleta que le había proporcionado el promotor del concierto y que completaba en un super-inteligible y pausado inglés, acerca de las vivencias y las emociones que habían inspirado sus composiciones, pero no es menos cierto que la música se explayaba por sí misma, sin más intermediarios ni más comentarios.

De Eri Yamamoto se han dicho ya muchas cosas, entre ellas tan rotundas como la que profirió Herbie Hancok “Me quito el sombrero ante ella, ha encontrado su propia voz”. La prensa especializada no ahorra elogios a la pianista y describe su música como evocadora, cálida, consistente, congruente, ecléctica, etc., la mayoría  en referencia a sus anteriores trabajos, mayormente editados e interpretados en trío.

Pero en esta ocasión, en la que nos presentaba su último trabajo discográfico, Life, su música no es que haya experimentado un giro copernicano, sigue conteniendo su ADN, sigue siendo igual de reconocible, pero se torna más sutil, más frágil, incluso más voluble, al enfrentarse en solitario al laberinto de sus emociones, ante el que nos deja una puerta abierta, hacia la que nos empuja el torrente de su música.

El concierto transitó una a una por las pistas de su disco, que son:

  • You’re welcome
  • Life
  • Stars
  • Orange
  • Half moon
  • Subway song
  • Sparkle song

Y como colofón ofreció una composición ad hoc que repentizó para el bis, a la que tituló Benicàssim.

Hot Cool para Majazzine

 

 

Rick Margitza Quartet

 

rick-margitzaFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 10 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Rick Margitza, saxo tenor; Pierre de Bethman, piano; Daryll Hall, contrabajo; Andrea Michelutti, batería

Rick Margitza (1961, Dearborn, Michigan) nació y creció envuelto en música. Su abuelo paterno, húngaro,  tocaba el violín,  como su padre, quien formó parte de la Detroit Symphony Orchestra.

Estudió violín, piano y oboe, para finalmente recalar en el saxo. Giró con artistas tan famosos como Maynard Fergurson, Flora Purim, Miles Davis, Eddy Gómez, McCoy Tyner y Chick Corea, entre otros. En 2003 se mudó a París desde donde sigue desarrollando su carrera.

Sus principales referencias son Wayne Shorter, John Coltrane y Michael Brecker.

También es conocida y reconocida su faceta de compositor. Además de componer temas de jazz, también compone obras de corte clásisco, tales como un concierto para saxofón y orquesta, así como dos sinfonías.

rick-margitza-2Bien, después de esta breve biografía hablemos del concierto. Como ya consta en la cabecera de esta crónica, se presentó  en un formato clásico de cuarteto, con Pierre de Bethman en el piano, Darryl Hall en el contrabajo y Andrea Michelutti en la batería. De músicos tan virtuosos no se podía esperar más que una cosa: CONCIERTAZO.

Obviamente Rick Margitza era el lider, pero es que el resto ¡a cual mejor! Rick es un contrastado virtuoso cuya elocuencia musical cautiva a la primera nota, su sonido y su estilo están a caballo entre el cool y el hard bop, aunque modula a estilos más raciales cuando así lo impone el tema o el momento musical. Estuvo sensacional en todo momento, tanto en los fast-time como en las baladas, especialmente en la que dedicó con ironía a su país natal, Estados Unidos, que fue la balada “Cry me a river”

Alternó standards pero interpretó mucha obra propia.

Pierre de Bethman fue la sorpresa de la noche, un pianista exquisito que sabe arropar al solista pero que solea espléndidamente, estuvo fantástico toda la velada.

Daryll Hall estuvo espectacular, con improvisaciones estratosféricas, más propias de un guitarrista que de un contrabajista.

Andrea Michelutti es un baluarte en su instrumento. Asiduo del trío de Jerry Bergonzi, está acostumbrado tanto al saxo como al estilo al que se adscriben ambos saxofonistas. Fabuloso.

Un concierto digno de los mejores festivales de jazz del mundo, un verdadero acierto de la organización.

Hot Cool para Majazzine

 

 

Concierto Ricardo Belda Trío

Ricardo-piano-3Dia: 2 de abril de 2016

Hora: 22:30

Lugar: Teatre del Raval de Castelló de la Plana

Músicos: Ricardo Belda, piano; Lluis Llario, Contrabajo; Diego Clanchet, batería. Artistas invitados: Fernando Marco, guitarra; Franco Baggiani, trompeta

Entrada: gratuita

Producción: Blau Records

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana; Diputació de Castelló

Ricardo Belda es un músico querido y reconocido en muchas partes, pero de forma especial en Castelló de la Plana, donde tiene muchos admiradores, amigos y alumnos, que han ido mutando de estado, de alumno a amigo, de admirador a amigo, de amigo a alumno, de amigo a admirador, hay otras probabilidades que brinda la matemática combinatoria, pero he seleccionado aquellas en las que se incluye la condición de amigo, quienes han tratado con Ricardo saben por qué.

Y es cierto que Ricardo despierta mucha simpatía, pero no nos ciega este sentimiento a sus admiradores, entre los cuales me cuento, para reconocer su inmensa musicalidad, que no duda en desplegar en cada una de sus intervenciones. Y es que a los que le seguimos desde tiempos inmemoriales no deja de complacernos su calidad interpretativa como la que ha exhibido en el presente concierto en el que revisaba uno de sus trabajos discográficos titulado “El Principio”

Abre el disco, al igual que el concierto “El Principio” (R. Belda), un precioso tema de fusión con una melancólica melodía y ritmo latino un mix entre bolero-jazz y flamenco-jazz que comienza sosegado para apasionarse en los solos y volver a apaciguarse en la exposición final.

En segundo lugar “Un día soñe” (R. Belda), (tercer corte en el disco), que comienza en tempo de balada impregnada de inspiración latina, pero que muta en un animado swing que parafrasea la melodía de Confirmation de Charlie Parker.

El tercer tema interpretado se coló entre los temas del disco, “Round Midnight” (T. Monk) interpretado sólo al piano, sin más acompañamiento, rearmonizando y recreando un tema con el cual es difícil sorprender al respetable por lo conocido y versionado que ha sido, Ricardo lo hizo.

entre los del discospetable por lo conocido y versionado que ha sido. Ricardo lo consiguitiempocer su inmensa musicalidad que n

En cuarto lugar sonó “El despertar” (R. Belda), dedicado a Federico García Lorca, una bossa nova con mucho sabor latino, un bello homenaje al poeta granadino, en el que su amigo Lluís LLario tiene un destacado papel melódico.

A continuación, en quinto lugar, aparece el Blues de Marras, un original blues que seguramente debió bautizar su amigo Diego Clanchet porque exige de mucha pericia baterística, de la que éste hizo sobrada gala, pero no sin sudor y alguna lágrima, seguramente de emoción. No hubo sangre.

Tras esta inyección energética apareció en escena Fernando Marco, con quien interpretaron Recuerdos de la Alhambra de F. Tárrega, un arreglo del propio Marco en homenaje a la figura del compositor y guitarrista de Vila-real. Hubo quien desde el público quiso sumarse a este sentido homenaje con acompañamiento de tono de llamada de móvil. Fernando, tirando de oficio no sólo ni se inmutó, sino que esbozó una amplia sonrisa, que seguramente no iría desprovista de carga de condena, sólo él lo sabe. Nuevamente no hubo derramamiento de sangre

Wes Montgomery se asomó al Raval en el séptimo tema de la noche a través de la guitarra de Marco con Road Song, un clásico del genio norte-americano

A renglón seguido compareció en el escenario el trompetista italiano Franco Baggiani quien interpretó el archiconocido tema de George Gershwin “Summertime”

Y finalmente hubo una blues-jam como colofón para satisfacción del respetable quien agradeció este guiño con una cerrada ovación final.

Hot Cool para Majazzine

Castelló de la Plana 2 de abril de 2016

Entrevista: Ricardo Belda

Ricardo-piano-3Contradiciendo a lo que pregona la famosa canción “Como hemos cambiado”, que tantas veces habrá interpretado en sus giras con Presuntos Implicados, Ricardo –afortunadamente- no ha cambiado desde que nos conocimos hace ya unos cuantos años. Sigue atesorando esas mismas cualidades que te hacen sentir cómodo en su compañía. A pesar de su grandeza como músico, sigue siendo una persona humilde, modesta, próxima, sosegada, comedida.

Discípulo aventajado de Joshua Edelman, este valenciano ha crecido como músico entre zarzuelas, boleros, música sacra, rock, pop y finalmente el jazz en el que se ha nutrido de forma ecléctica de los grandes del género. Ricardo es un todoterreno que no denosta ningún estilo pero es en el hard bop donde se siente más a gusto.

Ha ejercido de líder y de sider con grandes intérpretes del jazz, pero también ha sido uno de los bastiones del famoso grupo Presuntos Implicados, con los que ha girado por todo el mundo. También ejerce la docencia y la dirección de big bands.

El trío es el formato en el que se siente más cómodo y no deja de elogiar, respetar y admirar a sus amigos y compañeros Lluis Llario y Felipe Cucciardi, con quienes ha compartido escenario en innumerables ocasiones.

Planteo la entrevista en clave de tertulia y continuamente tengo que moderarme a mi mismo, Ricardo deja hablar, y a mí que no me gusta…

La banda sonora de la cafetería no es muy adecuada para la ocasión: éxitos del momento intercalados con los de otros momentos, como por ejemplo “Como una ola “ de Rocío Jurado, distraen continuamente mi atención (que no la de Ricardo). Llámame “tiquismiquis”, pero se me hace difícil hablar de Miles Davis, McCoy Tyner, Tete Montoliu, Bill Evans, Thelonious Monk etc. con esa música de fondo, que me perdonen los rociistas y los momentistas.

Por fin sirven la consumición y nos centramos en la entrevista:

Majazzine: ¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

Ricardo Belda: Aproximadamente a la edad de 6 – 7 años. Mi padre era un gran melómano, sobre todo le gustaba la zarzuela y los boleros. En casa teníamos un piano que me llamaba mucho la atención y esta conjunción de factores despertaron mi interés por la música en general y por el piano en particular.

M: ¿Cómo y cuándo te interesas por el jazz?

RB: A los 16 años asistí a un concierto de Tete Montoliu que dejó en mi una profunda huella.

M: ¿Por qué elegiste el piano como instrumento?

RB: Como ya te he dicho antes, el piano que había en casa me atraía sobremanera, pero un buen día el viejo piano dejó de funcionar y no tenía arreglo posible. En esas circunstancias me interesé por la guitarra e hice mis pinitos con ella. Pero mi afinidad por el piano nunca desapareció, y se vio reforzada por el hecho de que en el colegio empecé a estudiar órgano con 12 años y poco a poco y tras el detonante del concierto de Tete Montoliu fui decantándome por mi actual instrumento, el piano.

M: ¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

RB: De niño me impactó el descubrimiento de los Beatles, esos sonidos, esas armonías, llamaron poderosamente mi atención, era algo diferente y atractivo y creo que a partir de ese momento empecé a pensar que mi futuro podía pasar por dedicarme a la música profesionalmente.

Posteriormente, son dos los hitos que me marcaron definitivamente, el citado concierto de Tete Montoliu y un concierto de McCoy Tyner al que asistí en Terrassa, fueron dos auténticas revelaciones musicales e instrumentales.

M: Si no tocaras el piano ¿qué instrumento te gustaría tocar?

Algún instrumento no solista, como el contrabajo o la batería

M: ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

RB: Que escuchara mucha música, sobre todo jazz y que asistiera a clase con un profesor, que además de docente fuera intérprete. Creo que un buen docente es mejor docente si está en activo como intérprete.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista para mejorar su técnica?

RB: Aparte de la recomendación anterior, la de asistir a clase con un buen profesor, que se ejercitara en el control de su musculatura, en evitar tensiones innecesarias, en tocar con la mayor relajación posible. Aparte de mejorar la técnica previene lesiones.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista o a cualquier músico para mejorar su lenguaje?

RB: Transcribir solos de aquellos intérpretes que sean de su gusto. No hace falta hacer transcripciones completas de solos, basta con comenzar por pequeños motivos para ir asimilándolos e incluirlos en su léxico y su estilo.

M: ¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

RB: Uf! Son muchos, pero si tuviera que elegir, por ejemplo, una terna, te diría Herbbie Hancock, Bill Evans y McCoy Tyner.

M: ¿Quiénes son tus compositores favoritos?

RB: Bueno, aquí estamos en las mismas, pero elegiré a los tres primeros que recuerde: Thelonious Monk, Henry Mancini y Duke Elllington.

M: ¿Qué disco recomendarías?

RB: Kind of Blue.

Nota de Majazzine: Aquí surgió espontáneamente una tertulia del que se ha considerado el pináculo de los registros sonoros del jazz, sesgada, lógicamente hacia su instrumento, personificado por Bill Evans. Comentamos también el chasco que se llevó el pianista Wynton Kelly, quien en aquel momento era el pianista estable del grupo de Miles y al llegar al estudio se enteró de que el que iba a grabar era Bill Evans, aunque finalmente Kelly grabó el tema Freddie Freeloader. También hablamos de la autoría de Blue in Green que se la atribuyó Miles Davis, pero que en realidad fue compuesto por Bill Evans, etc., en fin, transcirbir el contenido de lo que hablamos de Kind of Blue, sería excesivamente ocioso e iterativo ¿Qué no se ha dicho de esta obra maestra y de sus intérpretes?

M: Háblanos de tus aficiones extra-musicales.

RB: Practico deporte, en concreto la natación y la carrera –qué raro, no haya empleado el término running– la natación en verano y la carrera en invierno. Otra de mis aficiones es la lectura.

M: ¿Nos recomiendas algún libro?

RB: Sí claro, por ejemplo “La Tregua” de Mario Benedetti. En el ámbito del jazz recomendaría la biografía de John Coltrane.

M: Siéntete libre de comentar cualquier cosa.

RB: Bueno, invitaría a las personas a las que dicen que no les gusta el jazz a que asistieran a algún concierto y que decidieran después.

Bueno, hasta aquí la entrevista en su parte más formal.

Hubo infinidad de incisos en los que hablamos de muchos músicos, pero con dedicación especial a la figura de Wes Montgomery por su originalidad y maestría. Anécdotas múltiples que darían para una serie de entrevistas, pero la de hoy finaliza aquí.

Gracias Ricardo por tu generosidad y por tu maestría y sigue regalándonos los oídos y honrándonos con tu amistad.

Hot Cool para Majazzine.

Concierto Celia Mur Quartet

 OLYMPUS DIGITAL CAMERADía: 18 de septiembre de 2015

Lugar: “Pati de les Aules”, Castelló de la Plana

Ciclo: “Jazz al Pati de les Aules” con el patrocinio de la Diputació de Castelló.

Músicos: Celia Mur, voz; Ricardo Belda, piano; Lucho Aguilar, contrabajo; Diego Clanchet, batería.

El pasado 18 de septiembre, con el patrocinio de la Diputación de Castellón y la organización de Blau Records, tuvo lugar el concierto de Celia Mur quartet, dentro del ciclo “Jazz al pati de les aules”.

La cantante granadina asentada en Valencia tiene una dilatada carrera como vocalista dentro del género. A su innato talento se le une una depurada técnica con la que transita por un amplio registro y merced a su refinado gusto recrea los grandes standards del jazz haciéndolos suyos, pero a la vez respetando y dejando traslucir el ADN de las grandes divas que los hicieron famosos. Dominadora de la técnica de improvisación vocal, también conocida como scat, no duda a la hora ofrecer estupendas improvisaciones en cualquier estilo o tempo. Celia Mur es una cantante muy respetada y querida por el público de Castellón, donde ha ofrecido grandes conciertos a lo largo de su carrera.

En esta ocasión nos obsequió con un escogido ramillete de standards entre los que se encontraban “Tha’ts all”, “Nature Boy”, “I’m in the mood for love”, “Fallin’ in love with love”, “Chega de saudade”, “Moonlight in Vermount”, “Billie’s Blues”, “Poinciana” y el eterno bolero “Bésame mucho” en el que fusionó con éxito el jazz latino con el flamenco y en el que además aprovechó para homenajear a uno de sus más fieles escuderos, el contrabajista Lucho Aguilar, con quien ha compartido escenario y grabaciones en innumerables ocasiones. Celia, entre bromas y veras, por un momento transformó el conocido bolero en “Bésame Lucho” arrancando un casto ósculo de su compañero, a la par que la sonrisa y el aplauso del respetable, quien sobradamente complacido no dudó en premiar a ambos con prolongadas y sonoras ovaciones.

Celia estuvo magnífica durante toda la velada, daba igual el registro, el estilo, el momento, modulando su fantástico instrumento, su voz, con una naturalidad y una facilidad pasmosa, mutando entre la dulzura y la dureza sin aparente esfuerzo ni dificultad.

Además de Lucho Aguilar, quien aparte de co-pilotar con prestancia, creatividad y firmeza las secciones rítmica y armónica, ofreció destacados solos de improvisación en la mayoría de temas, completaban el elenco un pletórico Ricardo Belda en el piano, un lujo para cualquier formación, por su seguridad, musicalidad y creatividad, no únicamente en los solos de improvisación, sino en cada nota que pulsa en cualquier momento y situación, un grande del jazz que por más ocasiones en que nos visite nunca nos cansaremos de escuchar. Y finalmente, Diego Clanchet, el gran baterista castellonense, apuntaló e hizo fluir el ritmo, seguro e inspirado toda la velada, redondeó una maravillosa sesión de jazz en un marco acogedor como es el “Pati de les Aules”, escenario del ciclo que patrocina la Diputación de Castellón y que constituye un hábitat inmejorable para este tipo de eventos.

Castelló de la Plana

Hot Cool para Majazzine.

Entrevista a Bruce Barth

Bruce-Barth-&-Steve-Wilson_0761bisBruce Barth ha recalado varias veces en nuestras latitudes y aprovechamos la ocasión de una comida con el resto del cuarteto de Charles McPherson, en Benicàssim, España, para entablar una entrevista con este magnífico pianista y compositor norteamericano.

Breve reseña biográfica

Intérprete y compositor reconocido, es admirado y respetado por el público y la prensa especializada. Ha integrado innumerables formaciones, tanto como líder como sideman de lujo.

Nació en Pasadena, California, en el seno de una familia musical. Cuando tenía ocho años, su familia se mudó a New York, donde estudió piano y música con Tony y Sue LaMagra.

Su hermano Rich, en su decimoquinto cumpleaños le regaló un disco de Jazz “Mose Allison’s Back Country Suite”, el cual le dejó embelesado y motivado para tocar aquella música. Fue cuando empezó a imitar de oído a sus intérpretes favoritos, sobre todo pianistas y vientos.

Posteriormente estudió con Norman Simmons, Neil Waltzer, Jaki Byard, Fred Hersch y George Russell.

En 1988 apareció en la escena neoyorkina y se asoció con el saxofonista tenor Stanley Turrentine durante una década, tras la cual colaboró con Nat Adderley en una gira por Japón y posteriormente con el quinteto de Vincent Herring’s y con Dave Douglas.

En 1990 se enroló en el quinteto de Terence Blanchard. Desde entonces hasta la fecha ha girado por todo el mundo con diferentes formaciones y ha grabado numerosos discos. Cuenta además con una amplia experiencia como profesor en los más prestigiosos centros de enseñanza de jazz, tales como el Berklee College y otros.

MAJAZZINE: Hola Bruce. Para Majazzine es un honor y un placer contar con tu presencia.

BRUCE BARTH: Muchas gracias. Es también un placer para mí.

M: ¿Quién fue la persona decisiva en tu formación musical?

BB: Tony LaMagra, que fue mi profesor de piano.

M: ¿Cuáles son tus principales influencias?

BB: Charlie Parker, Bud Powell, Thelonius Monk, Herbie Hancock, entre otros

M: ¿Por qué elegiste tu instrumento?

BB: Porque había un piano en casa y fue el primer instrumento que oí y que pude tocar cuando era un niño pequeño.

M: Si no tocaras el piano ¿qué instrumento tocarías?

BB: Toco también la guitarra, sobre todo porque me gusta mucho la música brasileña.

M: ¿Qué recomendarías a un principiante en tu instrumento?

BB: Que se concentre en sentir la música y no en la técnica.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista para mejorar?

BB: Que cultive mucho el oído, transcribiendo, tocando de oído, que toque con músicos experimentados.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista para que mejore su lenguaje?

BB: Cantar antes de tocar. Transportar un tema, tanto la melodía como los acordes en todas las tonalidades.

M: ¿En qué estilo te sientes más cómodo?

BB: En el jazz acústico moderno.

M: ¿Cuáles son tus intérpretes favoritos?

BB: Bill Evans, Red Garland, Herbie Hancock, McCoy Tyner, Keith Jarret, Tom Harrell.

M: ¿Cuáles son tus compositores favoritos?

BB: Charlie Mingus, Thelonius Monk, Wayne Shorter, por citar algunos pero la lista sería interminable.

M: ¿Cuáles son tus aficiones?

BB: Cocinar, leer y pasear, tanto en la ciudad como en el campo.

M: Muchas gracias Bruce por tu atención y esperamos volver a verte pronto.

BB: Ha sido un placer.

Bruce-Barth-5Hot Cool para Majazzine

Benicàssim, España, 29 – 04 – 2015

Entrevista a Dena DeRose

Dena-Derose-2Dena Derose fue parte del elenco de profesores del VII Seminario Internacional de Jazz de Benicàssim, España, que tuvo lugar entre los días 7 y 9 de diciembre de 2013. Habíamos pactado esta entrevista en uno de los recesos del Seminario y nos atiende en el escenario, sentada en la banqueta, con el piano como telón de fondo.

Dena es una reconocida pianista y cantante americana. Nacida en Binghamton, New York, empezó muy joven a tocar el piano, el órgano y la percusión. Muy pronto se aficionó al jazz y solía acudir a la ciudad de Nueva York a conciertos de pianistas de jazz como Hank Jones, Mulgrew Miller y Kenny Barron.

Tal era su afición y obsesión por el piano que de tanto estudiar le sobrevino el síndrome del túnel carpiano complicado con una artritis. Tuvo que sobreponerse a dos operaciones y a la consiguiente rehabilitación, lo que la alejó dos años del piano, pero este hecho fue el desencadenante para que empezara a cantar, primero de manera privada, para más tarde hacerlo de manera profesional.

Empezó a cantar con el trío de su profesor de piano, Doug Beardsley, quien la apadrinó en su carrera como cantante. Más tarde, tal como nos contará en la entrevista, comenzó a compaginar sus dos facetas actuales: pianista y cantante.

Además, desde 2006, Dena es profesora de canto de jazz en la Universidad de Música y Artes Dramáticas en Graz, Austria.

Ha grabado 12 CDs y ha girado por todo el mundo con diferentes formaciones.

Hola Dena, ante todo muchas gracias por atender a Majazzine.

– Es un placer

La historia del jazz está plagada de carreras asombrosas como la tuya. Tú empezaste muy joven a tocar el piano, y tu pasión por el piano de jazz te llevó a sufrir un síndrome del túnel carpiano en tu mano derecha, complicado con una artritis. En aquel momento, en el que tuviste que dejar el piano por razones médicas, el canto te devolvió a la escena del jazz, cuéntanos como fue.

– Bueno, me explico, en mi pueblo natal, Binghamton, New York, yo sólo quería ser pianista, adoraba a Red Garland, Tommy Flanagan, Wynton Kelly, Barry Harris…todos estos grandes pianistas. Mi meta era mudarme a New York y ser pianista, desde muy temprana edad ya lo sabía.

Entonces, cuando aparecieron los problemas en mi mano, con las operaciones, durante casi dos años estuve sin tocar el piano y comencé a cantar, y realmente disfrutaba cantando jazz. Había cantado antes en algún pub, pero no comencé seriamente hasta aproximadamente los 20 años.  Durante más o menos un año estuve inmersa en el aprendizaje del jazz vocal. Entonces, aparecieron otros problemas: aprendía las melodías de las grandes canciones de oído, no podía tocar y me aprendía las letras y las historias de las canciones. Empecé a promocionarme a mí misma en mi ciudad. Había pocos locales para tocar jazz, unos cinco o seis (¡quien los pillara! nota del entrevistador), así que mi profesor de piano de jazz me hizo una prueba para cantar con su trío. Durante los próximos dos años y medio sólo cantaba y aprendía las canciones, escuchaba como tocaba mi profesor de piano todo el tiempo, lo cual fue muy importante y entonces, cuando mi mano ya estuvo mejor, comencé a tocar y a cantar al mismo tiempo, no pensaba en ello, simplemente me acompañaba con acordes y cantaba. Entonces un pianista amigo mío me regaló una cinta de cassette  -eran otros tiempos- ,  en la que lo único que había escrito era “Carmen”, Ok, pensé en la Carmen de Bizet (la tararea), puse en marcha el reproductor y escuché a una cantante y a un pianista, cantaba standards de jazz de una manera genial. Cuando me reencontré con mi amigo le dije “esto es asombroso, la cantante asumo que se llama Carmen” y él dijo (adopta un gesto serio y un tono grave) “¡sí Carmen McRae!” y yo dije “¡guau, es fantástica, la adoro”! “pero ¿quien es el pianista?” y él dijo (tono serio y grave de nuevo) “¡Carmen McRae!” y en ese momento mi mente dio un vuelco. No me imaginaba que podía haber toda una carrera haciendo realmente dos cosas a la vez y empecé a hacerlo. Empecé a aprender los temas grabados por Carmen McRae en su disco “Alone”, que contenía grandes standards como “As time goes by”, “More than you know”, etc.

Cuando mi mano estuvo fuerte otra vez, estuve haciendo solos principalmente. Entonces recluté a un contrabajista y a un baterista y empecé a hacer arreglos, a cantar y a tocar el piano, con la intención de ahorrar dinero para mudarme a New York. Cuando finalmente pude mudarme a New York fue cuando realmente comenzó a hacerse realidad, porque había muchísimo trabajo, en plenos años noventa había toneladas de trabajo, especialmente para las cantantes pianistas, tanto en solitario, en dúo, trío, cuarteto…genial. Los dos años y medio anteriores a mi mudanza a New York me prepararon en la adquisición de mi vocabulario en mi faceta de doble intérprete, aprendiendo las historias de las canciones, etc. para golpear New York. Cuando llegué a New York, fue una carrera meteórica (gesticula un lanzamiento de cohete con la mano, acompañada de una onomatopeya ad hoc).

(La florida respuesta de Dena ha agotado muchas de las preguntas que llevaba un servidor en el guión de la entrevista, así que las salto y voy apresuradamente a las que todavía no me ha contestado, antes de que se me vuelva a adelantar, ya que de lo contrario peligra mi salario)

Si no fueras cantante y pianista ¿qué instrumento tocarías?

– Batería (afirma asintiendo con firmeza), sí, sí, adoro la batería… pero no creo que fuese una baterista de jazz, me encantaría ser  baterista de rock (risotadas) por ejemplo de hard rock, simplemente lo adoro, no sé por qué, quizá también de jazz, pero tocar la batería de rock es genial, lo adoro.

Si te vieras forzada a decir solamente dos músicos que hayan inspirado tu carrera ¿a quienes citarías?

– Carmen McRae y en este momento debería decir Shirley Horn, pero hay tantos otros intérpretes…

Además de la música ¿cuáles son tus aficiones?

– He vivido en Austria los últimos siete años, en Graz. Hay una enorme cantidad de posibilidades de excursiones en la naturaleza. No sabía que me iba a enamorar tanto del paisaje hasta que no me mudé allí. Así que practico el montañismo por los Alpes, realmente adoro las montañas.

¿Qué recomendarías a un principiante pianista o cantante, para desarrollar una carrera gratificante?

– Esa es una pregunta difícil, porque una carrera está más orientada a profesión o negocio, por tanto, si pensamos en esa idea, recomendaría que cualquier cosa que hagas, asegúrate de que la amas y, si tú amas lo que haces, tendrás éxito en la vida. El éxito significa cosas distintas para diferentes personas. Para algunos significa mucho trabajo, tocando en bolos (conciertos) en muchos sitios, para otros significa simplemente aprender música durante el resto de tu vida. Pero hablando de carrera en el sentido profesional significa desarrollar una gran cantidad de seguidores, admiradores, tienes que ser amable, puntual y sobre todo cuidar mucho la música, porque si no,  no tiene sentido una carrera musical.

Muchas gracias por atendernos Dena, ha sido un verdadero placer, esperamos verte pronto de nuevo.

– Muchas gracias a vosotros, he disfrutado inmensamente, gracias.

Hubiéramos estado mucho mas tiempo hablando con Dena, pero tuvimos que someternos a la dictadura de la agenda una vez más y así dar por concluida la entrevista.

Hot Cool para Majazzine

Benicàssim, Castellón, España 9 de diciembre de 2013

Antonio Serrano – Albert Sanz Dúo: “Mahalo”

CRÓNICA DEL CONCIERTO: ANTONIO SERRANO Y ALBERT SANZ

presentando “MAHALO”

Antonio-Serrano-2

Día: 3 de febrero de 2015

Lugar: Jimmy Glass, Valencia, España

Hora: 20:45

Músicos: Antonio Serrano (armónica) Albert Sanz (piano)

Entrada: 12 Euros

Antonio Serrano no tiene género, no, no me malinterpreten, me refiero al musical.

Suele acontecer que los intérpretes se encasillan en un género concreto, aquél con el que más se identifican y en el cual  se sienten más cómodos. No es el caso de Antonio Serrano, y no es porque no se sienta cómodo, ni porque no se identifique con ningún género, sino por todo lo contrario.

La mayoría de ustedes conocerán la leyenda del rey Midas, si hombre, aquél que convertía en oro todo lo que tocaba y que el pobre acabó fatal, muerto de hambre y  cabreado. Antonio Serrano sin embargo, convierte en música todo lo que interpreta y al contrario que el codicioso rey, el cuento siempre acaba bien.

Deliberadamente he utilizado el término intérpretes en la segunda frase de esta crónica para remarcar un hecho que a mi me parece relevante, aún a sabiendas de que pueda resultar polémico. Para mi intérprete a secas es aquél que puede reproducir con mayor o menor destreza una música, bien sea leyendo una partitura o de oído. Músico es aquél capaz de recrear una obra haciéndola propia, embelleciéndola, animándola, en el sentido de comunicarle ánima, vida, chispa, confiriéndole un toque personal o dándole el tinte que la haga diferente, singular, independientemente de si permanece fiel al espíritu original o si le ha dado la vuelta como a un calcetín.

Antonio Serrano es de los segundos, es músico, diría más, es M.I.D.A.S (Músico Inconmensurable Don Antonio Serrano) (mil disculpas por el tan mal traído acrónimo, mi psicoterapeuta argentino me ha asegurado que con cien sesiones más, estaré curado de mi pulsión acronímica) porque transforma en música todo lo que interpreta con una sola resultante, belleza. Belleza que muta en emoción que conmueve al espectador.

Quien ha tocado con Larry Adler, Paco de Lucía, Toots Thielemans y un larguísimo etcétera de grandísimos músicos de todos los géneros, no tiene que exhibir más tarjeta de presentación que su música y es ésta la que se encarga de deslumbrar día a día, concierto a concierto, disco a disco, tanto a incondicionales como a escépticos.

Larry Adler y Toots Thielemans, encumbraron a la armónica como instrumento solista de pleno derecho en géneros como la música clásica y el jazz, Antonio la ha dotado de plena vigencia en géneros tan apriorísticamente inabordables para un armonicista como el flamenco, amén de surcar con total naturalidad y personalidad el resto de géneros musicales.

“Mahalo” es una palabra hawaiana que significa gratitud y es el título del disco con el que Antonio Serrano quiere rendir tributo a sus maestros, tres de los cuales se han citado en el párrafo anterior.

En el presente concierto, Antonio ha contado con la inestimable colaboración de un pletórico Albert Sanz con quien ha configurado un tándem singular: A.S. & A.S. (Oh no, otra vez la pulsión acronímica, dita sea!) a la par que arriesgado, cuyo resultado, no obstante, no pudo ser más brillante. La compenetración es tal que delata un cuidado y exquisito trabajo previo de transcripción, adaptación, conjunción y todo ello aderezado con un derroche de creatividad en las respectivas improvisaciones.

Quien haya coqueteado mínimamente con este peculiar instrumento que es la armónica, podrá hacerse una mínima idea de la dificultad técnica que entraña tocarlo con tanto virtuosismo. Pero no sólo de técnica vive Antonio, sino de un lenguaje rico, fresco, vivo en cualquiera de los estilos en los que se prodiga, hasta el punto de hacer dudar al respetable acerca de si Paco de Lucía no habría escrito originalmente su música para armónica. Este sacrilegio se transforma en axioma cuando Antonio lo explica en el escenario.

Igual de herético puede parecer, a priori, el reto de adaptar una pieza sinfónica de Gershwin, Rhapsody in Blue para piano y armónica y finalmente convencer a la parroquia de que este es el formato que Gershwin andaba buscando y no encontró.

Perdónenme los guardianes de la pureza de ambos templos, flamenco y clásico si he podido ofender con mi afectada elegía la proverbial sensibilidad ultraortodoxa, pero si hubieran asistido al concierto cambiarían de opinión…o quizá no…chi lo sa!

Además de las piezas comentadas el concierto transcurrió entre standards, blues, composiciones propias, aires brasileños, portugueses, flamencos y clásicos, todo un ejemplo de eclecticismo musical y oficio.

Antonio Serrano es un músico poli-instrumentista que convence hasta con la pandereta, sin embargo, le debe tanto a la armónica como la armónica le debe y le deberá a él, es –me atrevería a decir- el más grande armonicista y uno de los músicos más creativos del mundo y que sin embargo y afortunadamente tenemos la rara suerte de poder disfrutar a menudo en escenarios cercanos.

Albert-Sanz-2Albert Sanz es un pianista con una proyección formidable, su rico y creativo fraseo con claras raíces evansianas y jarrettianas, emergía intermitentemente cada vez que la armónica le cedía el protagonismo y entre tanto ejercía de combo rítmico-armónico con total solvencia arropando a la melodía.

Fue un concierto de los que hacen afición, de los que se hacen cortos, de los que no necesitan ninguna explicación, ni ningún complemento, como una buena paella, como los buenos cuadros, como las auténticas obras de arte.

Y sin más explicación adicional cerramos esta crónica esperando el próximo concierto de A.S. & A.S. (Otra vez, cachis!)

Hot Cool para Majazzine

Entrevista: Fabio Miano

FabioEsta noche nos encontramos con Fabio Miano en el descanso tras la prueba de sonido antes del concierto que ofrece en Benicàssim junto con Eric Alexander en el saxo, Ignasi González en el contrabajo y Esteve Pi en la batería.

Este pianista italo-canadiense afincado en Alicante lleva años pisando escenarios de nuestro entorno cercano. Conocido, considerado y querido por el público aficionado al jazz que sabe apreciar sus dotes interpretativas, ampliamente reconocidas por la crítica especializada, tiene un porte distinguido y aparentemente circunspecto que no tiene nada que ver con el trato cercano en el que se revela simpático, amable, accesible y muy, muy llano.

¿Quién te impulsó o te motivó a estudiar música?

– Cuando tenía 8 años mis padres me pusieron a estudiar el piano. En mi casa se escuchaba mucha música, supongo que serían mis padres.

¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

– La música que ponían mis padres cuando era pequeño, que era música de big bands como Duke Ellington, Frank Sinatra, Sarah Vaughan, Ella Fitzerald, pianistas como Monk u Oscar Peterson.

¿Por qué elegiste el piano?

– Realmente lo eligieron mis padres, había un piano en casa, todo el mundo tocaba el piano y de alguna manera me dijeron “tú vas a ser pianista”.

Si no tocaras el piano ¿qué instrumento tocarías?

– Me gustan todos, yo tocaba la trompeta de pequeño en una banda, también me gusta el saxo.

¿Qué le recomendarías a un principiante de tu instrumento?

– Le recomendaría que estudiara mucho, que buscara un buen profesor o una buena escuela y luego que tocara lo que le guste.

¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su técnica?

– Estudiar, estudiar, estudiar y practicar, practicar, practicar.

¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su lenguaje?

– Escuchar, escuchar, escuchar.

¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

– Yo me siento a gusto siempre que toco cualquier estilo que tenga raíces, que tenga tradición, puede ser moderno o antiguo, pero que conserve raíces y tradición.

¿Quienes son tus intérpretes favoritos?

– Muchísimos. Thelonius Monk, Bud Powell, Sonny Clark, Bill Evans, Herbie Hancock, Hank Jones, Cedar Walton, Kenny Barron. En cada generación hay grandes pianistas.

¿Quiénes son tus compositores favoritos?

– Cole Porter, Irving Berlin, etc. en general todos los grandes compositores de las décadas de los cuarenta y los cincuenta.

¿Podrías recomendar un disco?

– ¡Uno sólo! Un disco fantástico es Soul Station de Hank Mobley.

¿Cuáles son tus aficiones al margen de la música?

– Me gustan mucho los deportes acuáticos, jugar al tenis y conducir mi moto.

Fabio-2Y con esta respuesta nos despedimos y nos emplazamos para el inminente concierto que promete ser antológico, con Eric Alexander, Ignasi González y Esteve Pi.

Fernán  CDE para Majazzine

Benicàssim 8 de mayo de 2014

Entrevista: Champian Fulton

Champian-Fulton-2Champian Fulton es una diva de la nueva generación que atesora las virtudes de las más grandes del género. Alegre, simpática y muy sencilla en el trato,  se transfigura en cuanto se sienta frente al piano y derrocha personalidad, arte, musicalidad y oficio que a primera vista pareciera que le iba a negar su aparente bisoñez. Pero es que si bien es joven, Champian ha estado inmersa en el ambiente del jazz desde niña. Muy bien dirigida tanto por su padre Stephen Fulton, trompetista, como por Clark Terry, músico y amigo de la familia, Champian ha desarrollado su carrera muy bien arropada y con las miras muy claras desde el principio. Desde niña supo lo que quería y debía hacer. Estudió piano, batería y trompeta.

En el plano vocal se fijó en Dinah Washington, Sarah Vaughan, Nat King Cole, mientras que en el pianístico sus referencias primeras fueron Art Tatum, Red Garland, Wynton Kelly, Bud Powell, Hampton Hawes, Sonny Clark y Thelonius Monk, aunque posteriormente, como declara a este medio en la presente entrevista, su referencia ha sido y es Benny Green Jr.

Champian ha actuado esta noche en el Casino Antiguo de Castellón de la Plana, acompañada por Ignasi González en el contrabajo y Esteve Pi en la batería.

¿Un éxito tan rápido en tu carrera musical te ha provocado en algún momento vértigo?

– Oh! Te refieres a que las cosas cambian rápidamente. Sí, definitivamente. Este es  mi segundo año girando y este he estado en Europa muchas veces y es muy diferente. Anoche me encontré con un amigo y comentábamos que este año he estado en Barcelona tres veces desde marzo, me encanta, pero pienso que las cosas van muy rápidas sin ser consciente de ello.

¿Crees que Europa es un buen entorno para tocar jazz e ir de gira?

– Adoro Europa. Me encanta visitar diferentes países y encontrarme con gente diferente. Aquí en Europa noto que la gente es muy receptiva y especialmente en España. He tocado con Ignasi en muchos lugares y noto que la gente disfruta con la música, es una buena sensación.

Has crecido en un ambiente musical, concretamente tu familia ¿Cómo de importante es este factor para desarrollar una carrera musical?

– Lo es todo. Mi padre toca la trompeta, cuando yo era más joven tocaba la batería en mi grupo en Oklahoma . Sin él y su madre, que toca el piano, no sabría decirte si yo hubiera sido una persona diferente. Teníamos una banda familiar en mi ciudad cuando yo tenía 12 años, y el trabajo ha sido constante desde ese momento y se ha transformado en toda mi vida

Tu padre toca la trompeta, ¿qué influencia ha tenido su lenguaje musical en el tuyo?

– Yo creo que mucho. De entrada nos gusta la misma música, por lo tanto nos influye la misma música. Pero además, él ha sido mi profesor, todavía lo es y aprendo de él. Nos gusta tocar en dúo piano y trompeta y cuando tocamos en escena nos compenetramos tanto que nos convertimos en una misma cosa, en un mismo instrumento. Por tanto creo que su influencia es definitiva.

¿Podrías citarme una o dos figuras musicales que hayan influido definitivamente en tu manera de tocar y cantar?

– Cuando era muy joven, bueno en realidad durante toda mi vida,  Clark Terry, un amigo de mi padre, que realmente es una influencia, solía darme clases, tocábamos juntos en casa. Ha sido una influencia importante en moldearme como música, pero al margen de los fundamentos musicales y del lenguaje musical, me transmitió la manera de ver la música y el jazz, la comunidad del jazz y cómo ser un músico de jazz.

La otra persona que ha sido muy importante para mi formación musical es Benny Green, pianista, es mi héroe desde que era muy joven, lo conocí cuando tenía 15 años. Me he fijado mucho en él, supongo porque el piano es mi instrumento, pero nuevamente no me refiero sólo a la música sino a la manera de enfocar mi carrera musical, el sentido de lo que significa ser un músico de jazz.

¿Cómo influye enseñar música en tu carrera musical?

– Me encanta enseñar música, no necesaria y únicamente en relación con la práctica y el aprendizaje musical, sino con la idea de enseñar a disfrutar de y con la música. Yo creo que con lo que más disfruto es la enseñanza.

Aparte de la música ¿cuáles son tus aficiones?

– Facebook, ja, ja, ja, no, es broma. Me encanta leer, soy una gran lectora, especialmente cuando estoy viajando. Pero realmente la música es también mi afición, cuando no estoy tocando me gusta escuchar música de jazz, asistir a conciertos, soy una gran fan de la música de jazz.

¿Escuchas algún otro tipo de música al margen del jazz?

– No. En casa sólo escuchamos jazz, desde bien pequeña, nunca he prestado atención al pop o el rock & roll, sólo jazz todo el tiempo.

X.A. para Majazzine

Castellón de la Plana, España, Europa, 9 de noviembre de 2013