Peter Beets “New Groove”

PETER BEETS “New groove”

Sin título

Peter Beets:  piano

 Joe Cohn: guitarra

Reuben Rogers: contrabajo

Martijn van Iterson: guitarra

Ruud Jacobs: contrabajo

Criss Cross Jazz. 2008

Peter Beets hereda en este disco la formación de trío de piano, guitarra y contrabajo que, a finales de los años 30, Nat King Cole introdujo en el jazz. En esta época predominaban las Big Bands, por lo que este trío sin batería fue una auténtica revolución.

En el primer trío presentado por Nat King Cole, lo acompañaban Oscar Moore a la guitarra y Wesley Prince al contrabajo. Otros músicos como Ray Charles y Oscar Peterson emularon esta formación  posteriormente, e incluso Jim Hall, en 1957, grabó el Jazz Guitar junto con Red Mitchell (contrabajo) y Carl Perkins (piano), con los que consiguió realizar un disco realmente emotivo y bello.

En 1961, el pianista Walter Norris grabó The Trío junto con Billy Bean a la guitarra y Hall Gaylor al contrabajo. Disco imprescindible para cualquier buen aficionado al jazz en que el mismo Jim Hall participó escribiendo los textos del CD.

Peter Beets es uno de los pianistas más interesantes que podemos encontrar hoy, poseedor de una técnica prodigiosa y un swing inmejorable cargado de toda la tradición de los grandes pianistas de jazz. En este “New Groove” se ha sabido acompañar de excelentes músicos y habituales en otras formaciones con él,  como Joe Cohn y Matijn van Iterson a la guitarra, Reuben Rogers y Ruud Jacobs al contrabajo. El resultado  es un disco repleto de buenos estándares, tocados de una manera sutil y espléndida, en el que se destila una nueva manera de crear ambiente para que la improvisación fluya, algo que se consigue desde el primer tema.

Groove.

Valoración del disco:

 ★★★★

Horacio Fumero Trío

HORACIO FUMERO TRÍO

Horacio Fumero

ALTOS VUELOS

Concierto: Horacio Fumero Trío

Hot Cool. Vila-real

Ciclo: Avui Jazz. Auditori de Vila-real. 23:00h

Músicos: Horacio Fumero, contrabajo; Mariano Lolácono, trompeta; Joan Monné, piano

La primavera ha atraído a las primeras aves canoras que recalaron en el Auditori de Vila-real y ofrecieron el concierto del trío liderado por el contrabajista Horacio Fumero. Argentino de nacimiento (Cañada Rosquín, 1949) y catalán de adopción, Horacio Fumero es uno de los contrabajistas más valorados y respetados en Europa, dónde se “posó” junto a un gato, el Barbieri, en el año 1973 para participar en el festival de Montreaux. Pero Horacio no fue un ave de paso, sino que anidó en Ginebra y más tarde, en 1980, se mudó a un habitat más cálido, dónde de la mano o bajo el ala, elija el lector, de Tete Montoliu instaló su residencia en Barcelona hasta la actualidad. Tete incubó y vio crecer a este polluelo hasta que se  convirtió en el águila imperial que surca el firmamento de los diferentes paisajes musicales que constituyen su diverso hábitat natural.

Fue avistado por última vez surcando el auditorio de Vila-real en la noche del viernes 4 de abril, en compañía de otros pájaros de buen agüero que le escoltaron en el concierto en el que presentó su último disco denominado “Vuelos” en el que cada tema está dedicado a un tipo de ave oriunda de su tierra natal, concretamente fue liberando de forma ordenada al Chimango, la Torcacita, el Tero Tero, la Cigüeña, el Chajá, las Golondrinas, el Carancho, el Tordo y el Ñandú, transformando el auditorio en un aviario en el que cada ejemplar competía por ofrecer el mejor de sus cantos.

Esta obra discográfica contiene una mescolanza de profundas raíces asentadas en estilos oriundos junto con retazos de jazz, blues y un mosaico de melodías y armonías construidas desde la ingente creatividad y la vasta cultura musical de Horacio Fumero. Nadie se sorprende ya del arte y el aplomo de este respetado contrabajista y compositor, tampoco del buen hacer del excelente pianista catalán Joan Monné ya que ambos han visitado – y esperamos que lo sigan haciendo – con asiduidad los escenarios de nuestra provincia, pero si que constituyó una agradabilísima sorpresa el trompetista argentino Mariano Lolácano, un valor en continuo crecimiento y del que oirán hablar mucho en el futuro. Con un estilo impecable, arraigado en las influencias de Wynton Marsalis, Miles Davis, George Garzone, Louis Armstrong, entre otros y con una dicción y lenguaje ricos y extensos, Mariano embelesó al respetable.

Fue un concierto de altos vuelos, en ocasiones acrobático, en otras majestuoso como el del cóndor, pero siempre armónico, siempre con un rumbo definido, siempre a favor de corriente.

Ojalá que estas aves precursoras de primavera ahuyenten a los pájaros de mal agüero, y que la cultura en general y el jazz en particular renazcan de entre sus cenizas cual ave fénix y remonten un vuelo que nunca debieron abandonar.

Eladio Reinón Quartet

ELADIO REINÓN QUARTET

Eladio Reinón

Hot Cool

Auditori de Vila-real, Castelló de la Plana, España

7 de febrero de 2014, 23:00 h

Ciclo Avui Jazz

Músicos: Eladio Reinón, saxo tenor; Albert Sanz, piano; Max Salinger, contrabajo; Stephen Keogh, batería

Estaba programado un concierto a cargo de la cantante británica Tina May como líder, pero problemas de salud le impidieron acudir a la cita. A cambio contamos con la presencia de Eladio Reinón, con los “siders” originales de Tina, el extraordinario baterista Stephen Keogh, el creciente valor del teclado bicolor, el paisano Albert Sanz y un bisoño norteamericano de Boston, Max Salinger.

Se esperaba pues que asumieran el mando en plaza tanto Albert como Stephen, pero el curso del concierto se encargó de alterar las expectativas del respetable. Albert Sanz se fundió en un segundo plano junto con el rokie contrabajista Max Salinger. Stephen, un fino estilista en todas las lides rítmicas jazzísticas no defraudó y estuvo a la altura a la que nos tiene acostumbrados. Eladio, en cambio, con una discreción digna de un ujier, dejó que su música se encargara de engrandecer su menuda figura. Su ortodoxa y meliflua dicción cercana a la de Paul Desmond, producía el espejismo de estar escuchando a un saxo alto antes que un saxo tenor, lo cual satisfaría a los más exigentes diletantes desmonianos y getzianos.

El discurso transcurrió entre conocidos standards de jazz como Stables mates, de Benny Golson, Cheese Cake de Dexter Gordon o Syeeda’s song flute de John Coltrane, boleros como “Tres Palabras” de Oswaldo Farres y composiciones propias de Eladio Reinón como un blues-rumba homenaje a Charlie Parker.

Lo que al principio pareció un cumplido de Albert Sanz para salir del atolladero y contentar al público “Uno de los grandes saxofonistas de jazz de este país”, se fue fraguando como una realidad tangible con el transcurrir del concierto.

Keogh no le anduvo a la zaga a Reinón y desenfundó todas sus artes percusivas con la precisión y gusto a las que nos tiene acostumbrados. Sanz fue disponiendo junto con Salinger y Keogh un firme sobre el que se deslizaba Reinón sin aparente esfuerzo y sin aspavientos, más allá de los necesarios para hacer hablar a su instrumento en un lenguaje que conocemos todos: jazz.

El concierto no fue el único acto cultural que ofreció el ciclo Avui Jazz en la noche del pasado viernes, sino que estuvo acompañado por la exposición de fotografías de jazz en la casa del Oli y la edición del libro de la presente temporada con los comentarios del prestigioso crítico Bob Bebop y fotografías de los miembros de la agrupación fotográfica Sarthou Carreres.

Roger Mas Quintet

 ROGER MAS QUINTET

Roger Mas 2

Hot Cool

Vila-real, Castelló de la Plana, Españal

Auditori de Vila-real

Dia 7 de marzo

Hora 23:00

Músicos: Roger Màs, piano;  Raynald Colom, trompeta; Santi de la Rubia, saxo tenor; Deejay Foster, contrabajo; Jo Krause, batería.

El quintento liderado por el pianista y compositor Roger Màs presentó en primicia su último trabajo discográfico titulado AMEBA, que está a punto de salir al mercado. Este registro que nació como un cuento infantil, es una alegoría musical que nos transporta a través de los mares del planeta de la mano, mejor dicho, de la aleta y los pseudópodos de una ballena y una ameba, respectivamente. Roger Más entrega su sello personal en forma de bellas y maduras composiciones aderezadas por la recreación individual de cada uno de los músicos de la formación, dejando cada uno su propia impronta.

Màs, que tiene una dilatada carrera como jazzman, ha colaborado con músicos de la talla de Perico Sambeat, Carles Benavent, Marc Ayza, Marc Miralta, Eladio Reinón, Horacio Fumero, Joe Magnarelli, Gorka Benitez, etc. Ha conseguido numerosos premios y galardones, tanto como concertista como compositor.

El concierto transcurrió entre los temas de Ameba, pero hubo espacio para algún standard como Round Midnight de Thelonius Monk en un mano a mano entre Roger y Raynald,  Melancholia de Duke Ellington y Naima de John Coltrane en el que Santi de la Rubia hizo gala de su exquisito fraseo.

Por su parte Jo Krause y Deejay Foster armaron un entramado rítmico sólido y sobrio, no desprovisto de brillantes destellos solistas cuando se presentó la ocasión.

Una brillante presentación de AMEBA, el disco que arribará a nuestras costas en breve y que es merecedor de un lugar destacado en nuestra discoteca.

Hot Cool

Concierto de Bernstein – Marco Trío

Bernstein-Marco-trio

CONCIERTO

BERNSTEIN – MARCO TRÍO, PURO COOL

Hot Cool para MZZ, Benicàssim

El pasado jueves, día 19 de diciembre, con el patrocinio del Ayuntamiento de Benicàssim, tuvo lugar en el teatro municipal un extraordinario concierto de jazz a cargo del trío integrado por Peter Bernstein, Fernando Marco -ambos guitarristas- e Ignasi González, contrabajista.

Peter Bernstein es hoy en dia uno de los más prestigiosos guitarristas de jazz a nivel mundial, para muchos el número uno. Su carrera, a pesar de su juventud, está plagada de éxitos y reconocimientos por sus numerosos conciertos y registros discográficos tanto como líder como acompañante de los más exitosos jazzmen del planeta. Discípulo de Ted Dunbard y el recientemente fallecido Jim Hall, es un fiel heredero del más puro estilo cool, dando continuidad a la larga dinastía de grandes guitarristas tales como Wes Montgomery y el propio Jim Hall, por citar a dos de los más conocidos.

Fernando Marco es un producto de la tierra, con las mismas referencias estilísticas que Bernstein y que en su dilatada carrera ha liderado sus propias formaciones, así como ha compartido escenario con grandes jazzmen, como Louis Stewart, Tete Montoliu, Eddie Palmieri, Dave Mitchell y MC Sextet, entre otros.

Ignasi González, contrabajista, es acompañante habitual de las grandes estrellas del jazz cuando giran por nuestra geografía, su lista de colaboraciones es tan larga que sería ocioso mencionarla, Ignasi es realmente un acompañante de lujo.

Este tipo de trío, sin ser atípico, no es muy habitual y menos aún con la calidad del que hoy nos ocupa. Por su peculiaridad tímbrica exige de los guitarristas una complicidad y una coordinación impecables, para no enmascarar ni suplantar los respectivos papeles de solista y acompañante y aquí, tanto Bernstein como Marco demostraron mucho oficio y maestría, dialogando con una cortesía y estilo exquisitos con la moderación del contrabajo, cuyo papel armónico-rítmico adquiere un papel crucial en este tipo de formación, pero además aportó su interlocución en la mayoría de los temas intercalando o apostillando la conversación de las cuerdas.

Desde el primer tema “I should care”, Bernstein elevó el listón de la conversación a la cima de ortodoxia y erudición, cota al alcance de pocos y allí estuvo Marco sosteniendo el diálogo con la frescura de sus réplicas en el dialecto que más les gusta a ambos, el Cool y así prosiguieron sin decaer ni un ápice a través de temas tan propicios como los conocidos “Stella by starlight”, “Body  and soul”, “Yesterdays”, “I love”, “Star eyes”, “There is no greater love” y “Blues en Bb”.

Un lujo de concierto que no dejó indiferente al entendido público que se dio cita en torno a estos tres virtuosos en una fría y lluviosa tarde otoñal.

MAGACÍN DE JAZZ