Rick Margitza Quartet

 

rick-margitzaFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 10 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Rick Margitza, saxo tenor; Pierre de Bethman, piano; Daryll Hall, contrabajo; Andrea Michelutti, batería

Rick Margitza (1961, Dearborn, Michigan) nació y creció envuelto en música. Su abuelo paterno, húngaro,  tocaba el violín,  como su padre, quien formó parte de la Detroit Symphony Orchestra.

Estudió violín, piano y oboe, para finalmente recalar en el saxo. Giró con artistas tan famosos como Maynard Fergurson, Flora Purim, Miles Davis, Eddy Gómez, McCoy Tyner y Chick Corea, entre otros. En 2003 se mudó a París desde donde sigue desarrollando su carrera.

Sus principales referencias son Wayne Shorter, John Coltrane y Michael Brecker.

También es conocida y reconocida su faceta de compositor. Además de componer temas de jazz, también compone obras de corte clásisco, tales como un concierto para saxofón y orquesta, así como dos sinfonías.

rick-margitza-2Bien, después de esta breve biografía hablemos del concierto. Como ya consta en la cabecera de esta crónica, se presentó  en un formato clásico de cuarteto, con Pierre de Bethman en el piano, Darryl Hall en el contrabajo y Andrea Michelutti en la batería. De músicos tan virtuosos no se podía esperar más que una cosa: CONCIERTAZO.

Obviamente Rick Margitza era el lider, pero es que el resto ¡a cual mejor! Rick es un contrastado virtuoso cuya elocuencia musical cautiva a la primera nota, su sonido y su estilo están a caballo entre el cool y el hard bop, aunque modula a estilos más raciales cuando así lo impone el tema o el momento musical. Estuvo sensacional en todo momento, tanto en los fast-time como en las baladas, especialmente en la que dedicó con ironía a su país natal, Estados Unidos, que fue la balada “Cry me a river”

Alternó standards pero interpretó mucha obra propia.

Pierre de Bethman fue la sorpresa de la noche, un pianista exquisito que sabe arropar al solista pero que solea espléndidamente, estuvo fantástico toda la velada.

Daryll Hall estuvo espectacular, con improvisaciones estratosféricas, más propias de un guitarrista que de un contrabajista.

Andrea Michelutti es un baluarte en su instrumento. Asiduo del trío de Jerry Bergonzi, está acostumbrado tanto al saxo como al estilo al que se adscriben ambos saxofonistas. Fabuloso.

Un concierto digno de los mejores festivales de jazz del mundo, un verdadero acierto de la organización.

Hot Cool para Majazzine

 

 

Viktorija Pilatovic Quartet

viktorija-pilatovic-5Festival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 9 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Viktorija Pilatovic, voz; Joan Monné, piano; Ignasi González, Contrabajo; Roger Gutiérrez, batería

Excelente concierto el que ha ofrecido Viktorija Pilatovic en la velada del 9 de dicembre en el Teatre del Raval. Para los que como un servidor nos quedamos prendados del inmenso talento de esta grandísima artista y también para los que no tuvieron la suerte de asistir al evento, les anticipo que el concierto pronto verá la luz en forma de disco, ya que fue grabado en directo, un formato que sólo los grandes artistas se pueden permitir, como es éste el caso, sobre todo si están asistidos por el talento y el oficio de un ingeniero de sonido como Alberto Sales (Estudios Roquetes) para quien la grabación en directo no tiene ningún secreto ya que lleva unos cuantos magníficos trabajos grabados en directo en concierto para el sello Blau Records.viktorija-pilatovic-4

Volvamos no obstante al objeto de esta crónica. Esta joven lituana desdice la reseña que la anunciaba en el panfleto del programa de  Jazz a Castelló como “una de las grandes promesas del jazz vocal”. De promesa nada, estamos ante una artista consolidada que derrocha talento por los cuatro costados. Pianista, compositora, arreglista, vocalista y además guapa y simpática, a sus 27 años tiene unas condiciones excepcionales que la experiencia y el trabajo sólo pueden mejorar. Viktorija no promete nada, ofrece y mucho.

Obtuvo el Master de Música en el Berklee College of Music, en el que había estudiado gracias a una beca completa y dónde ejerció como profesora asistente de interpretación vocal de jazz en su delegación de Ecuador.

Recientemente grabó su segundo album con composiciones propias. en 2014 ya grabó y actuó con la big band de Perico Sambeat

Ha colaborado con Abraham Laboriel, Perico Sambeat , Victor Mendoza, John Clayton. J.D. Walter, Ralph Peterson, Alex Sipiagin, David Berkman, Don Braden, Jeff Cascaro, Joris Teepe, Freddie Bryant, Gene Jackson, Robin Eubanks. Asimismo ha tomado parte en el Montreux Jazz Festival Shure Vocalist Competition.

Nacida en Klaipeda, Lithuania en 1989, Viktorija fue pianista de música clásica hasta el momento en el que descubrió el jazz, hecho que la condujo a la Academia Lituana de Música y Teatro para más tarde asistir al Prins Claus Conservatorium in en Holanda dónde se graduó en interpretación de jazz y arreglos.

¿Qué le falta a Viktorija para ser considerada una diva del jazz? Quizá la nacionalidad americana, porque de lo demás va sobrada: timbre, color de voz, afinación, articulación, swing, improvisación, elocuencia, registro amplio, potencia, técnica depurada y sobre todo intuición, elegancia y gusto ¿me he dejado algo? Si, cierto, dotes dramáticas ¿Se le puede pedir más? Si le añadimos que compone con mucho gusto y que hace unos arreglos estupendos…en fin, algún defecto tendrá, pero yo no le veo ninguno.

Centrémonos en el concierto. Presentó un repertorio de standards muy conocidcos por el gran público, pero con su toque personal modificando, ora el tempo, la tonalidad, el compás, el ritmo, el estilo, etc. en algunos standards todos estos elementos se vieron modificados en varias ocasiones sin solución de continuidad, ofreciendo al espectador una abigarrada paleta de posibilidades de moldear un tema a su gusto, en cualquier momento y sin aparente dificultad, como si se tratara de una pieza de plastilina.

Joan Monné ponía el contrapunto con sus exquisitos solos, mientras Ignasi González y Roger Gutiérrez sostenían el tempo y el ritmo con seguridad y solvencia, como ya nos tienen acostumbrados.

Tomen nota de esta cantante-compositora-arreglista-pianista (sí, ya sé a mi tampoco me gustan estas ristras entreguionadas, pero lo de cantante se le queda pequeño y las otras facetas no son moco de pavo como para dejarlas aparcadas) No tardará en ser reconocida como lo que es, una músic@ como la copa de un pino.

Hot Cool para Majazzine

MC Latin Jazz Project. Siguen los mares fundidos

Mc Latin dibujoFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 8 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 20:00

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

No, no te has equivocado, no estás en un foro sobre el cambio climático. MC es el acrónimo de Mediterranean-Caribean, como explica Julio Montalvo, el portavoz y líder del grupo. Este sexteto que comenzó su singladura musical en 2012, ha resistido los embates, los temporales y la calma chicha poniendo proa a la música con una acertada fusión de las culturas caribeña y mediterránea fraguadas con la argamasa del jazz. Esta vez se presentaron con dos novedades en la formación, Víctor Jiménez en el saxo alto y Arnaldo Lescay en la batería, arropados por el resto de la tripulación, como son Julio Montalvo en el trombón, Ricardo Belda en el piano, Fernando Marco en la guitarra y Lluis Llario en el Contrabajo.

La versatilidad de este grupo hace que Dizzy Gillespie o  Wayne Shorter parezcan de ascendencia caribeña, aunque en el repertorio también figuran obras originalmente escritas con sabor caribeño, tales como Cha Blues, o A Gosal, compuesta por Fernando Marco.

El grupo empasta fenomenal (no, no son dentistas, hablamos de conjunción, resulta curioso que este término ampliamente utilizado por los músicos de habla hispana no lo recoja la RAE) y sus individualidades están más que contrastadas, pero es que además el calor que transmiten a través de su música y su puesta en escena, liderada por el almirante Montalvo, hacen que los conciertos de MC Latin Jazz Project resulten una fiesta.

Hot Cool para Majazzine

Concierto de John Pizzarelli

John Pizzarelli.

ACCENTUATE THE POSITIVE
“Man, they said we better, accentuate the positive
Eliminate the negative
Latch on to the affirmative
Don´t mess with Mister In-Between”
Johnny Mercer, 1.944

LO SIENTO, NO PUEDO…
por Travelling BOB

JOHN PIZZARELLI TRIO
JAMBOREE , Barcelona – 30/X/2016 – Sesion 20:30
J.Pizzarelli : voz y guitarra
Mike Karn: contrabajo
Konrad Paszkudzki: piano

Todo el mundo sabe que el glorioso Johnny Mercer, leyenda del Great American Songbook, está enterrado en Savanah, Georgia; por lo menos todo el mundo que haya visto “Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal” (Clint Eastwood,1.997) que se abre con un plano de su lápida y a quien dedica la película. Mercer, 19 nominaciones a los Oscars (ganó 4), cofundador de Capitol Records, letrista y compositor; suyas son las palabras de “Come Rain Or Come Shine”, “One For My Baby (and one more for the road)” con música de Harold Allen, o las mismísinas “Moon River” y “Days Of Wine and Roses” con Mancini, entre centenares.

John Pizzarelli es el hijo de Bucky Pizzarelli, que tiene ahora 90 años, histórico guitarrista de Benny Goodman y veteranísmo de todas las batallas musicales de los 40, 50 y más ; su hermano Martin Pizzarelli es bajista y durante años ha formado en su trio habitual. Son pues una saga de músicos profesionales de jazz que cubren casi 80 años de historia con dos generaciones de Pizzarellis. John tiene ahora 56 y está casado con la cantante Jessica Molaskey. Profesionales, ya digo.

Domingo por la tarde en la Plaza Real de Barcelona; dos colas ante el número 17, una lleva al espectáculo flamenco-racial de Los Tarantos y la otra al Jamboree . No puedes confundirte excepto que seas ciego. Ciego como Rubén, un treintañero melómano madrileño acompañado de su chica, también invidente, a los que rescaté del porompompero junto a su tremendo perro guía. Decir que lo mejor de la velada fue ver bajar al perrazo por las estrechas escaleras del Jamboree tirando de sus entusiastas amos, quizá no sea injusto…

El San Miguel Jazz Festival (las cervezas y el jazz parecen haber celebrado sus esponsales : la ciudad está tomada de carteles del otro Festival, el que patrocina Estrella Damm) trae este domingo a un conocido del local (triunfó en 2015 y volverá a hacerlo hoy, por San Miguel !) , lo han adivinado: el trajeado John Pizzarelli .

Mr Pizzarelli con su guitarra y su voz como salida del sobaco (en fin, piensen ustedes en Michael Franks o en el bueno de Stephen Bishop) pero con swing (melífluo a veces, pero swing) ha ido construyendo su carrera con una colección de discos monográficos no por obvios menos efectivos: “ Dear Mr Cole” (adivinen), “Mr.Sinatra” …y así hasta los Beatles o James Taylor, llegando recientemente a Mercer y a McCartney (en lo que ha llamado “Midnight McCartney” , una colección de temas del papá de Stella en solitario, grabado con toda una corte de estrellas del jazz pop) – No sé (ni me importa) lo que pensará Bucky , pero no parece irle mal a Johnny: en la portada de cada disco estrena traje nuevo.

Así que nos cayó en suerte un repertorio basado en sus dos últimos discos, dedicados a Mercer y a Sir Paul. Silencio ahora, los músicos salen a escena. Cordial aplauso de una sala casi llena.

En Modo Automático empezaron a llover Mercer’s : “Dearly Beloved”, “I’m Old Fashioned” (desde luego), “Skylark” (sí, también la letra del inmortal tema de Hoagy Carmichael es suya) , las bellísmas “Emily” y “Empty Tables” (el mejor momento de la tarde), y desde luego casi como un himno pizzareliano “Accentuate The Positive”, que es lo que intentó el hombre por si colaba . Y parece que coló a juzgar por la predisposición del público a los aplausos.

No andaron muy afinados en los primeros temas: el circunspecto polaco al piano entraba y salía de ellos sin demasiada convicción, el contrabajo sostenía al guitarrista /cantante por los pelos, pero la habilidad de éste para camelarse a Mercer (aunque bien pudo haber sido Nat King Cole o cualquier otro de sus “homenajeados”) mantuvo a la sala entretenida y poco a poco cuajó en un trío poco espectacular pero funcional.

Mr. Pizzareli estuvo amable y atento en las intros de los temas, breves pinceladas anecdóticas de un tipo en cuya casa paraban para almorzar o ventilarse una botella de vino gente como Al Cohn o Zoot Sims … y así hasta que de forma casi imperceptible acabó apareciendo la sombra de McCartney y el almíbar se derramó desde el escenario ( la versión de “My Love” mataría a un diabético). También el anecdotario viró al mundo del ex–escarabajo y sus angustias de superestrella supersimpático ante el que Pizza parecía derretirse abrazadito a su bonita guitarra vintage. Se despidió con un tema de Al Cohn, o eso nos hizo creer, por que después de la melaza liverpooliana hubiésemos creído cualquier cosa.

Esa misma semana salió el nuevo disco de Norah Jones, fabricado para instalarse en el número 1 de ventas de Amazon hasta después de Navidad y más allá, un par de pinceladas de Wayne Shorter para intentar que un disco de country diva parezca jazz . La señorita Jones, como Mr Pizzarelli y una docena más de vendedores globales representan el nicho del jazz en el mercado actual (junto a reediciones del “Kind of Blue”, naturalmente).

Mientras tanto mavericks como Benny Golson (nuevo disco hace un par de meses), Scott Hamilton (2 o 3 discos al año en pequeños sellos, incluyendo nuestro inspirado Blau Records), Peter Bernstein (con un sólido pie en la industria como acompañante y solista de lujo, pero también circulando por libre en gira permanente …) y otra docena más de valiosos ejemplares independientes mantienen viva la tradición del músico de jazz itinerante, casi vagabundo…y en la era de internet tenemos a nuestro alcance con facilidad no solo a los más grandes, los Davis, Coltranes y Monks, si no también a esa amplísima nómina de excelentes músicos que en los 40, 50 y hasta mediados de los 60 (con honrosas excepciones), construyeron el otro canon del jazz vivo y eterno con sus discos y el recuerdo de sus, por lo común, doloridas (pero hermosas) existencias: Lou Donaldson, Art Pepper, Buddy Tate, Johnny Griffin, Barry Harris y varios centenares más .

¿ He dicho ya que Rin Tin Tin no ladró durante todo el concierto?

 

 

 

 

 

 

Exposición fotográfica Jazz a Castelló de Manolo Nebot

lou

Exposición fotográfica

Título: Jazz a Castelló

Lugar: Hall del Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Fechas: del 2 al 12 de diciembre

Temática: Jazz

cecil-mcbeeCon ocasión del 25 aniversario del ciclo Jazz a Castelló, el fotógrafo vila-realense Manolo Nebot expone una selección de sus obras cosechadas a lo largo de este cuarto de siglo. Insignes artistas del género, tales como BB King, Scott Hamilton, George Benson, René Marie, Carmen Lundi, Stanley Jordan, Lou Bennet, etc. forman parte del elenco que prestó su imagen junto con su arte en su paso por nuestra tierra.cecile-mclorin-r-_mn47239e

La escena del jazz de nuestra provincia estaría incompleta sin su silueta recortada al contraluz. Sus fotos, junto con las del añorado Tico Gàmir, son el testimonio gráfico de una afición que sigue viva después de tantos años y que Manolo como nadie ha sabido plasmar documental y artísticamente.

Su relación con el jazz viene de lejos, desde que a los 10 años comenzara a jugar con las sales de plata y los utensilios fotográficos, para poco más tarde, a los 14 años empezara a interesarse por este género musical. Finalmente y de manera indisoluble, estas dos aficiones se fundieron en una unión fruto de la cual han surgido espléndidas obras artísticas que jalonan el curriculum de este fotógrafo.

Su obra ha sido admirada y reconocida ampliamente, tanto por losa3 aficionados al jazz, como por los aficionados a la fotografía, así como por la prensa especializada. Ha logrado numerosos premios a nivel internacional, ha sido finalista en los dos últimas ediciones de Jazz World Photo y sus obras se han publicado en prestigiosos medios tales como el Jazz Times o el Irock Jazz.

Mientras podamos escuchar el chasquido de su obturador y pulule su silueta por los escenarios del jazz, sabremos que el jazz sigue vivo.

Sigue disparando Manolo, el jazz te necesita

Hot Cool para Majazzine

Concierto de Ximo Tébar “Soleo” Band

Ximo Tébar Band "Soleo". The New Son MediterráneoDia: 17 de noviembre

Lugar: teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa – Sala Guirau

Hora: 21:30 h

Entrada: 16 – 18 €

Músicos: Ximo Tébar, guitarra; Ricardo Belda, piano; Víctor Merlo, bajo; Vicente Climent, batería

El famoso guitarrista de jazz valenciano, presenta junto a su banda su último trabajo, “Soleo”, en el que además de reconocer y homenajear las figuras de Jaco Pastorius y Miles Davis desarrolla su línea argumental en torno al estilo que algunos han dado en llamar jazz mediterráneo y del que señalan a Tébar como uno de sus precursores

 

VII Encuentro de Amigos del Saxofón. Vitoria-Gasteiz 29 de octubre de 2016

cartel-encuentro-saxos-2016Dia: 29 de octubre

Lugar: Musiketxea, Vitoria-Gasteiz

Organiza: Amigos del Saxofón – Foro Adolphe Sax

Colabora: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz

El próximo sábado 29 de octubre de 2016, tendrá lugar en Vitoria-Gasteiz el VII Encuentro de Amigos del Saxofón. Este evento está impulsado y organizado por los miembros del foro Adolphe Sax, el cual aglutina a casi 20.000 usuarios de todo el mundo, mayoritariamente de habla hispana. En su séptima edición, el encuentro ha recalado en tierras vitorianas gracias al empeño, energía, generosidad y buen hacer de un forero vitoriano, Kike Guzmán quien a la par que excelente saxofonista se ha destapado como un magnífico organizador. Si las otras ediciones fueron fantásticas,  la presente va a elevar el listón a un nivel difícil de igualar. Hay que tener en cuenta que el acto se organiza sin ningún apoyo económico ni tampoco patrocinio, únicamente se cuenta con la colaboración del ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que cede la sede del encuentro, Musiketxea y también, a través de Oficina Municipal de Turismo se ofrece a los acompañantes de los participantes en el Encuentro una visita turística guiada por la ciudad.

Las actividades previstas comprenden ensayos y concierto a cargo del Black Orpheus Sax Ensamble, formación intrumental compuesta íntegramente por saxos tocados por miembros del foro que ofrecerán un repertorio de standards de jazz arreglados expresamente para este tipo de formaciones. Habrá clases magistrales acerca de ese elemento tan importante del saxofón como es la boquilla, a cargo del luthier sevillano Manu Velasco Contreras. Abundando en las boquillas intervendrá el saxofonista y profesor navarro Iñaki Rodriguez quien impartirá una charla y cata a ciegas de diferentes boquillas. El luthier bilbaíno Abraham de Román atenderá consultas de los participantes acerca de cuestiones relativas al instrumento, tales como mantenimiento, solución de problemas comunes y mejoras. Por la noche, a partir de las 23:30 h, el pub Man in the Moon acogerá una jam session abierta a todos los participantes y a quien quiera colaborar.

Se estima una participación de 120 saxofonistas de todo el territorio nacional español, amén de acompañantes y público.

Por supuesto no puede faltar la cocina y los caldos alaveses que proporcionarán a los partipantes la energía necesaria para soplar (en el sentido músico-instrumental, por supuesto) durante toda la maratoniana jornada.

Desde Majazzine apoyamos abiertamente este tipo de actividades culturales, no sólo porque el género mayoritario sea el jazz -que no el único-, tampoco porque uno de los participantes sea quien suscribe -ups! yo solito me delato- sino porque al margen de los grandes festivales de jazz -y a fe mía que la tierra que acoge este encuentro es rica en ellos- estas actividades crean y fomentan la afición por la música, por el jazz y por el saxofón, aparte de estimular la cohesión de un colectivo que cultiva la música, la cultura y el buen clima entre sus participantes.

Deseamos larga y venturosa vida a todos los encuentros de esta índole y por supuesto, la mejor de las andaduras para el presente de Vitoria-Gasteiz 2016

Hot Cool para Majazzine

 

Crónica del concierto del Scott Hamilton quartet

scott-hamilton-2 Día: 15 de octubre de 2016

Lugar: Espai de la Música Mestre Vila, Benicàssim, España.

Hora: 22:30h

Músicos: Scott Hamilton, saxo tenor; Joan Monné, piano; Ignasi González, contrabajo; Jo Krause, batería.

Producción: Blau records

Patrocinio: Ayuntamiento de Benicàssim

Más de 150 personas se congregaron en este magnífico auditorio para escuchar al cuarteto de Scott Hamilton. La velada prometía, porque Scott siempre cumple…y cumplió. No recuerdo cuantas veces he escuchado en directo a Scott Hamilton –puede que sea también cosa de la edad- pero a pesar de que con él mis expectativas son siempre muy altas, no deja de sorprenderme y entusiasmarme ¡Qué sonido, qué articulación, qué lenguaje, qué finura, qué repertorio más bien escogido, …, y qué silencios! Sí, qué silencios -observación compartida con mi compadre Toni, compañero también en las tareas editoriales de Majazzine-. Me explico. No tengo nada contra los músicos verborréicos ni contra los atletas, bien sea del mástil, de las teclas, de las llaves, de los parches o de cualquier mecanismo de cualquier instrumento, es más, confieso que me suelen impresionar, aunque también me suelen saturarscott-hamilton a la primera de cambio. Pero saber compaginar con maestría soberbias frases cortas con un elocuentes silencios, no está al alcance de todos y en esto –y en todo lo demás, por supuesto- Scott es un maestro. La odiosa comparación sería confrontar un destilado de sabiduría en forma de aserto taoísta o refrán español (tan sabios los unos como los otros) con un trabalenguas ¡Vale, me he pasado! rebajo el tono y me centro en el maestro y en el concierto.

Abrió el concierto con el tema It’s you or no one (Jule Styne) tema popularizado entre otros por Dexter Gordon. Un fast swing como aperitivo para ir haciendo boca y calentando el ambiente. Los solos de Scott, contestados por Joan Monné dejaron bien a las claras por dónde iban a ir los tiros, a partir de aquí el listón no bajaría.

El segundo acto lo protagonizó Russian lullaby (Irving Berlin) un en forma de mid-time, en el que el envolvente sonido del saxo de Scott, nada más lejos que dormirnos con la nana rusa, nos encandiló, toda vez que ya se había metido al público en el bolsillo en el tema anterior. Qué decir de Joan Monné. Ya le hemos visto en más ocasiones, como líder o acompañando a otros grandes como Benny Golson. Él es un grande también, vaya estilazo, vaya recursos lingüísticos tiene el de Molins de Rei. Tampoco se durmió en la nana, al igual que sus compañeros de la sección rítmica, Ignasi y Jo, soberbios toda la velada.

Una vez ya con los motores bien engrasados, engranaron la velocidad crucero con Cherokee (Ray Noble), un foxtrot en origen que el jazz decidió transformarlo en fast swing.

Tras el ritmo imprimido por la pieza anterior convenía amortiguar la inercia, no nos fuéramos a desbocar, y así sucedió. El tema elegido para la ocasión fue Estate (Bruno Martino), una balada romántica convertida en standard por la magia del jazz, al igual que sucediera con Autum Leaves, pero en forma de bossa (ambas refieren estaciones meteorológicas ¿tendrá algo que ver?) que fue magistralmente interpretada tanto por Scott como por Joan.

Después le llegó el turno a Nobody else but me (Jerome Kern) otra tesela más en el mosaico que iba componiendo el cuarteto, sin sorpresas, sin innovaciones, sin estridencias, sin más argumentos que la propia música, el propio lenguaje, el que todos esperábamos y el que disfrutamos, que no por conocido ni por esperado es menos deleitoso

En sexto lugar sobrevoló Skylark (Hoggy Carmichael), alondra o calandria en castellano, para entendernos, una preciosa balada en cuya letra, el desdichado y doliente amante le plantea cuestiones al pobre pájaro que claro, el animalico no responderá -si no menudo sobresalto!-. Bien, disculpen por el desliz, pero estas letras me conmueven hasta el punto del delirio…

Scott y Joan preguntaron al pájaro pero con melodías tan bellas que no hubo lugar a respuestas ¡qué más daba! ¡quien las necesitaba!

Siguió la fiesta con The way you look tonight (Jerome Kern) otro éxito del señor entre paréntesis que sonó vigoroso y varonil en el tenor de Hamilton y prolijo y singular en las teclas de Monné

Se hizo de rogar La Rosita, un bolero de 1923 que ya grabaran Ben Webster y Coleman Hawkins y que ha hecho suyo Scott Hamilton dando nombre a un disco grabado en directo para Blau Records, registrado durante una actuación el pasado año.

Intentó cerrar el concierto con un rythm titulado Blue Capers (Blue Mitchell) y digo intentó porque el respetable con su insistente ovación obligó a Scott a regalar una última pieza, de título Summer Wind (Heinz Meier)

En resumidas cuentas, una delicia de concierto, como ya nos tiene acostumbrados este virtuoso, este genio del jazz, al que esperamos ver muchas más veces por estos pagos, un lujo al que tuvimos acceso gracias al patrocinio y sensibilidad del Ayuntamiento de Benicàssim y la producción de Blau records.

Jazz es cultura, no lo duden!

Hot Cool para Majazzine

Benicàssim 15 de octubre de 2016

 

Crónica del concierto de Lucho Aguilar Quartet

L.AMúsicos: Lucho Aguilar, contrabajo; Joan Soler, guitarra; Kontxi Lorente, piano; Tico Porcar, batería

Día: 23 de septiembre de 2016

Lugar: Casino de la Caja Rural, Vila-real

Hora 23:00

Entrada: libre

Ciclo: Real Jazz

Patrocinio y producción: Ayuntamiento de Vila-real

Vila-real sigue apostando por el jazz dentro su programación cultural, iniciativa que aplaudimos desde Majazzine, pues rescata una tradición instaurada a base de mucho esfuerzo y tenacidad y que situó a esta población en el panorama de las mejores programaciones estables de jazz de España. Ya en el recuerdo las 17 temporadas del ciclo Avui Jazz que desafortunadamente tocó a su fin en 2015, para decepción de los múltiples incondicionales que el citado ciclo había ido cosechando.

Avui Jazz ha muerto, viva Real Jazz

El debut de Real Jazz ha presentado a bandas tales como Mateo Rived Quartet, Lucho Aguilar Quartet, Ernie Orts Quartet, Reptilian Mambo y Semilla Negra.

A diferencia de Avui Jazz que programaba una actuación cada primer viernes de mes desde octubre a abril (exceptuando el mes de enero), Real Jazz, en ésta su primera edición concentra toda la programación en un fin de semana, desde el viernes 23 de septiembre al domingo 25 de septiembre.

Majazzine fue testigo de una de las actuaciones más atractivas del ciclo, la del Lucho Aguilar Quartet, de la que damos cuenta en la presente crónica

img_1851Lucho Aguilar, quien ya fue objeto de una entrevista en este mismo medio, cuenta con una dilatada carrera musical, acompañando a músicos de la talla de Antonio Serrano, Joshua Edelman, José Mercé, Chano Domínguez, Jorge Pardo, Gary Bartz, Harry Allen, Ken Peploski, Don Braden, Steve Marcus, Kirk Mc Donald, Richie Cole, Ingrid Jensen, Steve Turre, etc.

Últimamente, además de seguir acompañando a renombrados jazzmen internacionales, se prodiga como líder en diferentes formatos: dúo, trío, cuarteto, etc.

En esta ocasión capitanea la formación que componen su buen amigo y compadre, el excelente guitarrista Joan Soler, uno de los más importantes del panorama nacional, perteneciente a la gloriosa generación de músicos valencianos fraguada en la década de los 80. A su lado Kontxi Lorente una joven pero consolidada pianista que ha irrumpido con fuerza en la escena valenciana y que se ha labrado un merecido puesto de honor en el panorama jazzístico nacional. Completaba el cuarteto Tico Porcar, un sobrio baterista que consolida la rítmica.

Lucho Aguilar presentó un escogido ramillete de entre sus temas favoritos para un público diverso y expectante que se dio cita en el resurgir del jazz en Vila-real.

Los temas interpretados fueron, por este orden: Song for Bilbao (Pat Metheny), I’ll be seeing you (Sammy Fain), This Masquerade (Leon Russell), Effendi (McCoy Tyner), Soy Califa (Dexter Gordon), If Ray Brown was a cowboy (Brian Bromberg), Billy Boy (tradicional)

El primer tema, Song for Bilbao, muy del gusto tanto de Lucho como de Joan, recreó fielmente el mágico ambiente metheniano, merced a la guitarra de Joan quien con su sonido y su lenguaje supo construir como nadie esa atmósfera con la que homenajeó más que dignamente al maestro Kansino (por su cuna, Kansas City, malpensados). Kontxi puso el contrapunto con el piano, quien sin necesidad de seguir la senda envolvente de Joan, contribuyó a magnificar el paisaje metheniano.

En el segundo de los temas, I’ll be seeing you se impuso la ortodoxia de los standards de jazz. Fidelidad a los cánones y raíces -no desprovista de toques de tendencias actuales- que permitían reconocer las trazas de los grandes músicos que han interpretado I’ll be seeing You.

En This Masquerade el peso tanto de la melodía como de la improvisación reposó en las cuerdas del contrabajo, las cuales vibraron armónicamente con las del piano para ofrecer una muy bella versión de este clásico de Leon Russell consagrado ya en standard por la comunidad jazzera. El final mutó en un desenfadado estilo latin que imprimió un matiz diferente a la par que interesante y divertido a este tema tan melancólico

En cuarto lugar fue Kontxi quien introdujo y expuso Effendi en el que se reconocían perfectamente las trazas y las huellas del maestro McCoy Tyner. Estuvo soberbia.

En quinto lugar (¡exacto! no hay quinto malo) la presencia de Dexter Gordon inundó el recinto con el animado tema con ritmo latin Soy Califa, en el que se sucedieron creativos solos de Joan y Kontxi intercalados más tarde con cuatros de batería a cargo de Tico.

La sexta fue If Ray Brown was a cowboy, en la que Lucho echó el resto por la memoria de uno de sus músicos favoritos, con una vibrante y magnífica introducción seguida de una cálida y sentida exposición, para enlazar con el lirismo de su improvisación ¿quién dijo que el blues no es lírico?

Redondeando el repertorio, el cuarteto se lució con la canción tradicional standarizada por la magia del jazz Billy Boy que hizo las delicias del público quien lo agradeció con una cerrada ovación.

Tras un concierto así no se necesitan más argumentos para perpetuar un ciclo que nace y renace de entre las cenizas de su antecesor con fuerza, con ilusión y sobre todo con música, con buena música, que de eso se trata ¿no?

Hot Cool para Majazzine, Vila-real 23 de septiembre de 2016

MAGACÍN DE JAZZ