Tag Archives: concierto

Crónica RayuelJazz

IMG_0348Espectáculo: RayuelJazz

Día: 23/04/2015

Hora: 19:00 h

Lugar: Biblioteca Pública Rafalafena de Castelló de la Plana.

Músicos: Francisco Blanco “Latino”, saxo barítono; Jorge Sevilla, piano; Pedro Alarcón, contrabajo y locución; Miquel Navarro, batería.

El pasado 23 de abril, la Biblioteca Pública Rafalafena de Castelló de la Plana decidió celebrar el día del libro 2015 con una oferta cultural muy especial. Bajo el título de Rayueljazz, el trío QNus, junto con el saxofonista Francisco Blanco “Latino”, presentó un original espectáculo basado en la novela Rayuela de Julio Cortázar, cuya afición por el jazz quedó reflejada en buena parte de sus escritos, pero es quizá en Rayuela donde late de una manera muy especial.

De la mano de textos extraídos de la novela por el baterista Miquel Navarro, que el contrabajista Pedro Alarcón leía con exquisita dicción, el grupo interpretaba standards de jazz cuidadosamente escogidos y fenomenalmente interpretados.

Los temas interpretados fueron los siguientes:

Jazz me blues (Tom Delaney, versión de Bix Beiderbecke).

Save it pretty mamma (Don Redman, versión de Lionel Hampton).

Body and soul (Johny B. Green , versión de Coleman Hawkins).

Bebop (Dizzy Gillespie, versión del autor).

Central Park West (John Coltrane, versión del autor).

Ain’t misbehavin (Fats Waller).

I don’t mean a thing (Duke Ellington).

St. Thomas (Sonny Rollins).

The Jody Grind (Horace Silver).

Bemsha Swing (Thelonius Monk).

El espectáculo fluye e inunda el ambiente sobre el lecho entretejido por los textos de Cortázar. La rotundidad y solvencia de Latino blandiendo su barítono, el cual maneja con maestría, lideró el enunciado de los temas y las improvisaciones. Transmitió destreza, oficio y solvencia en todos los palos, desde la balada más melancólica, hasta el cool, el bebop, el hardbop, el blues, el funk o cualquier estilo que fuera apareciendo en el transcurso del espectáculo.

Estuvo muy bien escoltado por la sección rítmico-armónica, conformada por el trío QNus en el que militan Jorge Sevilla en el piano, Pedro Alarcón en el contrabajo y Miquel Navarro en la batería. Los tres arroparon las intervenciones de Latino y estuvieron a la altura en sus intervenciones como solistas.

Un espectáculo bien diseñado, bien preparado y mejor ejecutado, tanto, que si prestas suficiente atención, puedes ver a los cronopios asomando sus húmedas y verdosas cabezas de entre bastidores.

Hot Cool para Majazzine

Scott Hamilton Quartet

Lugar: Pizza Express – Londres OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dia: 3 de enero 2015-01-07

Hora: 21:00h

Entrada: 23 £

Intérpretes: Scott Hamilton (saxo), John Pearce (piano), Dave Green (contrabajo), Steve Brown (batería).

 

Hacía tiempo que Scott Hamilton no visitaba el escenario del Pizza Express de Londres, lo que había generado una gran expectación por la vuelta de este gran músico.

Scott es uno de los saxofonistas en los que la tradición de los clásicos es más evidente. Su calidez es sucesora directa de los sonidos que proporcionaban a su saxo Lester Young y Coleman Hawkins.

Hamilton es hoy día uno de los jazzmen con mayor actividad en todos los escenarios del mundo. Pocos son los días en que su trabajo no es oído en directo en los clubs y auditorios más importantes.

En esta ocasión, se presentó en Londres con un magnífico trío de músicos con los que ya había compartido escenario en anteriores ocasiones. Su gran amigo John Pearce fue un apoyo armónico imprescindible durante todo el concierto, adquiriendo más y más protagonismo tal y como iban desarrollándose los solos. Le siguió de cerca el gran contrabajista Dave Green, heredero directo del gran Ray Brown. En la batería, con un papel más discreto pero no menos importante, uno de los músicos más solicitados de Londres: Steve Brown.

Durante los dos pases de una hora cada uno que duró la actuación, Scott y sus músicos fueron desgranando poco a poco, con gran sabiduría y con el buen hacer que les caracteriza, una serie de estándards, la mayoría reconocibles por el público que llenaba el Pizza Express. Love Letters, Green Dolphin Street, e incluso Girl from Ipanema fueron algunos de los temas que regalaron a la audiencia.

Scott tiene la gran habilidad de saber estar dentro de distintos estilos. Aunque su gran influencia ha sido el cool jazz, es capaz de pasar por el swing y sentirse como pez en el agua con temas de hard bop. Sus frases largas, su sonido cálido y su conocimiento del lenguaje jazzístico le hacen hoy por hoy uno de los saxofonistas más importantes e imprescindibles del panorama del jazz.

En este concierto la comunicación con el público fue fluida desde el primer momento, consiguiendo hacer volar a la audiencia hasta territorios donde pocos artistas son capaces de llegar.

Scott dejó el escenario del Pizza Express con la misma energía con la que empezó y a la que nos tiene acostumbrados en todas sus actuaciones.

Entrevista: Pat Martino

Pat Martino 5Entrevistamos a uno de los guitarristas de jazz más importantes de la actualidad. A su indiscutible calidad musical se le añade una asombrosa historia personal de superación.

Pat Azzara (Martino, artísticamente) nació en Philadelphia en 1944 y comenzó muy joven, a los 12 años, a tocar la guitarra de jazz. A los 15 años ya estaba tocando como profesional y ganando dinero por ello.

Se podría decir que Pat Martino ha hecho dos carreras musicales en una misma vida.

Ascendió tempranamente al Olimpo de elegidos del jazz, dado que a su natural talento se le unió la indiscutible influencia de su padre, Carmen “Mickey” Azzara, que cantaba en los clubs locales y había estudiado algo de guitarra. Fue él quien llevó a Pat a escuchar y reunirse con Wes Montgomery y otros músicos de primera fila.

Pat coincidió con John Coltrane en las clases de música, con quien tomaba chocolate caliente mientras hablaban de música.

Su éxito precoz le llevó a integrar bandas de rock y su primera gira fue con el organista de jazz Charles Earland, un amigo de bachiller. A partir de aquí comenzó su ascenso imparable en el escalafón del jazz.

Más tarde se mudó a Harlem para sumergirse en el “soul jazz”.  El trío de órgano de jazz le caló profundamente, tanto que hoy en día es uno de sus formatos favoritos, como el que ha presentado esta noche (17/11/2013) en el Jimmy Glass de Valencia, España, junto con Pat Bianchi en el órgano Hammond y Carmen Intorre en la batería.

Pat Martino, mientras se encontraba de gira por Europa en 1976 sufrió unos ataques epilépticos que le llevaron al quirófano a causa de unos aneurismas cerebrales congénitos. Tras la última operación, Pat había perdido completamente la memoria, no reconocía a sus padres ni sabía quién era él ni a qué se dedicaba.

Tras once años de rehabilitación física, mental y musical, reconstruyéndose guitarrísticamente a través de la escucha y la transcripción de sus propios discos, reapareció en 1987 en Nueva York en un concierto cuya grabación se editó en un disco titulado “The return” (El regreso).

Después de esta reaparición se retiró por un período de 7 años para cuidar a sus padres enfermos, y no volvió hasta 1994, tras la muerte de ambos, grabando “Interchange” y posteriormente”The Maker”.

Hoy en día Pat Martino sigue siendo uno de los dioses del Olimpo del jazz, compaginando los conciertos y las grabaciones con la enseñanza en la Universidad de las Artes en Philadelphia.

Pat Martino 4

Justo después de la prueba de sonido y antes del concierto, gracias a la intercesión de su manager en España, Pat nos recibe en la barra del bar del Jimmy Glass y accede a que le hagamos las siguientes preguntas.

1.- Usted ha realizado una doble carrera de éxito, antes y después de su enfermedad, es una historia singular y asombrosa. Además de su natural y excepcional talento, ¿qué factor ha sido también importante en su regreso a la élite mundial del jazz?

Cuando yo era joven sólo tenía un foco de interés, la música. Música, música y sólo música. Música a todas horas, estudio, análisis, escuchar, leer, practicar. A partir de mi enfermedad comprendí que la vida era algo más, era la familia, los seres queridos, un amanecer, una buena comida, una buena charla, una buena lectura. Esa amplitud de miras fue la que me dio fuerzas para volver pero de otra manera, valorando las cosas que tenía alrededor y que antes me pasaban desapercibidas. La música sigue siendo mi gran afición y mi mayor ocupación, pero no la única.

2.- Si usted tuviera que citar tan sólo a un par de músicos que hayan inspirado su carrera musical ¿a quien citaría?

Sólo dos es imposible, no sería justo, pero podría decir que sin duda Wes Montgomery y John Coltrane han sido influencias muy importantes, pero no puedo dejar de citar a Jack McDuff y otros organistas que han marcado mi música.

3.-¿ Cuál es la formación con la que más le gusta tocar?

El trío con órgano, como la que presento esta noche es una de mis formaciones favoritas, porque fue una de las que más me marcó en mis comienzos, pero me siento cómodo en cualquier tipo de formación.

4.- ¿Qué guitarrista ha influido más en su carrera?

Wes Montgomery, pero hay muchos otros a los que me gusta escuchar.

5.- ¿Cuál es su compositor favorito?

Escucho mucha música de todo tipo, clásica, rock, étnica, jazz por supuesto, pero encuentro cada día más música que me gusta y me sorprende.

6.- Su dinámica es muy potente, su ataque a las cuerdas es muy poderoso, al estilo clásico, pero últimamente está tocando con una guitarra sólida, es algo sorprendente.

Bueno, yo aprendí a tocar con las clásicas guitarras de jazz de caja y eso condicionó mi aprendizaje y mi técnica. Hoy en día la electrónica facilita mucho las cosas y puedo seguir tocando con mi técnica de siempre y obtener el sonido que me gusta. Cuando me rehabilitaba de mi enfermedad empecé a tocar sintetizadores de guitarra y me estimulaban la curiosidad de encontrar nuevos timbres. No renuncio a experimentar aunque siempre vuelvo a mi técnica y a mi guitarra de caja. Por otro lado, la guitarra sólida es más cómoda para la gira (sonrie).

7.- ¿Dentro del jazz, cuál es su estilo favorito?

El hard-bop, cool y soul jazz.

En este momento Pat es requerido por su manager para preparar los prolegómenos del concierto, le damos las gracias y nos despedimos. Vamos raudos a ocupar nuestro asiento en el apretado aforo del Jimmy Glass.

El concierto estuvo a la altura de la expectación generada y el público así lo supo reconocer con apasionadas ovaciones y vítores, no sólo a Pat Martino sino también a Pat Bianchi y a Carmen Intorres Jr.

Hot Cool para Majazzine

Valencia, 17 de noviembre de 2013

Josep María Farràs – Toni Solà Quintet

CONCIERTO: JOSEP MARIA FARRÀS – TONI SOLÀ QUINTET

D.A. Benicàssim Farràs i Solà

Día: 12 de diciembre de 2014

Lugar: Espai de Música Mestre Vila de Benicàssim (Castellón –  España)

Músicos: Josep María Farràs, trompeta; Toni Solà, saxo tenor; Marc Martí, piano; Ignasi González, contrabajo; Xavi Hinojosa, batería

El Festival Internacional de Jazz de Benicàssim nos deparó otra jornada memorable con la actuación del quinteto comandado por Josep Maria Farràs y Toni Solà, una unión ya inscrita en el registro de parejas de hecho del jazz nacional. De hecho –no he podido contener la redundancia- su complicidad es tal que sus voces se funden en un instrumento politímbrico empastando de manera aparentemente  fácil y natural.

Parafraseando a Toni Solà -quien ejerció de maestro de ceremonias- el escenario se pobló de cuatro generaciones de músicos, desde el más veterano, el trompetista Josep María Farràs al más bisoño, el pianista Marc Martí y esa combinación de sabiduría, experiencia, groove, feeling, raíces y frescura resultó en un cóctel con muchísimo sabor, rebosante de matices, ofreciendo una amplia paleta de aromas que mutaban según la pieza que los cocineros Farràs y Solà habían escogido cuidadosamente para la ocasión.

El menú descartó de entrada platos insulsos como el lluç bollit (merluza hervida) y se adentró de lleno en el mundo de sabores, aromas, colores y texturas que ofrece el hard-bop, devoción a la que se adscriben sin ambajes los líderes del quinteto. El primer plato fue “Blues Walk” de Lou Donaldson, un entrante que marcaba a las claras el itinerario del menú. Siguió un entremés atemperado en forma de bossa nova, “Ceora” de Lee Morgan, para dar paso al conocido midtime “Bye bye blackbird” de Ray Henderson, en el que Solà destapó el tarro de sus esencias y Farràs desdobló su trompeta –merced a la sordina- en dos instrumentos que dialogaban en animada conversación. En el cuarto plato, “No problems” (A. Blakey- Jazz Messengers) del film “las amistades peligrosas, Xavi Hinojosa se explayó a placer evocando al gran Art Blakey, antes de que los vientos relajaran el tono con la balada  “Old Folks” de Willard Robinson, cuyo título hicieron propio y extensivo a la audiencia en un ambiente de complicidad total, del que brotó “Work Song” de Nat Adderley con el que se remontó el vuelo, en el cual se sirvieron unas apetitosas “Fried Bananas” de Dexter Gordon adobadas con mucho swing y groove.  El postre consistió en un gemido “Moanin’ ” de Bob Timmons. En el capítulo de bises se sirvió Black Orpheus para una digestión nocturna apacible.

Farràs y Solà son una referencia obligada en el jazz nacional, su sonido y su lenguaje son dignos herederos del legado hard-bop de los fértiles 50 y encarnan la autenticidad de las raíces más raciales del jazz. Al mismo tiempo fue una agradable sorpresa comprobar como valores emergentes como el jovencísimo pianista Marc Martí se pronuncia con la solvencia y el arte de un maestro en uno de los estilos más representativos y arraigados del género. Por su parte, Ignasi González y Xavier Hinojosa llevaron en volandas al resto y esgrimieron sus propios argumentos en sus respectivos solos. Una velada repleta de sabores que satisfizo al mejor de los gourmets. Salud.