Tag Archives: contrabajo

Dmitry Baevsky – Somethin’ Special

Portada final web

Suena “Cheese Cake” (Dexter Gordon). El timbre es el de un saxo tenor. Pregunto extrañado al productor y ¡oh sorpresa, es un saxo alto! ¡Me la dió con queso! Escudriño críticas y verifico que cualificados críticos sucumbieron también a su impostura. Me reconcilio con mi autoestima y reafirmo mi admiración por Baevsky.

El sonido de Dmitry es cálido, grueso, oscuro, con una rotunda presencia y un timbre lleno de armónicos.

En el presente trabajo, ha elegido un variado ramillete de standards que van mucho con su estilo.

Comienza con Somethin’ Special, (Sonny Clark), jugando al embuste con el timbre de su saxo, y con la estructura del tema que comienza como un blues menor, para sorprendernos con un interludio a ritmo ternario. En el tema dialogan locuazmente piano, batería y contrabajo.

Sigue un mid-time swing con Fools rush in, (Mercer-Bloom), con un tono y un fraseo más vivo y más alegre, en consonancia con el título del tema.

En el siguiente corte Cheesecake, perfectamente instalado en el lenguaje de Dexter Gordon, Dmitry nos ofrece una magistral versión, sin abandonar la onda Gordoniana pero esgrimiendo sus propios argumentos. Un estupendo solo de Fabio Miano y unos compases de alternancia entre breaks y obstinato conducen a un fantástico solo de batería de Joe Strasser.

La cuarta pista rebaja la tensión rítmica, que no la emocional, con un sentido Lament (J.J. Johnson), dónde Baevsky muestra su sensibilidad y su delicadeza enhebrando nota a nota esta preciosa balada.

En quinto lugar aparece Eclypso (Tommy Flannagan), un calypso, para entonar el ánimo. Toma la voz el piano para entregarle el testigo al saxo. El ágil fraseo de Baevsky, a caballo entre el hard y el latin, invita a participar al contrabajo y a la percusión, la cual deja bien patente que ningún ritmo le es ajeno.

Una vez puestos, ¡para qué parar! parece proponer Dmitry con The end of a love affair (Edward Redding) en sexto y lugar, con un guiño latin final.

En séptimo y último lugar aparece I thougt about you (Jimmy Van Heusen). El tema debuta como balada flotando entre subtonos, pero muta en un mid-time swing con un fraseo fresco y fluido, invitando a participar en la conversación al piano y al contrabajo.

En conclusión, un gran disco de un gran virtuoso del saxo…¿alto? Que sí, alto, acompañado de unos grandes intérpretes.

Hot Cool para Majazzine.

Charlando con Lucho Aguilar

CHARLANDO CON LUCHO AGUILAR

L.A

Lucho Aguilar es un músico muy considerado en el panorama jazzístico nacional. Su dilatada carrera abarca colaboraciones en múltiples géneros (jazz, latin-jazz, flamenco, reggae, etc…) con músicos de la talla de José Mercé, Joshua Edelman, Antonio Serrano, Chano Domínguez, Jorge Pardo, Joan Soler y con un amplio número de solistas americanos: Gary Bartz, Harry Allen, Ken Peploski, Don Braden, Steve Marcus, Kirk Mc Donald, Richie Cole, Ingrid Jensen, Steve Turre.

Llegó al contrabajo por casualidad, de la mano de una circunstancia inesperada y a partir de ahí se fraguó como contrabajista de forma autodidacta, como sucede en muchas biografías de los grandes artistas del género.

DSC_5537

Culto, leído, talentoso, inteligente, ingenioso, sarcástico y lenguaraz, atesora un verbo ágil, fluido, avasallador por momentos, con el cual maneja y administra la conversación a su antojo, cediendo sin embargo espacios de cortesía al interlocutor, pero sin soltar la manija incluso aunque lo parezca. Siempre encuentra un hueco para intercalar chistes, bromas, chirigotas o cualquier interludio humorístico. Es muy difícil entablar una conversación con Lucho sin que te arranque la carcajada.

En el plano musical es un baluarte del contrabajo, sobrio, rocoso y seguro en la construcción rítmico-armónica y creativo en los solos, en los que emerge el acervo de los grandes del instrumento.

Tras varias tentativas fallidas, por fin concertamos la cita en un apacible y soleado día de los Santos Inocentes, una divertida coincidencia. Nos acomodamos en la terraza de un céntrico restaurante de Valencia, provistos de sendas copas de un buen cava que acompañará y fluidificará nuestra conversación.

Siempre me resulta difícil romper el hielo y mutar en entrevistador cuando el que tienes al lado es un amigo.

Bueno, es el momento. Intento a duras penas instalarme en mi rol, aclaro mi garganta, repaso ociosamente la plantilla de preguntas que me sé de memoria y que luego indefectiblemente altero, me justifico innecesariamente y por fin encuentro el tono y la frase para iniciar nuestra entrevista que se torna en charla a golpe de mis constantes interrupciones.

foto-L.A

MAJAZZINE ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

LUCHO AGUILAR. En realidad siempre me ha interesado la música, cuando de pequeño íbamos al pueblo, en las fiestas siempre me quedaba prendado con la música de las orquestas que amenizaban las verbenas. Pero el interés más profundo surgió en la adolescencia, cuando estudiaba en el Instituto de Educación Secundaria. Un compañero tocaba la guitarra española y este hecho que llamó poderosamente mi atención, junto con la influencia de mi hermano mayor, el cual solía escuchar música flamenca, fundamentalmente a Camarón y también música brasileña, me impulsaron a decidir que quería ser guitarrista flamenco.

También influyó decisivamente mi amigo “Forges”, melómano dónde los haya, quien nos grababa música que previamente seleccionaba con esmero, incluso programaba la música, a guisa de improvisado disc-jockey, en la juke-box (máquina de discos, rocola o fonola) de los billares de mi barrio.

Hubo dos hitos concretos que me impactaron, fueron Entre dos aguas de Paco de Lucía y The Leprechaun de Chick Corea, fueron dos referencias decisivas que me impulsaron a querer entender y tocar aquella música que me deslumbraba.

MJZZN ¿Cómo y cuando te interesas por el jazz?

LA Aparte del citado álbum “The Leprechaun”, de Chick Corea, que se enmarca en el estilo de jazz-fusion, fueron figuras como Stan Getz, Don Pullen, George Adams, a los que pude escuchar y ver en directo en el Festival de Jazz del Teatro Principal de Valencia. Luego llegaron los conciertos de “Perdido” y “Tres tristes tigres” y otros clubs ya desaparecidos, pero que en su momento eran los santuarios del jazz en Valencia.

MJZZN ¿Por qué elegiste el contrabajo?

LA En realidad él me eligió a mí. En un concierto en el Principal con el grupo Gàvia a Bàbia, me pidieron que tocara el bajo porque el titular se había ido al servicio militar, yo les contesté que yo era guitarrista, que no tocaba el bajo, a lo que me respondieron “tranquilo, es aún más fácil, tiene dos cuerdas menos que la guitarra”. Estuve aterrorizado justo hasta el momento de salir a escena, una vez allí me centré en mi trabajo y experimenté el subidón que da el poder estar a la altura de las exigencias y…hasta hoy

MJZZN ¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

LA Como ya he dicho empecé a escuchar a Chick Corea y otros intérpretes del estilo jazz-fusion, al mismo tiempo escuchaba a grupos como Yes, Genesis, Pink Floyd, Jethro Tull, Osibisa, Ray Barreto, Tito Puente y muchos otros que resultaría ocioso citar.

Más adelante fui ampliando mi espectro de estilos dentro y fuera del jazz y por citar algunos de los que más me gustan te diría: Weather Report, Stanley Clark, Steps Ahead, Eddie Gomez, John Patittucci, Maceo Parker…….,música clásica, reggae, flamenco, funk….Soy omnívoro, musicalmente hablando

MJZZN Si no tocaras el contrabajo ¿qué instrumento tocarías?

LA La batería o el piano

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

LA Que adquiera una formación clásica, no necesariamente en el conservatorio, por razones técnicas.

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un contrabajista para mejorar su lenguaje?

LA En primer lugar, que escuchara mucha música, pero con una actitud de escucha atenta, intentando asimilar el fraseo, los recursos de su instrumento. En segundo lugar, que transcribiera. La transcripción es fundamental para la ampliar y enriquecer el lenguaje. En la transcripción está todo: la melodía, el fraseo, la articulación, la acentuación, en resumen, todos los elementos indispensables que configuran el lenguaje musical. Para ejercitarse en la transcripción es necesario lo comentado respecto a la escucha atenta y cultivar posteriormente la imitación, la asimilación y la recreación que son los tres pilares básicos tanto para el acompañamiento como para la improvisación en el jazz.

MJZZN ¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

LA: Me interesa, más allá de los géneros, la música y en particular la “buena música”, es decir, aquella que de una forma u otra perdura y te “sacude”. He intentado, siempre de un modo respetuoso y modesto, bucear en diferentes estilos, recurriendo a las fuentes originales y a sus “clásicos”, con el propósito de conocer las genuinas raíces en que se ha desarrollado cada uno de ellos. Para ello, me he servido de una herramienta imprescindible: la transcripción de líneas de bajo interpretadas por los maestros del género.

MJZZN ¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

LA: Hay tantísimos que sería imposible mencionarlos a todos; pero, ahí van unos cuantos: Miles Davis, Chet Baker, John Coltrane, Bill Evans, Dexter Gordon, Kenny Barron, Ray Brown, Paul Chambers, Oscar Pettiford, Ron Carter, Christian Mc Bride, Eddie Gomez, Keith Jarrett, Michael Brecker, etc…

MJZZN ¿Quiénes son tus compositores favoritos?

LA : Los que he citado anteriormente y muchos otros como: Charles Mingus, Chick Corea (cómo no), uff…., no sé, muchos más.

MJZZN ¿Qué disco nos recomendarías?

LA : “Night and The City”, extraordinario dúo formado por Kenny Barron y Charlie Haden, que representa el epítome de tradición y modernidad con carácter casi enciclopédico: ahí está “todo”.

MJZZN ¿Cuáles son tus hobbies?

LA: Citaré tan solo los confesables, jajajjjjjjjj. En primer lugar, la lectura, la conversación jugosa (de la que andamos escasos, por cierto, últimamente), algún que otro coqueteo con el mundo del “haiku” (he ecrito algunos), pasear, el cava, mis amigos, la gastronomía, en fin, nada fuera de lo común.

MJZZN Cuéntanos cualquier cosa que te apetezca, exprésate libremente

LA: Os invito a reíros abiertamente de cualquier cosa (relevante o no), jajajjjjjjjj.

El tiempo transcurre rápido en presencia de Lucho y en un abrir y cerrar de ojos ambos éramos reclamados al unísono por sendos compromisos familiares ineludibles a la par que importantes, así que nos despedimos circunstancial y temporalmente, pues por fortuna, además de la música nos unen otras ocupaciones  lúdico-culturales que periódicamente nos congregan con otros buenos amigos.

Salud

Hot Cool para Majazzine

Valencia 28 de diciembre de 2015

 

Mark Wade – Event Horizon

Mark Wade Horizon EVENT HORIZON

Intérpretes: Mark Wade, contrabajo; Tim Harrison, piano; Scott Neumann, batería

Fecha de publicación: 17 de febrero de 2015

Editado por Mark Wade Music

Desde que Bill Evans grabase con Scott Lafaro y Paul Motian los famosos discos en directo en el Village Vanguard de Nueva York, el concepto de trío de piano ha cambiado, sobre todo por la aportación como instrumento melódico que desarrrolló Lafaro. El contrabajo deja de ser un instrumento de acompañamiento y adquiere personalidad melódica propia, compitiendo con el piano en el desarrollo de los temas.

En este CD Mark Wade, partiendo de estas premisas, llega a desarrollar sus excelentes composiciones acompañado de dos grandes músicos: Tim Harrison al piano, y Scott Neumann a la batería.

Mark, Tim y Scott pertenecen a esa generación de músicos con una amplia formación que les permite sentirse cómodos en la politonalidad y la polirritmia, algo que no está al alcance de todos.

Abre el disco el vals Jump for Joy, el cual da paso a la tranquila balada Cold Spring, prolegómeno del estallido en Twist in the wind, al cual le sigue Tossed, en clave afro-cubana, tras el que relaja nuevamente el tono en la balada Apogee, antesala de Singsong, un tema carente de melodía con un motivo que, a modo de argamasa, sostiene el tema de principio a fin.

El único tema ajeno en el disco es If only had a brain, obra del prolífico compositor neoyorkino Harold Arlen

El título Event Horizon sugiere –en palabras del propio Mark Wade- aquel lugar, momento o situación donde algo puede suceder y hace referencia a que este disco es la lanzadera de su carrera como solista.

Mark reconoce que la inspiración de los temas que componen el actual trabajo discográfico ha sido la musicalidad de sus compañeros de aventura.

Tim Harrison, nacido en Nottingham (Inglaterra), es un excelente pianista quien, junto con Scott Neumann, natural de Bartlesville (Oklahoma), conforman junto con Wade un excelente trío.

Mark Wade (Livonia, Michigan, 1974) comenzó de forma autodidacta a tocar el bajo eléctrico a los 14 años. En la Universidad de Nueva York estudió con Mike Ritchmond, a quien considera su mayor influencia, junto con Ray Brown, Paul Chambers y Scott LaFaro.

Mark Wade ha compaginado la música clásica con el jazz en diversas y reputadas formaciones.

Asimismo, Mark Wade dirige New Music Horizons, una organización fundada en 2014 para promover los trabajos de los compositores noveles tanto de música clásica como de jazz

De vuelta al trabajo discográfico de Mark Wade que hoy presentamos, y a modo de epílogo, afirmamos que es un magnífico disco, con magníficas composiciones, excelentes músicos, evidencia que queda patente en sus excelentes interpretaciones y también es un excelente registro cuya grabación, edición y masterización cuidan al máximo detalle la cualidad tímbrica y dinámica de cada instrumento.

Totalmente recomendable.

Majazzine

Viernes sin ritmo – Jazz al Pati de Les Aules

OLYMPUS DIGITAL CAMERANos acompañó todo el mes de septiembre, pero ha sido cambiar la hoja del calendario, llegar el mes de octubre y los instrumentos enmudecer. Se ha hecho el silencio en el Pati de Les Aules pero el jazz sigue acompañando en su día a día a todos los que pusieron la banda sonora a los viernes de septiembre. Los responsables de que los aficionados a la música nos enamoráramos del jazz tienen nombre y apellido: Celia Mur, Julio Montalvo, Fernando Marco, Luis Llarío, Diego Clanchet, David Philips, Dave Mitchell, Felipe Cucciardi, Ricardo Belda, Lucho Aguilar y Franco Baggiani. Son los culpables de “engancharnos” al mejor vicio de todos: La música.

 

La guitarra, el contrabajo, la batería, el piano, el trombón, la trompeta y la voz han sido las armas que estos maestros de las notas musicales han empleado para conseguir que les echemos de menos. Hay que reconocer que su talento no ha dejado indiferente a nadie. El público que hasta allí se acercaba sabía que ante sus ojos tendría a grandes profesionales que, amenazara lluvia o no, se iban a dejar el alma en el escenario. Los aplausos que recibieron fue el agradecimiento de un público que se entregó a su música para poner punto y final a una semana de trabajo, y dar la bienvenida, a ritmo de jazz, al fin de semana.

 

El tiempo pasa muy deprisa, eso a veces es bueno, pero las esperas siempre se hacen largas. Habrá que esperar hasta el año que viene para que el Pati de Les Aules vuelva a sonar. La cuenta atrás ya ha comenzado, ese es el mejor consuelo, porque como dijo el filósofo alemán Nietzsche: “ Sin música la vida sería un error”. ¡Ya queda menos!

Jimena Bañuelos

http://auntengolavida.es/

Concierto Celia Mur Quartet

 OLYMPUS DIGITAL CAMERADía: 18 de septiembre de 2015

Lugar: “Pati de les Aules”, Castelló de la Plana

Ciclo: “Jazz al Pati de les Aules” con el patrocinio de la Diputació de Castelló.

Músicos: Celia Mur, voz; Ricardo Belda, piano; Lucho Aguilar, contrabajo; Diego Clanchet, batería.

El pasado 18 de septiembre, con el patrocinio de la Diputación de Castellón y la organización de Blau Records, tuvo lugar el concierto de Celia Mur quartet, dentro del ciclo “Jazz al pati de les aules”.

La cantante granadina asentada en Valencia tiene una dilatada carrera como vocalista dentro del género. A su innato talento se le une una depurada técnica con la que transita por un amplio registro y merced a su refinado gusto recrea los grandes standards del jazz haciéndolos suyos, pero a la vez respetando y dejando traslucir el ADN de las grandes divas que los hicieron famosos. Dominadora de la técnica de improvisación vocal, también conocida como scat, no duda a la hora ofrecer estupendas improvisaciones en cualquier estilo o tempo. Celia Mur es una cantante muy respetada y querida por el público de Castellón, donde ha ofrecido grandes conciertos a lo largo de su carrera.

En esta ocasión nos obsequió con un escogido ramillete de standards entre los que se encontraban “Tha’ts all”, “Nature Boy”, “I’m in the mood for love”, “Fallin’ in love with love”, “Chega de saudade”, “Moonlight in Vermount”, “Billie’s Blues”, “Poinciana” y el eterno bolero “Bésame mucho” en el que fusionó con éxito el jazz latino con el flamenco y en el que además aprovechó para homenajear a uno de sus más fieles escuderos, el contrabajista Lucho Aguilar, con quien ha compartido escenario y grabaciones en innumerables ocasiones. Celia, entre bromas y veras, por un momento transformó el conocido bolero en “Bésame Lucho” arrancando un casto ósculo de su compañero, a la par que la sonrisa y el aplauso del respetable, quien sobradamente complacido no dudó en premiar a ambos con prolongadas y sonoras ovaciones.

Celia estuvo magnífica durante toda la velada, daba igual el registro, el estilo, el momento, modulando su fantástico instrumento, su voz, con una naturalidad y una facilidad pasmosa, mutando entre la dulzura y la dureza sin aparente esfuerzo ni dificultad.

Además de Lucho Aguilar, quien aparte de co-pilotar con prestancia, creatividad y firmeza las secciones rítmica y armónica, ofreció destacados solos de improvisación en la mayoría de temas, completaban el elenco un pletórico Ricardo Belda en el piano, un lujo para cualquier formación, por su seguridad, musicalidad y creatividad, no únicamente en los solos de improvisación, sino en cada nota que pulsa en cualquier momento y situación, un grande del jazz que por más ocasiones en que nos visite nunca nos cansaremos de escuchar. Y finalmente, Diego Clanchet, el gran baterista castellonense, apuntaló e hizo fluir el ritmo, seguro e inspirado toda la velada, redondeó una maravillosa sesión de jazz en un marco acogedor como es el “Pati de les Aules”, escenario del ciclo que patrocina la Diputación de Castellón y que constituye un hábitat inmejorable para este tipo de eventos.

Castelló de la Plana

Hot Cool para Majazzine.

Concierto Gustav Lundgren

OLYMPUS DIGITAL CAMERADía: 3 de septiembre de 2015

Lugar: Espai de Música Mestre Vila (Benicàssim)

Hora: 22:30h

Músicos: Gustav Lundgren (guitarra), Fredrik Carlquist (saxo), Tom Warburton (contrabajo).

El pasado 3 de septiembre de 2015, tuvo lugar en l’Espai de Música Mestre Vila de Benicàssim el concierto del trío que lidera el guitarrista sueco Gustav Lundgren, acompañado por el saxofonista, también sueco, Fredrik Carlquist y el contrabajista norteamericano Tom Warburton.

Esta formación, desprovista de percusión, exige mucho del propio trío pero más concretamente del contrabajista que soporta en muchos fragmentos el peso de la conducción rítmico-armónica.

Tom Warburton no sólo brilló con luz propia en las improvisaciones, sino que condujo con aparente facilidad y sobrada solvencia al trío durante todo el concierto.

Fredrik Carlquist suele recalar por estos pagos, regalándonos los oídos con su sonido y su dicción clásica, muy del estilo de Stan Getz. Pero esta vez nos sorprendió con una deriva hacia un sonido aún más clásico, más inspirado en Dexter Gordon, Ben Webster o Lester Young, con un sonido grueso y cálido rico en subtonos y armónicos, más pendiente del lirismo que de la exhibición técnica, apoyado en una configuración ad hoc con su saxo vintage SML y su boquilla Phillinger.

Llegamos al líder, Gustav Lundgren, exquisito guitarrista que se bate con solvencia en diferentes lides tales como el género Gipsy y los múltiples estilos del jazz, en los que destaca por su prodigiosa técnica, que le permite construir fantásticos solos de improvisación sin abandonar la coherencia melódico-armónica. A pesar de su juventud Lundgren es un maestro consolidado y ha recibido prestigiosos reconocimientos tanto por parte de grandes figuras del jazz como George Benson o Jimmy Rosenberg, como por parte de medios especializados.

El concierto ofreció un repertorio con obras de corte clásico con el que el público se sintió plenamente confortable e identificado, enraizado en las bases del género pero sin renunciar al virtuosismo tanto colectivo como individual.

El trío se arriesgó con un par de piezas muy exigentes por su alta dificultad técnica, tales como “Tricotism” de Oscar Pettiford y “The Eels Nephew” de Bud Freeman que pusieron bien a las claras la alta calidad interpretativa de los miembros del trío.

Completaron el repertorio: “Tickle Toe” de Lester Young, “Frolics on the roof” de Fredrik Carlquist, “A smooth one” de Charlie Christian, “Aqua Leon” de Gustav Lundgren, “Darn that dream” de Jimmy Van Heusen, “Cloe” de Gustav Lundgren, “Creme Mandarin” de Fredrik Carlquist y “Beatiful land of life” de Fredrik Carlquist.

Una delicia de concierto.

 

Benicàssim, 3 de septiembre de 2015

Hot Cool para Majazzine

Entrevista: Horacio Fumero

Horacio Fumero 2Hoy nos encontramos con Horacio Fumero, contrabajista argentino, barcelonés de adopción, conocido y reconocido en Europa por una larga trayectoria en la que se ha codeado con excelentes músicos de la talla de Tete Montoliu. Hoy ha presentado junto a Joan Monné en el piano y Mariano Loiácono en la trompeta y el fliscorno su último trabajo discográfico “Vuelos”, en que describe con música diversas aves de su tierra natal.

Natural de Cañada Rosquín, (1949) y catalán de adopción, Horacio Fumero es uno de los contrabajistas más valorados y respetados en Europa, dónde se “posó” junto a un gato, el Barbieri, en el año 1973, para participar en el festival de Montreaux. Pero Horacio no fue un ave de paso, sino que anidó en Ginebra y más tarde, en 1980, se mudó a un habitat más cálido donde, de la mano (o bajo el ala, elija el lector) de Tete Montoliu, instaló su residencia en Barcelona hasta la actualidad. Tete incubó y vio crecer a este polluelo hasta que se  convirtió en el águila imperial que surca el firmamento de los diferentes paisajes musicales que constituyen su diverso hábitat natural.

¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

Cuando era un niño me fijaba en mi hermano mayor y comencé a tocar la guitarra a la edad de 5 años.

¿Quién te impulsó o te motivó a estudiar música?

La radio. Escuchar música en la radio era una de mis aficiones favoritas.

¿Cuándo te interesas por el jazz?

Nuevamente la respuesta está en la radio. En Radio Universidad de Santa Fe Juan José Sael conducía un programa de jazz, que estuvo en antena muchos años, a través del cual empecé a escuchar esa música diferente y maravillosa de la que me quedé prendado. Pero también inflluyó el hecho de que asistí a un concierto que Astor Piazzola con Quicho Díaz ofrecieron en mi ciudad natal.

¿Por qué elegiste el contrabajo?

Porque solía tocar los bajos en la guitarra y de ahí me pasé al contrabajo.

¿Cuales son tus principales influencias musicales?

John Coltrane

Si no tocaras el contrabajo ¿qué instrumento tocarías?

El bajo eléctrico

¿Qué le recomendarías a un principiante de tu instrumento?

Primero le recomendaría que estudiara música clásica y luego que eligiera el autor o autores que más le gustaran y que intentara copiar, transcribir o adaptar su lenguaje.

¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su técnica?

Hablar con gente más experimentada, también buscar un buen maestro o varios maestros.

¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su lenguaje?

Que escuche mucha música, que escuche las fuentes directas, a los grandes intérpretes.

¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

No creo en los estilos. Hay música buena y mala

¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

Nos llevaría horas enumerar todos los que me gustan.

¿Quiénes son tus compositores favoritos?

Copia la respuesta a la pregunta anterior, por favor

¿Podrías recomendar un disco?

Depende para qué persona o para qué momento, por ejemplo, el cuarteto de cuerda de Sostacovich, Crescent de John Coltrane, cualquiera de Joao Gilberto o Camarón de la Isla, música hindú, tangos de Horacio Salgar, y un inabarcable etcétera.

¿Cuáles son tus aficiones al margen de la música?

La lectura y la cocina

Cuéntanos qué significó en tu carrera Tete Montoliu, al que acompañaste durante años.

Me aportó experiencia, aprendizaje, profesionalidad, lenguaje. Gracias a Tete pude conocer a los más grandes.

Hoy hemos conocido un poco más a Horacio Fumero, un excelente músico del que tenemos la suerte de disfrutar con cierta frecuencia y esperamos seguir haciéndolo en un futuro cercano.

Hot Cool para Majazzine

Vila-real 5 de abril de 2014

Horacio Fumero Trío

HORACIO FUMERO TRÍO

Horacio Fumero

ALTOS VUELOS

Concierto: Horacio Fumero Trío

Hot Cool. Vila-real

Ciclo: Avui Jazz. Auditori de Vila-real. 23:00h

Músicos: Horacio Fumero, contrabajo; Mariano Lolácono, trompeta; Joan Monné, piano

La primavera ha atraído a las primeras aves canoras que recalaron en el Auditori de Vila-real y ofrecieron el concierto del trío liderado por el contrabajista Horacio Fumero. Argentino de nacimiento (Cañada Rosquín, 1949) y catalán de adopción, Horacio Fumero es uno de los contrabajistas más valorados y respetados en Europa, dónde se “posó” junto a un gato, el Barbieri, en el año 1973 para participar en el festival de Montreaux. Pero Horacio no fue un ave de paso, sino que anidó en Ginebra y más tarde, en 1980, se mudó a un habitat más cálido, dónde de la mano o bajo el ala, elija el lector, de Tete Montoliu instaló su residencia en Barcelona hasta la actualidad. Tete incubó y vio crecer a este polluelo hasta que se  convirtió en el águila imperial que surca el firmamento de los diferentes paisajes musicales que constituyen su diverso hábitat natural.

Fue avistado por última vez surcando el auditorio de Vila-real en la noche del viernes 4 de abril, en compañía de otros pájaros de buen agüero que le escoltaron en el concierto en el que presentó su último disco denominado “Vuelos” en el que cada tema está dedicado a un tipo de ave oriunda de su tierra natal, concretamente fue liberando de forma ordenada al Chimango, la Torcacita, el Tero Tero, la Cigüeña, el Chajá, las Golondrinas, el Carancho, el Tordo y el Ñandú, transformando el auditorio en un aviario en el que cada ejemplar competía por ofrecer el mejor de sus cantos.

Esta obra discográfica contiene una mescolanza de profundas raíces asentadas en estilos oriundos junto con retazos de jazz, blues y un mosaico de melodías y armonías construidas desde la ingente creatividad y la vasta cultura musical de Horacio Fumero. Nadie se sorprende ya del arte y el aplomo de este respetado contrabajista y compositor, tampoco del buen hacer del excelente pianista catalán Joan Monné ya que ambos han visitado – y esperamos que lo sigan haciendo – con asiduidad los escenarios de nuestra provincia, pero si que constituyó una agradabilísima sorpresa el trompetista argentino Mariano Lolácano, un valor en continuo crecimiento y del que oirán hablar mucho en el futuro. Con un estilo impecable, arraigado en las influencias de Wynton Marsalis, Miles Davis, George Garzone, Louis Armstrong, entre otros y con una dicción y lenguaje ricos y extensos, Mariano embelesó al respetable.

Fue un concierto de altos vuelos, en ocasiones acrobático, en otras majestuoso como el del cóndor, pero siempre armónico, siempre con un rumbo definido, siempre a favor de corriente.

Ojalá que estas aves precursoras de primavera ahuyenten a los pájaros de mal agüero, y que la cultura en general y el jazz en particular renazcan de entre sus cenizas cual ave fénix y remonten un vuelo que nunca debieron abandonar.