Tag Archives: Double bass

Charlando con Lucho Aguilar

CHARLANDO CON LUCHO AGUILAR

L.A

Lucho Aguilar es un músico muy considerado en el panorama jazzístico nacional. Su dilatada carrera abarca colaboraciones en múltiples géneros (jazz, latin-jazz, flamenco, reggae, etc…) con músicos de la talla de José Mercé, Joshua Edelman, Antonio Serrano, Chano Domínguez, Jorge Pardo, Joan Soler y con un amplio número de solistas americanos: Gary Bartz, Harry Allen, Ken Peploski, Don Braden, Steve Marcus, Kirk Mc Donald, Richie Cole, Ingrid Jensen, Steve Turre.

Llegó al contrabajo por casualidad, de la mano de una circunstancia inesperada y a partir de ahí se fraguó como contrabajista de forma autodidacta, como sucede en muchas biografías de los grandes artistas del género.

DSC_5537

Culto, leído, talentoso, inteligente, ingenioso, sarcástico y lenguaraz, atesora un verbo ágil, fluido, avasallador por momentos, con el cual maneja y administra la conversación a su antojo, cediendo sin embargo espacios de cortesía al interlocutor, pero sin soltar la manija incluso aunque lo parezca. Siempre encuentra un hueco para intercalar chistes, bromas, chirigotas o cualquier interludio humorístico. Es muy difícil entablar una conversación con Lucho sin que te arranque la carcajada.

En el plano musical es un baluarte del contrabajo, sobrio, rocoso y seguro en la construcción rítmico-armónica y creativo en los solos, en los que emerge el acervo de los grandes del instrumento.

Tras varias tentativas fallidas, por fin concertamos la cita en un apacible y soleado día de los Santos Inocentes, una divertida coincidencia. Nos acomodamos en la terraza de un céntrico restaurante de Valencia, provistos de sendas copas de un buen cava que acompañará y fluidificará nuestra conversación.

Siempre me resulta difícil romper el hielo y mutar en entrevistador cuando el que tienes al lado es un amigo.

Bueno, es el momento. Intento a duras penas instalarme en mi rol, aclaro mi garganta, repaso ociosamente la plantilla de preguntas que me sé de memoria y que luego indefectiblemente altero, me justifico innecesariamente y por fin encuentro el tono y la frase para iniciar nuestra entrevista que se torna en charla a golpe de mis constantes interrupciones.

foto-L.A

MAJAZZINE ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

LUCHO AGUILAR. En realidad siempre me ha interesado la música, cuando de pequeño íbamos al pueblo, en las fiestas siempre me quedaba prendado con la música de las orquestas que amenizaban las verbenas. Pero el interés más profundo surgió en la adolescencia, cuando estudiaba en el Instituto de Educación Secundaria. Un compañero tocaba la guitarra española y este hecho que llamó poderosamente mi atención, junto con la influencia de mi hermano mayor, el cual solía escuchar música flamenca, fundamentalmente a Camarón y también música brasileña, me impulsaron a decidir que quería ser guitarrista flamenco.

También influyó decisivamente mi amigo “Forges”, melómano dónde los haya, quien nos grababa música que previamente seleccionaba con esmero, incluso programaba la música, a guisa de improvisado disc-jockey, en la juke-box (máquina de discos, rocola o fonola) de los billares de mi barrio.

Hubo dos hitos concretos que me impactaron, fueron Entre dos aguas de Paco de Lucía y The Leprechaun de Chick Corea, fueron dos referencias decisivas que me impulsaron a querer entender y tocar aquella música que me deslumbraba.

MJZZN ¿Cómo y cuando te interesas por el jazz?

LA Aparte del citado álbum “The Leprechaun”, de Chick Corea, que se enmarca en el estilo de jazz-fusion, fueron figuras como Stan Getz, Don Pullen, George Adams, a los que pude escuchar y ver en directo en el Festival de Jazz del Teatro Principal de Valencia. Luego llegaron los conciertos de “Perdido” y “Tres tristes tigres” y otros clubs ya desaparecidos, pero que en su momento eran los santuarios del jazz en Valencia.

MJZZN ¿Por qué elegiste el contrabajo?

LA En realidad él me eligió a mí. En un concierto en el Principal con el grupo Gàvia a Bàbia, me pidieron que tocara el bajo porque el titular se había ido al servicio militar, yo les contesté que yo era guitarrista, que no tocaba el bajo, a lo que me respondieron “tranquilo, es aún más fácil, tiene dos cuerdas menos que la guitarra”. Estuve aterrorizado justo hasta el momento de salir a escena, una vez allí me centré en mi trabajo y experimenté el subidón que da el poder estar a la altura de las exigencias y…hasta hoy

MJZZN ¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

LA Como ya he dicho empecé a escuchar a Chick Corea y otros intérpretes del estilo jazz-fusion, al mismo tiempo escuchaba a grupos como Yes, Genesis, Pink Floyd, Jethro Tull, Osibisa, Ray Barreto, Tito Puente y muchos otros que resultaría ocioso citar.

Más adelante fui ampliando mi espectro de estilos dentro y fuera del jazz y por citar algunos de los que más me gustan te diría: Weather Report, Stanley Clark, Steps Ahead, Eddie Gomez, John Patittucci, Maceo Parker…….,música clásica, reggae, flamenco, funk….Soy omnívoro, musicalmente hablando

MJZZN Si no tocaras el contrabajo ¿qué instrumento tocarías?

LA La batería o el piano

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

LA Que adquiera una formación clásica, no necesariamente en el conservatorio, por razones técnicas.

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un contrabajista para mejorar su lenguaje?

LA En primer lugar, que escuchara mucha música, pero con una actitud de escucha atenta, intentando asimilar el fraseo, los recursos de su instrumento. En segundo lugar, que transcribiera. La transcripción es fundamental para la ampliar y enriquecer el lenguaje. En la transcripción está todo: la melodía, el fraseo, la articulación, la acentuación, en resumen, todos los elementos indispensables que configuran el lenguaje musical. Para ejercitarse en la transcripción es necesario lo comentado respecto a la escucha atenta y cultivar posteriormente la imitación, la asimilación y la recreación que son los tres pilares básicos tanto para el acompañamiento como para la improvisación en el jazz.

MJZZN ¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

LA: Me interesa, más allá de los géneros, la música y en particular la “buena música”, es decir, aquella que de una forma u otra perdura y te “sacude”. He intentado, siempre de un modo respetuoso y modesto, bucear en diferentes estilos, recurriendo a las fuentes originales y a sus “clásicos”, con el propósito de conocer las genuinas raíces en que se ha desarrollado cada uno de ellos. Para ello, me he servido de una herramienta imprescindible: la transcripción de líneas de bajo interpretadas por los maestros del género.

MJZZN ¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

LA: Hay tantísimos que sería imposible mencionarlos a todos; pero, ahí van unos cuantos: Miles Davis, Chet Baker, John Coltrane, Bill Evans, Dexter Gordon, Kenny Barron, Ray Brown, Paul Chambers, Oscar Pettiford, Ron Carter, Christian Mc Bride, Eddie Gomez, Keith Jarrett, Michael Brecker, etc…

MJZZN ¿Quiénes son tus compositores favoritos?

LA : Los que he citado anteriormente y muchos otros como: Charles Mingus, Chick Corea (cómo no), uff…., no sé, muchos más.

MJZZN ¿Qué disco nos recomendarías?

LA : “Night and The City”, extraordinario dúo formado por Kenny Barron y Charlie Haden, que representa el epítome de tradición y modernidad con carácter casi enciclopédico: ahí está “todo”.

MJZZN ¿Cuáles son tus hobbies?

LA: Citaré tan solo los confesables, jajajjjjjjjj. En primer lugar, la lectura, la conversación jugosa (de la que andamos escasos, por cierto, últimamente), algún que otro coqueteo con el mundo del “haiku” (he ecrito algunos), pasear, el cava, mis amigos, la gastronomía, en fin, nada fuera de lo común.

MJZZN Cuéntanos cualquier cosa que te apetezca, exprésate libremente

LA: Os invito a reíros abiertamente de cualquier cosa (relevante o no), jajajjjjjjjj.

El tiempo transcurre rápido en presencia de Lucho y en un abrir y cerrar de ojos ambos éramos reclamados al unísono por sendos compromisos familiares ineludibles a la par que importantes, así que nos despedimos circunstancial y temporalmente, pues por fortuna, además de la música nos unen otras ocupaciones  lúdico-culturales que periódicamente nos congregan con otros buenos amigos.

Salud

Hot Cool para Majazzine

Valencia 28 de diciembre de 2015

 

Mark Wade – Event Horizon

Mark Wade Horizon EVENT HORIZON

Intérpretes: Mark Wade, contrabajo; Tim Harrison, piano; Scott Neumann, batería

Fecha de publicación: 17 de febrero de 2015

Editado por Mark Wade Music

Desde que Bill Evans grabase con Scott Lafaro y Paul Motian los famosos discos en directo en el Village Vanguard de Nueva York, el concepto de trío de piano ha cambiado, sobre todo por la aportación como instrumento melódico que desarrrolló Lafaro. El contrabajo deja de ser un instrumento de acompañamiento y adquiere personalidad melódica propia, compitiendo con el piano en el desarrollo de los temas.

En este CD Mark Wade, partiendo de estas premisas, llega a desarrollar sus excelentes composiciones acompañado de dos grandes músicos: Tim Harrison al piano, y Scott Neumann a la batería.

Mark, Tim y Scott pertenecen a esa generación de músicos con una amplia formación que les permite sentirse cómodos en la politonalidad y la polirritmia, algo que no está al alcance de todos.

Abre el disco el vals Jump for Joy, el cual da paso a la tranquila balada Cold Spring, prolegómeno del estallido en Twist in the wind, al cual le sigue Tossed, en clave afro-cubana, tras el que relaja nuevamente el tono en la balada Apogee, antesala de Singsong, un tema carente de melodía con un motivo que, a modo de argamasa, sostiene el tema de principio a fin.

El único tema ajeno en el disco es If only had a brain, obra del prolífico compositor neoyorkino Harold Arlen

El título Event Horizon sugiere –en palabras del propio Mark Wade- aquel lugar, momento o situación donde algo puede suceder y hace referencia a que este disco es la lanzadera de su carrera como solista.

Mark reconoce que la inspiración de los temas que componen el actual trabajo discográfico ha sido la musicalidad de sus compañeros de aventura.

Tim Harrison, nacido en Nottingham (Inglaterra), es un excelente pianista quien, junto con Scott Neumann, natural de Bartlesville (Oklahoma), conforman junto con Wade un excelente trío.

Mark Wade (Livonia, Michigan, 1974) comenzó de forma autodidacta a tocar el bajo eléctrico a los 14 años. En la Universidad de Nueva York estudió con Mike Ritchmond, a quien considera su mayor influencia, junto con Ray Brown, Paul Chambers y Scott LaFaro.

Mark Wade ha compaginado la música clásica con el jazz en diversas y reputadas formaciones.

Asimismo, Mark Wade dirige New Music Horizons, una organización fundada en 2014 para promover los trabajos de los compositores noveles tanto de música clásica como de jazz

De vuelta al trabajo discográfico de Mark Wade que hoy presentamos, y a modo de epílogo, afirmamos que es un magnífico disco, con magníficas composiciones, excelentes músicos, evidencia que queda patente en sus excelentes interpretaciones y también es un excelente registro cuya grabación, edición y masterización cuidan al máximo detalle la cualidad tímbrica y dinámica de cada instrumento.

Totalmente recomendable.

Majazzine