Tag Archives: Horacio Fumero

Entrevista: Horacio Fumero

Horacio Fumero 2Hoy nos encontramos con Horacio Fumero, contrabajista argentino, barcelonés de adopción, conocido y reconocido en Europa por una larga trayectoria en la que se ha codeado con excelentes músicos de la talla de Tete Montoliu. Hoy ha presentado junto a Joan Monné en el piano y Mariano Loiácono en la trompeta y el fliscorno su último trabajo discográfico “Vuelos”, en que describe con música diversas aves de su tierra natal.

Natural de Cañada Rosquín, (1949) y catalán de adopción, Horacio Fumero es uno de los contrabajistas más valorados y respetados en Europa, dónde se “posó” junto a un gato, el Barbieri, en el año 1973, para participar en el festival de Montreaux. Pero Horacio no fue un ave de paso, sino que anidó en Ginebra y más tarde, en 1980, se mudó a un habitat más cálido donde, de la mano (o bajo el ala, elija el lector) de Tete Montoliu, instaló su residencia en Barcelona hasta la actualidad. Tete incubó y vio crecer a este polluelo hasta que se  convirtió en el águila imperial que surca el firmamento de los diferentes paisajes musicales que constituyen su diverso hábitat natural.

¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

Cuando era un niño me fijaba en mi hermano mayor y comencé a tocar la guitarra a la edad de 5 años.

¿Quién te impulsó o te motivó a estudiar música?

La radio. Escuchar música en la radio era una de mis aficiones favoritas.

¿Cuándo te interesas por el jazz?

Nuevamente la respuesta está en la radio. En Radio Universidad de Santa Fe Juan José Sael conducía un programa de jazz, que estuvo en antena muchos años, a través del cual empecé a escuchar esa música diferente y maravillosa de la que me quedé prendado. Pero también inflluyó el hecho de que asistí a un concierto que Astor Piazzola con Quicho Díaz ofrecieron en mi ciudad natal.

¿Por qué elegiste el contrabajo?

Porque solía tocar los bajos en la guitarra y de ahí me pasé al contrabajo.

¿Cuales son tus principales influencias musicales?

John Coltrane

Si no tocaras el contrabajo ¿qué instrumento tocarías?

El bajo eléctrico

¿Qué le recomendarías a un principiante de tu instrumento?

Primero le recomendaría que estudiara música clásica y luego que eligiera el autor o autores que más le gustaran y que intentara copiar, transcribir o adaptar su lenguaje.

¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su técnica?

Hablar con gente más experimentada, también buscar un buen maestro o varios maestros.

¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su lenguaje?

Que escuche mucha música, que escuche las fuentes directas, a los grandes intérpretes.

¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

No creo en los estilos. Hay música buena y mala

¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

Nos llevaría horas enumerar todos los que me gustan.

¿Quiénes son tus compositores favoritos?

Copia la respuesta a la pregunta anterior, por favor

¿Podrías recomendar un disco?

Depende para qué persona o para qué momento, por ejemplo, el cuarteto de cuerda de Sostacovich, Crescent de John Coltrane, cualquiera de Joao Gilberto o Camarón de la Isla, música hindú, tangos de Horacio Salgar, y un inabarcable etcétera.

¿Cuáles son tus aficiones al margen de la música?

La lectura y la cocina

Cuéntanos qué significó en tu carrera Tete Montoliu, al que acompañaste durante años.

Me aportó experiencia, aprendizaje, profesionalidad, lenguaje. Gracias a Tete pude conocer a los más grandes.

Hoy hemos conocido un poco más a Horacio Fumero, un excelente músico del que tenemos la suerte de disfrutar con cierta frecuencia y esperamos seguir haciéndolo en un futuro cercano.

Hot Cool para Majazzine

Vila-real 5 de abril de 2014

Horacio Fumero Trío

HORACIO FUMERO TRÍO

Horacio Fumero

ALTOS VUELOS

Concierto: Horacio Fumero Trío

Hot Cool. Vila-real

Ciclo: Avui Jazz. Auditori de Vila-real. 23:00h

Músicos: Horacio Fumero, contrabajo; Mariano Lolácono, trompeta; Joan Monné, piano

La primavera ha atraído a las primeras aves canoras que recalaron en el Auditori de Vila-real y ofrecieron el concierto del trío liderado por el contrabajista Horacio Fumero. Argentino de nacimiento (Cañada Rosquín, 1949) y catalán de adopción, Horacio Fumero es uno de los contrabajistas más valorados y respetados en Europa, dónde se “posó” junto a un gato, el Barbieri, en el año 1973 para participar en el festival de Montreaux. Pero Horacio no fue un ave de paso, sino que anidó en Ginebra y más tarde, en 1980, se mudó a un habitat más cálido, dónde de la mano o bajo el ala, elija el lector, de Tete Montoliu instaló su residencia en Barcelona hasta la actualidad. Tete incubó y vio crecer a este polluelo hasta que se  convirtió en el águila imperial que surca el firmamento de los diferentes paisajes musicales que constituyen su diverso hábitat natural.

Fue avistado por última vez surcando el auditorio de Vila-real en la noche del viernes 4 de abril, en compañía de otros pájaros de buen agüero que le escoltaron en el concierto en el que presentó su último disco denominado “Vuelos” en el que cada tema está dedicado a un tipo de ave oriunda de su tierra natal, concretamente fue liberando de forma ordenada al Chimango, la Torcacita, el Tero Tero, la Cigüeña, el Chajá, las Golondrinas, el Carancho, el Tordo y el Ñandú, transformando el auditorio en un aviario en el que cada ejemplar competía por ofrecer el mejor de sus cantos.

Esta obra discográfica contiene una mescolanza de profundas raíces asentadas en estilos oriundos junto con retazos de jazz, blues y un mosaico de melodías y armonías construidas desde la ingente creatividad y la vasta cultura musical de Horacio Fumero. Nadie se sorprende ya del arte y el aplomo de este respetado contrabajista y compositor, tampoco del buen hacer del excelente pianista catalán Joan Monné ya que ambos han visitado – y esperamos que lo sigan haciendo – con asiduidad los escenarios de nuestra provincia, pero si que constituyó una agradabilísima sorpresa el trompetista argentino Mariano Lolácano, un valor en continuo crecimiento y del que oirán hablar mucho en el futuro. Con un estilo impecable, arraigado en las influencias de Wynton Marsalis, Miles Davis, George Garzone, Louis Armstrong, entre otros y con una dicción y lenguaje ricos y extensos, Mariano embelesó al respetable.

Fue un concierto de altos vuelos, en ocasiones acrobático, en otras majestuoso como el del cóndor, pero siempre armónico, siempre con un rumbo definido, siempre a favor de corriente.

Ojalá que estas aves precursoras de primavera ahuyenten a los pájaros de mal agüero, y que la cultura en general y el jazz en particular renazcan de entre sus cenizas cual ave fénix y remonten un vuelo que nunca debieron abandonar.