Tag Archives: jazz

Charlando con Manolo Nebot Rochera

Sus fotografías han sido reconocidas a nivel mundial y sin embargo, Manolo sigue siendo el de siempre, campechano, alegre y dicharachero.

Recientemente ha sido galardonado con el premio al mejor fotógrafo de jazz de 2017 por la Jazz Journalist Association en Estados Unidos por su fotografía de Cecil McLorin Salvant y una fotografía suya de Stanley Jordan ha sido portada del Jazz Times, pero Manolo nos recuerda con orgullo y nostalgia que su “modelo” favorito ha sido Lou Bennet, al que retrató reiteradamente en sus visitas al añorado Café del Mar de Castelló de la Plana (España)

Nuestra charla estaba acordada desde su exposición fotográfica conmemorativa del vigésimo quinto aniversario del ciclo Jazz a Castelló -la cual tuve el honor de presentar- pero nuestras agendas no se han conciliado hasta el día de hoy.

Me acompaña al encuentro mi compañero -y sin embargo amigo- Josele Sos, cuyas fotos del encuentro ilustran este reportaje y con quien Manolo y yo compartimos aficiones, entre ellas la fotografía y la

música.

 

A nuestra llegada Manolo nos conduce directamente a visitar sus tesoros frutícolas, pues entre sus aficiones se encuentra la agricultura, centrada en el cultivo de árboles frutales, de entre los que destacan variedades exóticas de mango, cítricos, papayas, aguacates, etc. cultivadas con el mimo y el esmero más propio de un jardín que de una explotación agraria.

Ciertamente la visita al jardín frutícola nos ocupó buena parte de la tarde, toda vez que aparte de contemplar los especímenes íbamos catando algunos de sus frutos, dignos de un gourmet frugívoro.

Finalmente entramos en la casa y acomodados en el salón intentamos comenzar la charla, no sin antes admirar su vasta colección de discos, entre vinilos y CDs y sus fantásticos equipos de música, pues un buen melómano, debe poder escuchar sus grabaciones en las mejores condiciones.

Intentamos seguir un guión preestablecido pero resulta harto difícil por ambas partes, ya que a la mínima oportunidad desviamos la conversación hacia anécdotas comunes, aspectos técnicos, éticos y estéticos de la fotografía, conciertos memorables, gastronomía, etc.

Manolo se muestra orgulloso de sus orígenes, nacido en Vila-real en el seno de una modesta
familia de agricultores. Reclama nuestra atención hacia el hecho de que firma sus obras con los dos apellidos, porque fue su madre la persona que le inculcó sus aficiones artísticas y culturales y la reivindica a modo de reconocimiento a través de su firma.

MAJAZZINE: ¿Cuando te interesas por la fotografía?

 

MANOLO NEBOT ROCHERA: Cuando tenía cinco años observaba atónito a mi tía cómo retocaba y coloreaba placas de 9 x 12 de niños que tomaban la comunión en un extraño dispositivo que tenía forma de “Z” con una fuente de luz y un soporte para la placa.

Por otro lado, me quedaba extasiado cada vez que pasaba por delante del escaparate del estudio de fotografía del “Agüelo Serra”, donde se exponían negativos y fotos.

A los diez años me compré mi primera cámara “seria” una Werlisa Color, de fabricación española, equipada con un objetivo de 45mm, con aberturas de 2.8 a 16 y un obturador con velocidades de 1/30, 1/60 1/125 y B ¡Tenía modo B y adaptador para cable disparador! Toda una joya con la que podía hacer fotos nocturnas de larga exposición.

A los once años adquirí una rudimentaria ampliadora que a duras penas pude transportar hasta mi casa, de tanto que pesaba. Entonces comencé a revelar mis fotos y mis negativos, estos últimos con el método de la cubeta (Nota de Mjzzn: para los más versados no hace falta explicar lo laborioso y arriesgado que resultaba este método)

MJZZN: ¿Cuando te interesas por la música?

M.N.R.: Antes que por la fotografía, aunque en realidad han sido dos aficiones que han discurrido, si no de la mano, en paralelo. Empecé a escuchar en la radio unas músicas desconocidas para mi que me atraían poderosamente y que posteriormente averigüé que llamaban blues y jazz.

A los catorce años empecé a estudiar música, pero a punto de debutar con la banda, me reprimí por pura timidez. Ya sé que ahora resultará increíble pero es la pura verdad, aunque siempre que caía un instrumento en mis manos no paraba hasta sacar algo.

A los dieciséis años me compré un radio-cassete con el que grababa, a altas horas de la noche, la música que programaban en diferentes emisoras y poco a poco reuní una buena colección de cintas con música. Ya a los dieciocho años comencé a comprar discos de blues, jazz, etc.

A los dieciocho años comencé a tocar la dolçaina y junto con más músicos amenizábamos pasacalles y festejos, nos lo pasábamos bien y además cobrábamos

Cuando tenía veintinueve años intente estudiar saxo y con un grupo de amigos, tocábamos temas de blues y jazz. También hice mis pinitos con la trompeta y con la armónica de blues. pero el trabajo de fotógrafo en el periódico me impedía dedicar el tiempo necesario, aunque siempre que podía dedicaba el tiempo restante a ello.

Nota de MJZNN: Llegados a este punto hicimos un paréntesis en el que Manolo nos mostró sus dotes de saxofonista y trompetista y debo confesar que nos sorprendió gratamente, a pesar de que no suele practicar

MJZZN: ¿Como continúa la historia?

M.N.R.: Bueno, al margen de las aficiones, me gradué como Maestro

Industrial en Electrónica, pero tan apenas ejercí mi profesión.

MJZZN: ¿Y cómo acaba un maestro industrial en electrónica trabajando de fotoperiodista?

M.N.R.: Pascual Cándido, afamado pintor y amigo, me llamó para trabajar y formar ambos el equipo de fotógrafos en el periódico Castellón Diario en 1982,. Tras mas de quince años en Castellón Diario entré a formar parte de la plantilla del periódico Mediterráneo, en el cual sigo trabajando.

MJZZN: ¿Cuando te sumerges de lleno en la fotografía artística y más concretamente en la fotografía de jazz?

M.N.R.: En el año 1991 abrió sus puertas el Café del Mar en el Grao de Castelló de la Plana. Hasta su clausura en 1994 fueron cuatro años muy ricos e intensos tanto en el sentido musical como en el fotográfico. De entre todos los artistas que desfilaron, desde el punto de vista fotográfic

o destacaría a Lou Bennet, aparte de su maestría como organista Hammond, se llevaba muy bien con la cámara, era muy fotogénico. Otra artista muy fotogénica era Deborah Brown. Hay muchos y muchas

más pero destaco a estos dos como ejemplo de fotogenia y porque fueron mis musas en mis comienzos.

MJZZN: Hablando de comienzos ¿cómo te defendías en un ambiente tan difícil como la fotografía de club de jazz, que es uno de los ámbitos luminosos más complicados de la fotografía?

M.N.R.: Me encanta la ausencia de luz de los clubs, en mis fotos predomina el negro que contrasta con los pequeños detalles que son las imagenes que resaltan con fuerza, gestos, instrumentos…. buscando un ambiente intimista y forzando la imaginacion de quien observa la fotografia, eso es el Jazz para mi. Comencé a utilizar la película Kodak TMax 3200, que en aquel momento era la más asequible de entre las de mayor sensibilidad. La verdad es que no me gustaba mucho, los resultados no eran satisfactorios y me daba mucho trabajo conseguir una buena copia. Pero todo cambió cuando descubrí la Fuji 1600, era mucho más maleable y tenía mejor rango dinámico. Estamos hablando todo el rato de película en blanco y negro.

MJZZN: ¿Cuales son tus fotógrafos favoritos?

M.N.R.: Todos. Soy ecléctico. Miro imágenes, no

nombres.

MJZZN: ¿Cuales son tus temas fotográficos favoritos?

M.N.R.: El jazz y los viajes.

MJZZN: ¿Y dentro de los viajes, algún tema en concreto?

M.N.R.: Realmente no. Lo que persigo en entrar a formar parte de la vida cotidiana de la gente donde voy y asi captar la autentica realidad del lugar. Cuando voy de viaje, mi cámara es una prolongación de mi mirada, atenta a cualquier escena, a cualquier motivo, da igual que sea una persona, un animal, un edificio, un paisaje, etc. No busco, encuentro. Es una tarea que requiere mucha atención y concentración, Me pasa lo mismo en los conciertos, realmente no los disfruto en directo, no puedo atender a la música y a la fotografía simultáneamente. Cuando quiero disfrutar de la música escucho mis discos. Muchas veces me recreo escuchando discos de los conciertos a los que he asistido

MJZZN: ¿Músicos favoritos?

M.N.R.: La lista puede ser interminable, me gusta el jazz en todas sus formas, aunque puedo escuchar de todo. Un músico que me ha gustado desde siempre es Oscar Peterson, pero me pasa igual que con la fotografía, escucho música, no nombres.

MJZZN: Cuéntanos alguna anécdota en el terreno del jazz

M.N.R.: Precisamente en el año 1991, en el festival de jazz de Vitoria no me dejaron entrar con mi cámara al concierto de Oscar Peterson, fue muy frustrante para mi. Al año siguiente ya me acredité como fotógrafo y pude entrar con mis cámaras a los conciertos.

En el año 1994 hice doblete en los festivales de Vitoria y San Sebastian. Cuando me encontraba en éste último, no me dejaban entrar con las cámaras. Gracias a la intercesión de Cifu, a quien había conocido en el Café del Mar, pude acceder y realizar mis reportajes. De estos festivales recuerdo que me impactaron mucho Doc Cheatham, Benny Carter y Hank Jones. Pero además pude asistir a una Jam Session en Vitoria cuyos participantes eran muchos de mis ídolos, fue impresionante.

MJZZN: Hablemos de tus fotos más reconocidas. Por un lado, la que mereció el premio a la mejor foto de jazz de 2017 otorgada por la Jazz Journalist Association y por otro lado la portada de Jazz Times una foto de Stanley Jordan.

M.N.R.: La primera es una de las que tomé a Cecil McLorin Salvant en concierto. Podría haber seleccionado cualquier otra foto, pero elegí ésta y resultó ganadora. Ésta foto, además, supuso un trabajo de edición importante. Siempre es una satisfacción que se reconozca tu trabajo, sea en forma de premio o sea en forma de publicación en una portada en la revista de jazz más relevante. Ambas fotos me han procurado el reconocimiento a nivel mundial pero hay otras muchas de las que estoy muy satisfecho.

 

 

MJZZN: ¿Y cuáles son tus preferidas?

M.N.R.: Como ya he dicho antes, las series de fotos de Lou Bennet y algunas más de la era foto-química fueron determinantes para que me diera cuenta que me iba a dedicar a fotografiar jazz. De las actuales hay unas cuantas, pero una de mis favoritas es una de Jean Toussaint, que tomé en un momento en que se apagó la luz principal que le iluminaba en el escenario y quedaba su silueta perfilada por una luz complementaria. La iluminación era muy tenue y me dio mucho trabajo editarla, pero valió la pena, el resultado fue muy satisfactorio, de hecho será la foto de portada de su próximo disco.

MJZZN: A propósito de la técnica fotográfica ¿a qué le concedes más importancia, a la toma, al revelado, a la edición?

M.N.R.: A la toma y a la edición al 50%. La captura es importante, el momento, la luz, el encuadre, pero es sólo la mitad del viaje en el que te embarcas cuando produces una foto, para mi el trabajo de edición es tan importante como la toma. Actualmente el trabajo de laboratorio se ha simplificado mucho con la informática, pero igualmente hay que dedicarle tiempo para obtener el resultado deseado.

MJZZN: ¿Qué opinas de los concursos?

M.N.R.: Son un incentivo para producir obras, si estas ahí es que tu trabajo gusta y lo estas haciendo bien, lo cual es maravilloso, pero un concurso no es más que la decisión de unas personas concretas en un

momento concreto, una misma foto no resultaría premiada por diferentes jurados. Está bien participar y ganar concursos pero no hay que sobreestimar a veces el resultado de un concurso y lo digo ahora desde la libertad de haber ganado el concurso de la Jazz Journalist Association, el mejor premio es estar orgulloso de tu trabajo y creer en lo que haces y como lo haces.

En mi caso, me he pasado la vida tomando fotos para mi, simplemente porque me gustan. Tengo infinidad de negativos y archivos digitales de imágenes de conciertos de jazz, sin más pretensión que disfrutar de la toma y del trabajo de edición. Mi reconocimiento público es reciente, a raíz de los dos hechos comentados con anterioridad y sobre todo por participar en redes sociales, gracias a ellas he podido mostrar al mundo este trabajo y recibir este reconocimiento.

MJZZN: ¿Sueles exponer?

M.N.R.: No. He hecho alguna exposición individual, una en 1997, otra 2007 y recientemente la de 2016 conmemorativa del vigésimo quinto aniversario del ciclo Jazz a Castelló. Mi trabajo esta expuesto en mi Facebook donde siempre que puedo comparto mis mejores fotos.

MJZZN: ¿Cuales son tus aficiones al margen de la fotografía y la música?

M.N.R.: Como ya habéis visto, la agricultura, que me viene de familia. Me gusta cultivar todo tipo de frutales, cítricos, de los que tengo mas de 40 variedades diferentes y frutas tales como mangos de los que ya tengo casi 20 variedades y todo tipo de frutas tropicales o lo que se pone a tiro, es coleccionismo vivo. También disfruto de mis amigos de 4 patas, mi gato, viejo amigo desde hace ya 14 años y mis dos perras.

También me gusta la cocina. No cito las diferentes “aficiones de temporada” en las que me he embarcado por curiosidad, pero que he abandonado al poco de haberlas iniciado.

MJZZN: ¿Qué más cosas harías si pudieras estirar tu tiempo?

M.N.R.: Me dedicaría a tocar música, de hecho si pudiera cambiaría todas mis ocupaciones y aficiones por la música. Cuando tenga tiempo retomaré esta vocación.

La conversación dio mucho más de sí pero es imposible transcribirla en toda su extensión, con todas sus derivas a temas ajenos al objeto de la entrevista. Manolo es un excelente conversador, muy dicharachero y muy generoso con su tiempo, tanto que cuando nos dimos cuenta llevábamos cuatro horas de cháchara, momento en que nuestras respectivas ocupaciones nos reclamaron irremisiblemente.

Gracias Manolo y seguiremos conversando en privado.

Hot Cool para Majazzine.

Castelló de la Plana, 16 de marzo de 2018

 

 

 

 

 

 

VIII Encuentro de Amigos del Saxo. Guadalajara

Como sucede cada año por estas fechas, los Amigos del Saxo celebran su Encuentro anual, del que ésta es la VIII edición. La cita fue el día 21 de octubre en el Palacio del Infantado, un excelente marco que albergó las diferentes actividades programadas, que consistieron en el habitual mercadillo, dos conferencias, una sobre el papel del saxofón en la orquesta clásica y otra sobre el saxofón y el saxofonista en la música de fiesta. También hubo el tradicional concierto del B.O.S.E. (Black Orpheus Sax Ensemble) y la Jam Session.

Además se celebró un sorteo de artículos relacionados con la música y el instrumento, donados por miembros de Amigos del Saxo  y por una empresa.

Entre las novedades de la presente edición estaba la de que el concierto del B.O.S.E. era abierto al público visitante al Palacio y Museo del Infantado. El respetable se congregó en el Patio de los Leones en torno al círculo que conformaban los músicos y correspondió con cerradas ovaciones a la interpretación de las diferentes piezas que integraban el variado repertorio del conjunto instrumental.

La excelente organización favoreció una coordinada sucesión de las actividades de tal manera que todo pareció acontecer en un suspiro.

Al término del Encuentro los participantes ya se emplazaban para la edición del del próximo año que tendrá lugar en Sevilla. Deseamos que como cada año sea un éxito y que veamos y participemos en muchos encuentros.

HotCool para Majazzine

Guadalajara 21, de octubre de 2017

Concierto de Jim Rotondi quartet

 

 

 

Día: 26 de mayo de 2017

Hora: 22:30

Lugar: Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón

Entrada: 10€

Promoción y Patrocinio: Institut Valencià de Cultura

Organiza: Blau Records

Músicos: Jim Rotondi, trompeta y fliscorno; Fabio Miano, piano; Ignasi González, contrabajo; Jo Krause, batería.

Qué mejor manera de presentar a la música con música. Esa ha sido la idea que ha inspirado la presentación de la presente edición del Festival de Jazz de Peñíscola, que ya suma la respetable cifra de 14.

Natural de Butte, Montana (1962) y residente en Graz, Austria,  su carrera musical como intérprete, docente y director tiene ya un largo recorrido.

Jim Rotondi ya nos ha visitado en varias ocasiones y no es la primera en la que se presenta con su amigo, el pianista Fabio Miano, con el que ha compartido formación más veces y con quien se entiende a las mil maravillas.

Arropando a Rotondi, además de Miano comparecían Ignasi González, en el contrabajo y Jo Krause en la batería.

El estilo de Rotondi casa bien con el post-bop, aunque no desdeña otros estilos, tales como el jazz modal, creado e impulsado por Miles Davis, del que Rotondi se declara abiertamente admirador y del que justamente hoy se cumplía el nonagésimo primer aniversario de su nacimiento, la efeméride jazzística del día, casualidades de la vida. Rotondi hizo cumplida mención del evento y reclamó una ovación dedicada al icono de la trompeta del jazz y del jazz modal.

Quizá por devoción quizá no, Rotondi suele hacer uso de una sordina de metal, como la que utilizaba habitualmente Miles Davis.

El repertorio ofrecido fue muy acorde a las preferencias del artista y estuvo compuesto por:

Walking (anónimo, fast blues), I should careAxel StordahlPaul Weston and Sammy Cahn, medium swing), Corcovado  (Jobim, bossa nova) en esta pieza hizo uso del fliscorno, con lo que acentuó la calidez propia del tema,   All blues (blues en ritmo ternario, una pieza icónica de un autor icónico, Miles Davis, que apareció en un álbum icónico, Kind of blue), I thought about you (Jimmy Van Heusen-Johnny Mercer, balada), Autum leaves Jacques Prévert Joseph Kosma, medium swing), Oleo (Sonny Rollins, rythm). Como bis ofrecieron Bye bye blackbird (Ray Henderson – Mort Dixon, medium swing)

La sintonía con el respetable fue inmediata y las intervenciones de los cuatro músicos, con Rotondi a la cabeza,  se contaron por ovaciones, manteniendo muy alto el listón durante todo el concierto. Fabio Miano siempre excelente, Ignasi González, robusto puente  entre la armonía y el ritmo y Jo Krause pletórico, versátil, locuaz.

Excelente presentación para el festival que esperemos que mantenga el nivel impuesto por sus pregoneros.

Hot Cool para Majazzine

Castelló de la Plana 26 de mayo de 2017

Charlando con Eri Yamamoto

Eri Yamamoto nació en Osaka, Japón, comenzó a estudiar piano a los tres años y a los 8 años ya componía su propia música. Estudió viola, canto y composición. En 1995 mientras visitaba como turista la gran manzana experimentó un flechazo musical cuando escuchó en directo a Tommy Flanagan y no necesitó más tiempo para decidir que quería dedicarse al jazz. Pronto se mudó a Nueva York y profundizó en su formación musical jazzística asistiendo a prestigiosos centros de enseñanza con profesores como Reggie Workman, Junior Mance, and LeeAnn Ledgerwood. Desde entonces, Eri Yamamoto emprendió una imparable carrera musical, tanto como intérprete como compositora, que la ha elevado a las más altas cotas de consideración tanto por parte del público como de la prensa especializada.

Majazzine: ¿Cuando empezaste a interesarte por la música?

Eri Yamamoto: Cuando tenia tres años empezé mis estudios de piano, todos mis amigos estudiaban piano y yo quería estudiar lo mismo.

MJZZN ¿Qué persona te impulsó/motivó a estudiar música?

E.Y. No una  sino varias personas, cuando tenia 8 años, yo empezaba a componer música, descubri que cada nota tenia su propio color, componer fue la mejor manera de expresar mis sentimientos.

MJZZN ¿Cómo y cuando te interesas por el jazz?

E.Y. Hace 21 años paseando por NY como turista escuché a un trio de jazz en directo, al momento sabia eso es lo que quería hacer en el futuro, un mes después estaba en NY

MJZZN ¿Por qué elegiste tu instrumento?

E.Y. Es mi primer instrumento

MJZZN ¿Cuales son tus principales influencias musicales?

E.Y. Es imposible decir una persona, es el jazz en general

MJZZN Si no tocaras este instrumento cual tocarías?

E.Y. El  piano es mi instrumeto preferido

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

E.Y. Ser como una esponja y absorber todo lo que oigas

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su técnica?

E.Y. Descubrir su propia personalidad en la musica

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un músico para mejorar su lenguaje?

E.Y. Transcribir solos de los grandes músicos y tratar de conseguir tu propia personalidad

MJZZN ¿Con qué estilo te sientes más a gusto?

E.Y. Con mi propio estilo

MJZZN ¿Quienes son tus intérpretes favoritos?

E.Y. Miles Davis y muchos otros

MJZZN ¿Quienes son tus compositores favoritos?

E.Y. Bartok

MJZZN Podrías recomendar un disco?

E.Y. Paul Bley: Footloose

MJZZN ¿Cuales son tus hobbies?

E.Y. Cocinar y comer

MJZZN Cuéntanos cualquier cosa que te apetezca, siéntete libre de expresarte.

E.Y.  Me gusta estar con mis amigos y mis familiares y comer juntos

 

 

 

 

 

 

 

Eri Yamamoto. Crónica del concierto

ERI YAMAMOTO. PIANO SOLO. Crónica del concierto

Lugar: Espai de la Música, Benicàssim, Castelló, España

Día: 16 de marzo de 2017

Hora: 20:00 h

Músicos: Eri Yamamoto, piano

Ciclo: Benicàssim Jazz 2017

Patrocinio: Ajuntament de Benicàssim, Diputació Provincial de Castelló

Organización: Blau Records

 

Eri Yamamoto ya había actuado anteriormente en nuestra provincia con su conocida formación de trío, pero en esta ocasión compareció en el acogedor y especial recinto del Espai de la Música Mestre Vila de Benicàssim para ofrecer un exquisito concierto en solitario.

Intimista y emotivo, el concierto fue una especie de confidencia a la par que la rotunda reafirmación tanto en su faceta como intérprete como de compositora.

Sobria y con escasas concesiones al efectismo, conectó de inmediato con el respetable, quien supo agradecer con sonadas ovaciones la esmerada labor de la pianista.

Es cierto que ayudaron, y no poco, las esforzadas explicaciones que, no sin dificultad conseguía leer de la chuleta que le había proporcionado el promotor del concierto y que completaba en un super-inteligible y pausado inglés, acerca de las vivencias y las emociones que habían inspirado sus composiciones, pero no es menos cierto que la música se explayaba por sí misma, sin más intermediarios ni más comentarios.

De Eri Yamamoto se han dicho ya muchas cosas, entre ellas tan rotundas como la que profirió Herbie Hancok “Me quito el sombrero ante ella, ha encontrado su propia voz”. La prensa especializada no ahorra elogios a la pianista y describe su música como evocadora, cálida, consistente, congruente, ecléctica, etc., la mayoría  en referencia a sus anteriores trabajos, mayormente editados e interpretados en trío.

Pero en esta ocasión, en la que nos presentaba su último trabajo discográfico, Life, su música no es que haya experimentado un giro copernicano, sigue conteniendo su ADN, sigue siendo igual de reconocible, pero se torna más sutil, más frágil, incluso más voluble, al enfrentarse en solitario al laberinto de sus emociones, ante el que nos deja una puerta abierta, hacia la que nos empuja el torrente de su música.

El concierto transitó una a una por las pistas de su disco, que son:

  • You’re welcome
  • Life
  • Stars
  • Orange
  • Half moon
  • Subway song
  • Sparkle song

Y como colofón ofreció una composición ad hoc que repentizó para el bis, a la que tituló Benicàssim.

Hot Cool para Majazzine

 

 

Jean Toussaint Quartet

jean-toussaintFestival Jazz a Castelló XXV aniversari

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Día y hora: 11 de diciembre, 20:00h

Músicos: Jean Toussaint, saxo tenor; Albert Sanz, piano; Massa Kamaguchi, contrabajo; Stephen Keogh, batería

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Jean Toussaint (Islas Vírgenes, USA, 1960) creció en New York y asistió al Berklee College donde estudió bajo la tutela del saxofonista Billy Pierce.  En 1982 entró a formar parte de los jazz messengers de Art Blakey,

toussaint-ssengers

cuya membresía duró hasta 1986. Fue con Blakey con quien grabó tres álbumes de estudio, incluyendo New York Scene, con el que ganaron el Grammy a la mejor interpretación instrumental de jazz. En 1987 Toussaint se trasladó a Londres, donde entró a formar parte de la Guildhall School of Music como artista residente y como profesor de jazz.

jean-toussain-2t

Toussaint ha girado con músicos tan míticos -aparte de los comentados jazz messengers- como McCoy Tyner, Gil Evans, Kirk Lightsey, Cedar Walton, Max Roach, Horace Silver and Jeff Tain Watts.

Era una de las citas más esperadas por el público de Castelló de la Plana, además era el broche de clausura de esta tan celebrada XXV edición del Festival Jazz a Castelló.

Toussaint tiene una enorme presencia en el escenario, no sólo por su estatura, que también, sino por ese  sonido rotundo, potente, claro, definido, en el que se identifican claramente las trazas de su pasado mensajero, que afloran en los estilos be bop, hard bop, post bop y funky, pero que se entremezclan sin solución de continuidad con otros estilos incluso ajenos al género.

El repertorio incluyo obras de factura propia, así como standards conocidos. Estuvo acompañado por músicos bien conocidos por el público castellonense como son, Albert Sanz en el piano, Massa Kamaguchi en el contrabajo y Stephen Keogh en la batería.

Los músicos se emplearon a fondo para contentar a la audiencia regalándonos un concierto de una hora y tres cuartos, quizá conscientes de que al ser el cierre del festival quisieron saciarnos de jazz hasta la próxima cita.

Se acabó la XXV edición del festival Jazz a Castelló

Bienvenida la XXVI edición y las siguientes

Hot Cool para Majazzine

Rick Margitza Quartet

 

rick-margitzaFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 10 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Rick Margitza, saxo tenor; Pierre de Bethman, piano; Daryll Hall, contrabajo; Andrea Michelutti, batería

Rick Margitza (1961, Dearborn, Michigan) nació y creció envuelto en música. Su abuelo paterno, húngaro,  tocaba el violín,  como su padre, quien formó parte de la Detroit Symphony Orchestra.

Estudió violín, piano y oboe, para finalmente recalar en el saxo. Giró con artistas tan famosos como Maynard Fergurson, Flora Purim, Miles Davis, Eddy Gómez, McCoy Tyner y Chick Corea, entre otros. En 2003 se mudó a París desde donde sigue desarrollando su carrera.

Sus principales referencias son Wayne Shorter, John Coltrane y Michael Brecker.

También es conocida y reconocida su faceta de compositor. Además de componer temas de jazz, también compone obras de corte clásisco, tales como un concierto para saxofón y orquesta, así como dos sinfonías.

rick-margitza-2Bien, después de esta breve biografía hablemos del concierto. Como ya consta en la cabecera de esta crónica, se presentó  en un formato clásico de cuarteto, con Pierre de Bethman en el piano, Darryl Hall en el contrabajo y Andrea Michelutti en la batería. De músicos tan virtuosos no se podía esperar más que una cosa: CONCIERTAZO.

Obviamente Rick Margitza era el lider, pero es que el resto ¡a cual mejor! Rick es un contrastado virtuoso cuya elocuencia musical cautiva a la primera nota, su sonido y su estilo están a caballo entre el cool y el hard bop, aunque modula a estilos más raciales cuando así lo impone el tema o el momento musical. Estuvo sensacional en todo momento, tanto en los fast-time como en las baladas, especialmente en la que dedicó con ironía a su país natal, Estados Unidos, que fue la balada “Cry me a river”

Alternó standards pero interpretó mucha obra propia.

Pierre de Bethman fue la sorpresa de la noche, un pianista exquisito que sabe arropar al solista pero que solea espléndidamente, estuvo fantástico toda la velada.

Daryll Hall estuvo espectacular, con improvisaciones estratosféricas, más propias de un guitarrista que de un contrabajista.

Andrea Michelutti es un baluarte en su instrumento. Asiduo del trío de Jerry Bergonzi, está acostumbrado tanto al saxo como al estilo al que se adscriben ambos saxofonistas. Fabuloso.

Un concierto digno de los mejores festivales de jazz del mundo, un verdadero acierto de la organización.

Hot Cool para Majazzine

 

 

Viktorija Pilatovic Quartet

viktorija-pilatovic-5Festival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 9 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 22:30

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

Músicos: Viktorija Pilatovic, voz; Joan Monné, piano; Ignasi González, Contrabajo; Roger Gutiérrez, batería

Excelente concierto el que ha ofrecido Viktorija Pilatovic en la velada del 9 de dicembre en el Teatre del Raval. Para los que como un servidor nos quedamos prendados del inmenso talento de esta grandísima artista y también para los que no tuvieron la suerte de asistir al evento, les anticipo que el concierto pronto verá la luz en forma de disco, ya que fue grabado en directo, un formato que sólo los grandes artistas se pueden permitir, como es éste el caso, sobre todo si están asistidos por el talento y el oficio de un ingeniero de sonido como Alberto Sales (Estudios Roquetes) para quien la grabación en directo no tiene ningún secreto ya que lleva unos cuantos magníficos trabajos grabados en directo en concierto para el sello Blau Records.viktorija-pilatovic-4

Volvamos no obstante al objeto de esta crónica. Esta joven lituana desdice la reseña que la anunciaba en el panfleto del programa de  Jazz a Castelló como “una de las grandes promesas del jazz vocal”. De promesa nada, estamos ante una artista consolidada que derrocha talento por los cuatro costados. Pianista, compositora, arreglista, vocalista y además guapa y simpática, a sus 27 años tiene unas condiciones excepcionales que la experiencia y el trabajo sólo pueden mejorar. Viktorija no promete nada, ofrece y mucho.

Obtuvo el Master de Música en el Berklee College of Music, en el que había estudiado gracias a una beca completa y dónde ejerció como profesora asistente de interpretación vocal de jazz en su delegación de Ecuador.

Recientemente grabó su segundo album con composiciones propias. en 2014 ya grabó y actuó con la big band de Perico Sambeat

Ha colaborado con Abraham Laboriel, Perico Sambeat , Victor Mendoza, John Clayton. J.D. Walter, Ralph Peterson, Alex Sipiagin, David Berkman, Don Braden, Jeff Cascaro, Joris Teepe, Freddie Bryant, Gene Jackson, Robin Eubanks. Asimismo ha tomado parte en el Montreux Jazz Festival Shure Vocalist Competition.

Nacida en Klaipeda, Lithuania en 1989, Viktorija fue pianista de música clásica hasta el momento en el que descubrió el jazz, hecho que la condujo a la Academia Lituana de Música y Teatro para más tarde asistir al Prins Claus Conservatorium in en Holanda dónde se graduó en interpretación de jazz y arreglos.

¿Qué le falta a Viktorija para ser considerada una diva del jazz? Quizá la nacionalidad americana, porque de lo demás va sobrada: timbre, color de voz, afinación, articulación, swing, improvisación, elocuencia, registro amplio, potencia, técnica depurada y sobre todo intuición, elegancia y gusto ¿me he dejado algo? Si, cierto, dotes dramáticas ¿Se le puede pedir más? Si le añadimos que compone con mucho gusto y que hace unos arreglos estupendos…en fin, algún defecto tendrá, pero yo no le veo ninguno.

Centrémonos en el concierto. Presentó un repertorio de standards muy conocidcos por el gran público, pero con su toque personal modificando, ora el tempo, la tonalidad, el compás, el ritmo, el estilo, etc. en algunos standards todos estos elementos se vieron modificados en varias ocasiones sin solución de continuidad, ofreciendo al espectador una abigarrada paleta de posibilidades de moldear un tema a su gusto, en cualquier momento y sin aparente dificultad, como si se tratara de una pieza de plastilina.

Joan Monné ponía el contrapunto con sus exquisitos solos, mientras Ignasi González y Roger Gutiérrez sostenían el tempo y el ritmo con seguridad y solvencia, como ya nos tienen acostumbrados.

Tomen nota de esta cantante-compositora-arreglista-pianista (sí, ya sé a mi tampoco me gustan estas ristras entreguionadas, pero lo de cantante se le queda pequeño y las otras facetas no son moco de pavo como para dejarlas aparcadas) No tardará en ser reconocida como lo que es, una músic@ como la copa de un pino.

Hot Cool para Majazzine

Concierto de John Pizzarelli

John Pizzarelli.

ACCENTUATE THE POSITIVE
“Man, they said we better, accentuate the positive
Eliminate the negative
Latch on to the affirmative
Don´t mess with Mister In-Between”
Johnny Mercer, 1.944

LO SIENTO, NO PUEDO…
por Travelling BOB

JOHN PIZZARELLI TRIO
JAMBOREE , Barcelona – 30/X/2016 – Sesion 20:30
J.Pizzarelli : voz y guitarra
Mike Karn: contrabajo
Konrad Paszkudzki: piano

Todo el mundo sabe que el glorioso Johnny Mercer, leyenda del Great American Songbook, está enterrado en Savanah, Georgia; por lo menos todo el mundo que haya visto “Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal” (Clint Eastwood,1.997) que se abre con un plano de su lápida y a quien dedica la película. Mercer, 19 nominaciones a los Oscars (ganó 4), cofundador de Capitol Records, letrista y compositor; suyas son las palabras de “Come Rain Or Come Shine”, “One For My Baby (and one more for the road)” con música de Harold Allen, o las mismísinas “Moon River” y “Days Of Wine and Roses” con Mancini, entre centenares.

John Pizzarelli es el hijo de Bucky Pizzarelli, que tiene ahora 90 años, histórico guitarrista de Benny Goodman y veteranísmo de todas las batallas musicales de los 40, 50 y más ; su hermano Martin Pizzarelli es bajista y durante años ha formado en su trio habitual. Son pues una saga de músicos profesionales de jazz que cubren casi 80 años de historia con dos generaciones de Pizzarellis. John tiene ahora 56 y está casado con la cantante Jessica Molaskey. Profesionales, ya digo.

Domingo por la tarde en la Plaza Real de Barcelona; dos colas ante el número 17, una lleva al espectáculo flamenco-racial de Los Tarantos y la otra al Jamboree . No puedes confundirte excepto que seas ciego. Ciego como Rubén, un treintañero melómano madrileño acompañado de su chica, también invidente, a los que rescaté del porompompero junto a su tremendo perro guía. Decir que lo mejor de la velada fue ver bajar al perrazo por las estrechas escaleras del Jamboree tirando de sus entusiastas amos, quizá no sea injusto…

El San Miguel Jazz Festival (las cervezas y el jazz parecen haber celebrado sus esponsales : la ciudad está tomada de carteles del otro Festival, el que patrocina Estrella Damm) trae este domingo a un conocido del local (triunfó en 2015 y volverá a hacerlo hoy, por San Miguel !) , lo han adivinado: el trajeado John Pizzarelli .

Mr Pizzarelli con su guitarra y su voz como salida del sobaco (en fin, piensen ustedes en Michael Franks o en el bueno de Stephen Bishop) pero con swing (melífluo a veces, pero swing) ha ido construyendo su carrera con una colección de discos monográficos no por obvios menos efectivos: “ Dear Mr Cole” (adivinen), “Mr.Sinatra” …y así hasta los Beatles o James Taylor, llegando recientemente a Mercer y a McCartney (en lo que ha llamado “Midnight McCartney” , una colección de temas del papá de Stella en solitario, grabado con toda una corte de estrellas del jazz pop) – No sé (ni me importa) lo que pensará Bucky , pero no parece irle mal a Johnny: en la portada de cada disco estrena traje nuevo.

Así que nos cayó en suerte un repertorio basado en sus dos últimos discos, dedicados a Mercer y a Sir Paul. Silencio ahora, los músicos salen a escena. Cordial aplauso de una sala casi llena.

En Modo Automático empezaron a llover Mercer’s : “Dearly Beloved”, “I’m Old Fashioned” (desde luego), “Skylark” (sí, también la letra del inmortal tema de Hoagy Carmichael es suya) , las bellísmas “Emily” y “Empty Tables” (el mejor momento de la tarde), y desde luego casi como un himno pizzareliano “Accentuate The Positive”, que es lo que intentó el hombre por si colaba . Y parece que coló a juzgar por la predisposición del público a los aplausos.

No andaron muy afinados en los primeros temas: el circunspecto polaco al piano entraba y salía de ellos sin demasiada convicción, el contrabajo sostenía al guitarrista /cantante por los pelos, pero la habilidad de éste para camelarse a Mercer (aunque bien pudo haber sido Nat King Cole o cualquier otro de sus “homenajeados”) mantuvo a la sala entretenida y poco a poco cuajó en un trío poco espectacular pero funcional.

Mr. Pizzareli estuvo amable y atento en las intros de los temas, breves pinceladas anecdóticas de un tipo en cuya casa paraban para almorzar o ventilarse una botella de vino gente como Al Cohn o Zoot Sims … y así hasta que de forma casi imperceptible acabó apareciendo la sombra de McCartney y el almíbar se derramó desde el escenario ( la versión de “My Love” mataría a un diabético). También el anecdotario viró al mundo del ex–escarabajo y sus angustias de superestrella supersimpático ante el que Pizza parecía derretirse abrazadito a su bonita guitarra vintage. Se despidió con un tema de Al Cohn, o eso nos hizo creer, por que después de la melaza liverpooliana hubiésemos creído cualquier cosa.

Esa misma semana salió el nuevo disco de Norah Jones, fabricado para instalarse en el número 1 de ventas de Amazon hasta después de Navidad y más allá, un par de pinceladas de Wayne Shorter para intentar que un disco de country diva parezca jazz . La señorita Jones, como Mr Pizzarelli y una docena más de vendedores globales representan el nicho del jazz en el mercado actual (junto a reediciones del “Kind of Blue”, naturalmente).

Mientras tanto mavericks como Benny Golson (nuevo disco hace un par de meses), Scott Hamilton (2 o 3 discos al año en pequeños sellos, incluyendo nuestro inspirado Blau Records), Peter Bernstein (con un sólido pie en la industria como acompañante y solista de lujo, pero también circulando por libre en gira permanente …) y otra docena más de valiosos ejemplares independientes mantienen viva la tradición del músico de jazz itinerante, casi vagabundo…y en la era de internet tenemos a nuestro alcance con facilidad no solo a los más grandes, los Davis, Coltranes y Monks, si no también a esa amplísima nómina de excelentes músicos que en los 40, 50 y hasta mediados de los 60 (con honrosas excepciones), construyeron el otro canon del jazz vivo y eterno con sus discos y el recuerdo de sus, por lo común, doloridas (pero hermosas) existencias: Lou Donaldson, Art Pepper, Buddy Tate, Johnny Griffin, Barry Harris y varios centenares más .

¿ He dicho ya que Rin Tin Tin no ladró durante todo el concierto?

 

 

 

 

 

 

Concierto de Ximo Tébar “Soleo” Band

Ximo Tébar Band "Soleo". The New Son MediterráneoDia: 17 de noviembre

Lugar: teatro Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa – Sala Guirau

Hora: 21:30 h

Entrada: 16 – 18 €

Músicos: Ximo Tébar, guitarra; Ricardo Belda, piano; Víctor Merlo, bajo; Vicente Climent, batería

El famoso guitarrista de jazz valenciano, presenta junto a su banda su último trabajo, “Soleo”, en el que además de reconocer y homenajear las figuras de Jaco Pastorius y Miles Davis desarrolla su línea argumental en torno al estilo que algunos han dado en llamar jazz mediterráneo y del que señalan a Tébar como uno de sus precursores