Tag Archives: julio montalvo

MC Latin Jazz Project. Siguen los mares fundidos

Mc Latin dibujoFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 8 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 20:00

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

No, no te has equivocado, no estás en un foro sobre el cambio climático. MC es el acrónimo de Mediterranean-Caribean, como explica Julio Montalvo, el portavoz y líder del grupo. Este sexteto que comenzó su singladura musical en 2012, ha resistido los embates, los temporales y la calma chicha poniendo proa a la música con una acertada fusión de las culturas caribeña y mediterránea fraguadas con la argamasa del jazz. Esta vez se presentaron con dos novedades en la formación, Víctor Jiménez en el saxo alto y Arnaldo Lescay en la batería, arropados por el resto de la tripulación, como son Julio Montalvo en el trombón, Ricardo Belda en el piano, Fernando Marco en la guitarra y Lluis Llario en el Contrabajo.

La versatilidad de este grupo hace que Dizzy Gillespie o  Wayne Shorter parezcan de ascendencia caribeña, aunque en el repertorio también figuran obras originalmente escritas con sabor caribeño, tales como Cha Blues, o A Gosal, compuesta por Fernando Marco.

El grupo empasta fenomenal (no, no son dentistas, hablamos de conjunción, resulta curioso que este término ampliamente utilizado por los músicos de habla hispana no lo recoja la RAE) y sus individualidades están más que contrastadas, pero es que además el calor que transmiten a través de su música y su puesta en escena, liderada por el almirante Montalvo, hacen que los conciertos de MC Latin Jazz Project resulten una fiesta.

Hot Cool para Majazzine

Charlando con Julio Montalvo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Julio es una persona con la que conectas antes de presentarte, su sempiterna sonrisa, su calidez caribeña, su verbo ágil y su alegre acento cubano, te hacen sentir próximo desde la primera mirada, desde el primer gesto.

Cubano de nacimiento y valenciano de adopción, tenía que haber sido médico de haber seguido el camino previsto por su padre, médico oncólogo, pero el destino le reservaba otro envite. Resultó que su madre refundó su familia al lado del que sería su padre adoptivo, un violinista clásico quien le inoculó el veneno de la música, la que sería finalmente su afición y profesión.

Empezó a estudiar el violín, pero con el tiempo descubrió que aquella música tan especial que su madre escuchaba en casa ejercía sobre él una atracción fatal, que le llevó a una rendición incondicional ante las voces de Lady Ella Fitzgerald, “The First Lady of the song” y de Sarah Vaughan “La Divina” y las composiciones de Duke Ellington.

Quiso tocar el saxo pero su padre le disuadió de que eligiera otro instrumento que le otorgara más posibilidades profesionales, pues le auguró que muchos músicos querían ser saxofonistas como así fue.

Finalmente, tras una conversación con el profesor de trombón decidió iniciarse en este instrumento.

Ha compartido escenario con músicos de diversos géneros aparte del jazz y ha grabado unos cuantos trabajos discográficos, bastantes de los cuales de elaboración propia desde la composición y arreglos, la grabación, la producción, la mezcla, la masterización, hasta la edición. Durante el transcurso de la charla me muestra orgulloso sus últimos trabajos, todavía en crudo, los cuales pronto verán la luz.

Julio es una persona culta, informada, buen conversador, inquieto, locuaz, apasionado por las cosas que hace y que orbitan mayormente en torno a la música. Es un excelente comunicador y un genuino animal de escenario, hábitat en el que se mueve como pez en el agua. Sabe cómo ganarse al público y lo consigue desde el primer segundo de actuación.

En el escenario se entrega totalmente, no se guarda nada y el público sabe agradecérselo en forma de ovaciones y risas de complicidad.

Polifacético, poli-instrumentista, artista, creativo y recreativo, encuentra en cambio su hábitat ideal en la composición, los arreglos, la dirección y la producción musical

Dice que no tiene buena voz, pero canta con mucho estilo y le saca mucho partido a su instrumento vocal. Ademas “scatea” con mucho swing y mucho groove.

Es hora ya de completar esta semblanza con las palabras del propio maestro

MAJAZZINE ¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

JULIO MONTALVO Desde que tengo uso de razón

MJZZN ¿Qué persona te impulsó / motivó a estudiar música?

JM Provengo de una familia de médicos, mi padre era médico oncólogo y yo tenía que haber sido médico -de haber seguido los planes de mi padre-. Por circunstancias de la vida, mis padres se separaron y la nueva pareja de mi madre, mi nuevo padre, era músico, violinista concretamente. Él fue quien me instruyó en la música y en el violín a la edad de 12 años. Estuve con el violín un tiempo y más tarde hice las pruebas de acceso a trombón y a viola. En realidad me gustaba el saxo, pero mi padre me disuadió de la idea porque según él, y así sucedió, eran muchos los que tocaban el saxo y pronto vendrían los problemas de suministro de accesorios, entre ellos de cañas, mientras que el trombón, si encontraba una boquilla decente, podía darme muchas horas de práctica sin la necesidad de comprar más accesorios ni repuestos.

MJZZN ¿Cuando te interesas por el jazz?

JM Mi madre solía escuchar esa música en casa, en concreto escuchaba a Ella Fitzgerald, a Duke Ellington y a Sara Vaughan, esa música iba calando en mi, como también calaba la música clásica y la música de baile cubana, pues mi padre tocaba en la orquesta Aragón, fue el compositor de la canción “El bodeguero”

MJZZN ¿Cuales son tus principales influencias musicales?

JM Aparte de lo que ya te he contado en la respuesta a la pregunta anterior, en mi adolescencia tuve la suerte de poder asistir a dos conciertos memorables, uno fue el de Weather Report y de CBS All Stars, que me marcaron profunda y definitivamente en mis preferencias musicales.

Aparte, mi tío era directivo de Areíto, por aquel entonces la única compañía discográfica del país, y mi tío me dejó el catálogo completo de vinilos de la CBS, a través de los cuales pude descubrir y escuchar a los talentos del jazz del momento.

Tal fue el impacto que causaron en mi aquellos discos que a los 15 años hice mi primera composición basada en armonías jazzísticas. Un buen día, experimentando con armonías creí ingenuamente haber descubierto un acorde nuevo, más tarde comprobé que mi presunto descubrimiento ya lo empleaba Duke Ellington en sus composiciones.

(Nota de Mjzzn: la entrevista tuvo lugar al lado de un piano y estuvo jalonada de interpretaciones de fragmentos con ejemplos de cada anéctoda musical, tuve esa suerte, fue como un viaje musical a través de su carrera, pero también a través de la música que le sirve de inspiración, además de placentero resultó muy instructivo)

Sí tuviera que resumirte en unos pocos mis innumerables influencias musicales te citaría las primeras que acuden a mi mente, con la seguridad de que me dejo a muchos y muy importantes, pero allá voy: Wayne Shorter, Weather Report, Chick Corea, Irakere y Gonzalo Rubalcaba.

A los 17 años se enroló en su primera banda “Sin trans” en la que comenzó su andadura como intérprete de jazz

Cuando tenía 20 años compuse una pieza en memoria de Jaco Pastorius denominada “I remember Jaco Pastorius” (la interpreta al piano, una pieza preciosa)

MJZZN ¿Si no tocaras el trombón qué instrumento tocarías?

JM La big band, contemplada como un instrumento con muchos timbres, es decir, dirigir la big band. También me gusta cantar, a pesar de que no tengo una gran voz, pero la voz es un instrumento maravilloso, que me encanta.

MJZZN ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

JM Que se esforzara, que intentara encontrar una motivación para estudiar los recursos básicos del lenguaje musical y en concreto del estilo que le guste, para después adentrarse en la improvisación

MJZZN ¿Con qué estilos del jazz te sientes más cómodo?

JM Con todos. Lo que más me motiva son los proyectos, independientemente del estilo.

MJZZN ¿Cuales son tus aficiones aparte de la música?

JM La música (risas de complicidad)

(Nota: a un servidor le consta que Julio es una persona culta, informada, crítica, con criterio y serias convicciones…además de ser un músico excelente)

Con Julio es difícil controlar el tiempo, porque aparte de buen conversador es muy generoso y te dedica el tiempo que le has pedido y todos los bises que el considere de propina. Esta tarde tiene concierto así que la necesidad apremia y tenemos que cortar. Nos emplazamos para el bolo y nos deseamos lo mejor.

Hotcool para Majazzine

CONCIERTO DE PROFESORES – SEMINARIO JAZZ DE TALLER 3

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dia: 25 de junio de 2016

Hora: 22:30

Lugar: Centro Provincial Cultural “Las Aulas”, Castellón

Músicos: Víctor Jiménez, saxo alto; Julio Montalvo, trombón; Fernando Marco, guitarra; Lucho Aguilar, contrabajo; Stephen Keogh, batería

Género: Jazz

Entrada: gratuita

Producción: Blau Records

Patrocinio: Blau Records

Fue el colofón del Seminario de Jazz de Taller 3, cuyos profesores se constituyeron en quinteto (Ricardo Belda no pudo se pudo quedar al concierto por coincidirle otro compromiso), no obstante Fernando Marco estuvo al quite para integrar una robusta sección rítmica que arropó sobradamente a los solistas.

Con Víctor Jiménez, el extraordinario saxofonista valenciano y Julio Montalvo, virtuoso trombonista, compositor y arreglista cubano, a la cabeza del grupo, el quinteto ofreció un variado repertorio de conocidos standards: Lady Bird (Tadd Dameron), Body and Soul (Johnny Green), One by one (Wayne Shorter) , Fotografía (A.C. Jobim), Donna Lee (Miles Davis) y Ramonet (Popular).

Cada tema expuesto incluyó las improvisaciones de cada uno de los miembros del quinteto, liderado alternativamente por Julio Montalvo y Víctor Jiménez, para dar paso al resto de intervinientes. La variedad de estilos y la elocuencia del discurso de cada uno de los componentes del quinteto, satisfizo las expectativas del respetable que premio todas y cada una de las intervenciones con calurosas ovaciones.

Tanto en las baladas, en los latin, en los midtimes, como en los fast, las improvisaciones estuvieron a la altura, llegando a desbordar la capacidad de asombro de los asistentes cuando interpretaron Donna Lee con tempo estratosférico, de los que no existen en los metrónomos, suerte que no había ningún radar en los aledaños

La sorpresa de la noche fue Ramonet, canción popular des País Valencià que en nuestros dominios también se conoce como Pasqualet (si vas a l’hort) que alquímicamente Julio Montalvo mutó en standard de jazz con ritmo variable entre swing y bossa y en el que invitó a participar al público quien gustoso coreó el estribillo.

Con esta última pieza concluyó este fantástico concierto que se pudo disfrutar a la serena en el acogedor recinto del Centro Provincial Cultural “Las Aulas”, cuyo patio se está convirtiendo en un punto de encuentro indiscutible dentro de las citas jazzísticas de la capital de la Plana.

Hot Cool para Majazzine

Benicàssim 25 de junio de 2016

Viernes sin ritmo – Jazz al Pati de Les Aules

OLYMPUS DIGITAL CAMERANos acompañó todo el mes de septiembre, pero ha sido cambiar la hoja del calendario, llegar el mes de octubre y los instrumentos enmudecer. Se ha hecho el silencio en el Pati de Les Aules pero el jazz sigue acompañando en su día a día a todos los que pusieron la banda sonora a los viernes de septiembre. Los responsables de que los aficionados a la música nos enamoráramos del jazz tienen nombre y apellido: Celia Mur, Julio Montalvo, Fernando Marco, Luis Llarío, Diego Clanchet, David Philips, Dave Mitchell, Felipe Cucciardi, Ricardo Belda, Lucho Aguilar y Franco Baggiani. Son los culpables de “engancharnos” al mejor vicio de todos: La música.

 

La guitarra, el contrabajo, la batería, el piano, el trombón, la trompeta y la voz han sido las armas que estos maestros de las notas musicales han empleado para conseguir que les echemos de menos. Hay que reconocer que su talento no ha dejado indiferente a nadie. El público que hasta allí se acercaba sabía que ante sus ojos tendría a grandes profesionales que, amenazara lluvia o no, se iban a dejar el alma en el escenario. Los aplausos que recibieron fue el agradecimiento de un público que se entregó a su música para poner punto y final a una semana de trabajo, y dar la bienvenida, a ritmo de jazz, al fin de semana.

 

El tiempo pasa muy deprisa, eso a veces es bueno, pero las esperas siempre se hacen largas. Habrá que esperar hasta el año que viene para que el Pati de Les Aules vuelva a sonar. La cuenta atrás ya ha comenzado, ese es el mejor consuelo, porque como dijo el filósofo alemán Nietzsche: “ Sin música la vida sería un error”. ¡Ya queda menos!

Jimena Bañuelos

http://auntengolavida.es/