Tag Archives: ricardo belda

MC Latin Jazz Project. Siguen los mares fundidos

Mc Latin dibujoFestival Jazz a Castelló XXV edició

Día: 8 de diciembre

Lugar: Teatre del Raval, Castelló de la Plana

Hora: 20:00

Entrada: libre

Patrocinio: Ajuntament de Castelló de la Plana, Universitat Jaume I

No, no te has equivocado, no estás en un foro sobre el cambio climático. MC es el acrónimo de Mediterranean-Caribean, como explica Julio Montalvo, el portavoz y líder del grupo. Este sexteto que comenzó su singladura musical en 2012, ha resistido los embates, los temporales y la calma chicha poniendo proa a la música con una acertada fusión de las culturas caribeña y mediterránea fraguadas con la argamasa del jazz. Esta vez se presentaron con dos novedades en la formación, Víctor Jiménez en el saxo alto y Arnaldo Lescay en la batería, arropados por el resto de la tripulación, como son Julio Montalvo en el trombón, Ricardo Belda en el piano, Fernando Marco en la guitarra y Lluis Llario en el Contrabajo.

La versatilidad de este grupo hace que Dizzy Gillespie o  Wayne Shorter parezcan de ascendencia caribeña, aunque en el repertorio también figuran obras originalmente escritas con sabor caribeño, tales como Cha Blues, o A Gosal, compuesta por Fernando Marco.

El grupo empasta fenomenal (no, no son dentistas, hablamos de conjunción, resulta curioso que este término ampliamente utilizado por los músicos de habla hispana no lo recoja la RAE) y sus individualidades están más que contrastadas, pero es que además el calor que transmiten a través de su música y su puesta en escena, liderada por el almirante Montalvo, hacen que los conciertos de MC Latin Jazz Project resulten una fiesta.

Hot Cool para Majazzine

Concierto del Fernando Marco Sextet

CONCIERTO DE FERNANDO MARCO SEXTET

FERNANDO-MARCO-SEXTET

 

 

 

 

Ciclo: L’Efecte Tàrrega

Dia: 21 de agosto de 2016

Hora: 20:00 h

Lugar: Espai de la Música Mestre Vila. Benicàssim (Castelló de la Plana, España)

Músicos: Fernando Marco, guitarra; Ricardo Belda, piano; Fredrik Carlquist, Saxo tenor; Franco Baggiani, trompeta; Lluis Llario, contrabajo; Diego Clanchet, batería.

Patrocina: Ayuntamiento de Benicàssim

Colaboran: Diputació Provincial de Castelló, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y Generalitat Valenciana (Culturarts)

El ciclo l’Efecte Tàrrega acoge diferentes manifestaciones artísticas en torno a la guitarra y a la figura de Francisco Tàrrega como programa complementario del Certamen Francisco Tàrrega de guitarra clásica, que con la presente edición cumple ya medio siglo.

Fernando Marco, ha querido homenajear al maestro Francisco Tàrrega versionando diversas composiciones del autor castellonense que ya registrara en 2014 en un un fantástico trabajo discográfico titulado Tárrega en jazz junto a su cuarteto y el afamado saxofonista estadounidense Eric Alexander.

En esta ocasión se ha presentado en formato de sexteto, con su cuarteto habitual y con la colaboración del saxofonista sueco Fredrik Carlquist y el trompetista italiano Franco Baggiani

El guitarrista castellonense ha adaptado las conocidas obras del maestro Tárrega dotándoles de un aire diferente dentro de una propuesta atrevida a la par que respetuosa y que merced a la calidad musical tanto interpretativa como arreglista del líder del cuarteto, sonaron con la brillantez y a la altura que merece la obra del compositor villarrealense.

Asimismo, Marco ha compuesto una obra en homenaje a Tárrega Recque parafrasea en el lenguaje del jazz las inmortales obras del maestro.

El concierto comenzó con Recuerdos de la Alhambra, con un toque muy Cool en el que rompió el hielo el magnífico trompetista Franco Baggiani quien marcó el rumbo y al que siguieron el resto de solistas con la misma sintonía estilística

El segundo tema de la “Escaleta” (orden de interpretación en jerga musical italiana) fue Summertime (Gershwin) que comenzó con un aire afro en un compás de 12/8 perfectamente amasado por el binomio batería – contrabajo que mutaba en swing en la segunda parte del tema y de las improvisaciones.

En tercer lugar brotó la Lágrima de Tàrrega, en la que el compás original ternario se transforma en cuaternario para construir un mid-time que le da un toque diferente a la Lágrima que irriga inspiradamente las conversaciones instrumentales entre los diferentes solistas.

Acto seguido compareció Adelita de entre los acordes jazzísticos, .

omo la describe musicalmente Marcobe si Adelita Aymerich , hija ilegiones

ntoniniuna vez más desprovista de su aire de mazurca original y reconvertida en compás cuaternario que la torna inquieta, moderna, activa. Quien sabe si Adelita Aymerich , hija ilegítima de Alfonso XII, la cual inspiró esta obra de Tàrrega, no fue así como la describe musicalmente Marco.

En quinto lugar se interpretó Body and Soul (Johny Green). Introdujo el tema Fernando Marco en solitario, interpretando conjuntamente melodía y armonía con la guitarra para entregar el testigo al resto de solistas, con especial mención a Fredrik Carlquist quien evocó con su saxo tenor el estilo de los grandes del bebop, con trazas inequívocas del lenguaje de los grandes tenores de las décadas de los 30’ y 40’.

El siguiente tema fue Recordando a Tárrega (Fernando Marco) un particular homenaje en el que basándose en el fragmento de dos compases de la parte final de la primera parte del Gran Vals, que ha sido muy popular por ser la melodía corporativa de una conocida compañía finlandesa de telefonía móvil (vaya baldío intento de ocultación perifrástica de una obvia marca comercial). En este tema tomó parte activa Diego Clanchet alternando improvisaciones con cada uno de los solistas en fragmentos de cuatro compases.

En séptimo lugar interpretaron Estudio en Mi menor con introducción y final en estilo Free que contrasta con la melancolía que inspira el motivo principal del tema

Finalmente, como bis, Fernando Marco en solitario interpretó en la guitarra un precioso tema del autor brasileño Marcos Valle titulado Preciso aprender a ser só, mostrando sus dotes de intérprete y deleitando al respetable quien reconoció con una cerrada ovación el lirismo de una tan acertada adaptación y exquisita interpretación del magnífico tema

Hot Cool para Majazzine

Entrevista: Ricardo Belda

Ricardo-piano-3Contradiciendo a lo que pregona la famosa canción “Como hemos cambiado”, que tantas veces habrá interpretado en sus giras con Presuntos Implicados, Ricardo –afortunadamente- no ha cambiado desde que nos conocimos hace ya unos cuantos años. Sigue atesorando esas mismas cualidades que te hacen sentir cómodo en su compañía. A pesar de su grandeza como músico, sigue siendo una persona humilde, modesta, próxima, sosegada, comedida.

Discípulo aventajado de Joshua Edelman, este valenciano ha crecido como músico entre zarzuelas, boleros, música sacra, rock, pop y finalmente el jazz en el que se ha nutrido de forma ecléctica de los grandes del género. Ricardo es un todoterreno que no denosta ningún estilo pero es en el hard bop donde se siente más a gusto.

Ha ejercido de líder y de sider con grandes intérpretes del jazz, pero también ha sido uno de los bastiones del famoso grupo Presuntos Implicados, con los que ha girado por todo el mundo. También ejerce la docencia y la dirección de big bands.

El trío es el formato en el que se siente más cómodo y no deja de elogiar, respetar y admirar a sus amigos y compañeros Lluis Llario y Felipe Cucciardi, con quienes ha compartido escenario en innumerables ocasiones.

Planteo la entrevista en clave de tertulia y continuamente tengo que moderarme a mi mismo, Ricardo deja hablar, y a mí que no me gusta…

La banda sonora de la cafetería no es muy adecuada para la ocasión: éxitos del momento intercalados con los de otros momentos, como por ejemplo “Como una ola “ de Rocío Jurado, distraen continuamente mi atención (que no la de Ricardo). Llámame “tiquismiquis”, pero se me hace difícil hablar de Miles Davis, McCoy Tyner, Tete Montoliu, Bill Evans, Thelonious Monk etc. con esa música de fondo, que me perdonen los rociistas y los momentistas.

Por fin sirven la consumición y nos centramos en la entrevista:

Majazzine: ¿Cuándo empezaste a interesarte por la música?

Ricardo Belda: Aproximadamente a la edad de 6 – 7 años. Mi padre era un gran melómano, sobre todo le gustaba la zarzuela y los boleros. En casa teníamos un piano que me llamaba mucho la atención y esta conjunción de factores despertaron mi interés por la música en general y por el piano en particular.

M: ¿Cómo y cuándo te interesas por el jazz?

RB: A los 16 años asistí a un concierto de Tete Montoliu que dejó en mi una profunda huella.

M: ¿Por qué elegiste el piano como instrumento?

RB: Como ya te he dicho antes, el piano que había en casa me atraía sobremanera, pero un buen día el viejo piano dejó de funcionar y no tenía arreglo posible. En esas circunstancias me interesé por la guitarra e hice mis pinitos con ella. Pero mi afinidad por el piano nunca desapareció, y se vio reforzada por el hecho de que en el colegio empecé a estudiar órgano con 12 años y poco a poco y tras el detonante del concierto de Tete Montoliu fui decantándome por mi actual instrumento, el piano.

M: ¿Cuáles son tus principales influencias musicales?

RB: De niño me impactó el descubrimiento de los Beatles, esos sonidos, esas armonías, llamaron poderosamente mi atención, era algo diferente y atractivo y creo que a partir de ese momento empecé a pensar que mi futuro podía pasar por dedicarme a la música profesionalmente.

Posteriormente, son dos los hitos que me marcaron definitivamente, el citado concierto de Tete Montoliu y un concierto de McCoy Tyner al que asistí en Terrassa, fueron dos auténticas revelaciones musicales e instrumentales.

M: Si no tocaras el piano ¿qué instrumento te gustaría tocar?

Algún instrumento no solista, como el contrabajo o la batería

M: ¿Qué le recomendarías a un principiante en tu instrumento?

RB: Que escuchara mucha música, sobre todo jazz y que asistiera a clase con un profesor, que además de docente fuera intérprete. Creo que un buen docente es mejor docente si está en activo como intérprete.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista para mejorar su técnica?

RB: Aparte de la recomendación anterior, la de asistir a clase con un buen profesor, que se ejercitara en el control de su musculatura, en evitar tensiones innecesarias, en tocar con la mayor relajación posible. Aparte de mejorar la técnica previene lesiones.

M: ¿Qué le recomendarías a un pianista o a cualquier músico para mejorar su lenguaje?

RB: Transcribir solos de aquellos intérpretes que sean de su gusto. No hace falta hacer transcripciones completas de solos, basta con comenzar por pequeños motivos para ir asimilándolos e incluirlos en su léxico y su estilo.

M: ¿Quiénes son tus intérpretes favoritos?

RB: Uf! Son muchos, pero si tuviera que elegir, por ejemplo, una terna, te diría Herbbie Hancock, Bill Evans y McCoy Tyner.

M: ¿Quiénes son tus compositores favoritos?

RB: Bueno, aquí estamos en las mismas, pero elegiré a los tres primeros que recuerde: Thelonious Monk, Henry Mancini y Duke Elllington.

M: ¿Qué disco recomendarías?

RB: Kind of Blue.

Nota de Majazzine: Aquí surgió espontáneamente una tertulia del que se ha considerado el pináculo de los registros sonoros del jazz, sesgada, lógicamente hacia su instrumento, personificado por Bill Evans. Comentamos también el chasco que se llevó el pianista Wynton Kelly, quien en aquel momento era el pianista estable del grupo de Miles y al llegar al estudio se enteró de que el que iba a grabar era Bill Evans, aunque finalmente Kelly grabó el tema Freddie Freeloader. También hablamos de la autoría de Blue in Green que se la atribuyó Miles Davis, pero que en realidad fue compuesto por Bill Evans, etc., en fin, transcirbir el contenido de lo que hablamos de Kind of Blue, sería excesivamente ocioso e iterativo ¿Qué no se ha dicho de esta obra maestra y de sus intérpretes?

M: Háblanos de tus aficiones extra-musicales.

RB: Practico deporte, en concreto la natación y la carrera –qué raro, no haya empleado el término running– la natación en verano y la carrera en invierno. Otra de mis aficiones es la lectura.

M: ¿Nos recomiendas algún libro?

RB: Sí claro, por ejemplo “La Tregua” de Mario Benedetti. En el ámbito del jazz recomendaría la biografía de John Coltrane.

M: Siéntete libre de comentar cualquier cosa.

RB: Bueno, invitaría a las personas a las que dicen que no les gusta el jazz a que asistieran a algún concierto y que decidieran después.

Bueno, hasta aquí la entrevista en su parte más formal.

Hubo infinidad de incisos en los que hablamos de muchos músicos, pero con dedicación especial a la figura de Wes Montgomery por su originalidad y maestría. Anécdotas múltiples que darían para una serie de entrevistas, pero la de hoy finaliza aquí.

Gracias Ricardo por tu generosidad y por tu maestría y sigue regalándonos los oídos y honrándonos con tu amistad.

Hot Cool para Majazzine.

Concierto Celia Mur Quartet

 OLYMPUS DIGITAL CAMERADía: 18 de septiembre de 2015

Lugar: “Pati de les Aules”, Castelló de la Plana

Ciclo: “Jazz al Pati de les Aules” con el patrocinio de la Diputació de Castelló.

Músicos: Celia Mur, voz; Ricardo Belda, piano; Lucho Aguilar, contrabajo; Diego Clanchet, batería.

El pasado 18 de septiembre, con el patrocinio de la Diputación de Castellón y la organización de Blau Records, tuvo lugar el concierto de Celia Mur quartet, dentro del ciclo “Jazz al pati de les aules”.

La cantante granadina asentada en Valencia tiene una dilatada carrera como vocalista dentro del género. A su innato talento se le une una depurada técnica con la que transita por un amplio registro y merced a su refinado gusto recrea los grandes standards del jazz haciéndolos suyos, pero a la vez respetando y dejando traslucir el ADN de las grandes divas que los hicieron famosos. Dominadora de la técnica de improvisación vocal, también conocida como scat, no duda a la hora ofrecer estupendas improvisaciones en cualquier estilo o tempo. Celia Mur es una cantante muy respetada y querida por el público de Castellón, donde ha ofrecido grandes conciertos a lo largo de su carrera.

En esta ocasión nos obsequió con un escogido ramillete de standards entre los que se encontraban “Tha’ts all”, “Nature Boy”, “I’m in the mood for love”, “Fallin’ in love with love”, “Chega de saudade”, “Moonlight in Vermount”, “Billie’s Blues”, “Poinciana” y el eterno bolero “Bésame mucho” en el que fusionó con éxito el jazz latino con el flamenco y en el que además aprovechó para homenajear a uno de sus más fieles escuderos, el contrabajista Lucho Aguilar, con quien ha compartido escenario y grabaciones en innumerables ocasiones. Celia, entre bromas y veras, por un momento transformó el conocido bolero en “Bésame Lucho” arrancando un casto ósculo de su compañero, a la par que la sonrisa y el aplauso del respetable, quien sobradamente complacido no dudó en premiar a ambos con prolongadas y sonoras ovaciones.

Celia estuvo magnífica durante toda la velada, daba igual el registro, el estilo, el momento, modulando su fantástico instrumento, su voz, con una naturalidad y una facilidad pasmosa, mutando entre la dulzura y la dureza sin aparente esfuerzo ni dificultad.

Además de Lucho Aguilar, quien aparte de co-pilotar con prestancia, creatividad y firmeza las secciones rítmica y armónica, ofreció destacados solos de improvisación en la mayoría de temas, completaban el elenco un pletórico Ricardo Belda en el piano, un lujo para cualquier formación, por su seguridad, musicalidad y creatividad, no únicamente en los solos de improvisación, sino en cada nota que pulsa en cualquier momento y situación, un grande del jazz que por más ocasiones en que nos visite nunca nos cansaremos de escuchar. Y finalmente, Diego Clanchet, el gran baterista castellonense, apuntaló e hizo fluir el ritmo, seguro e inspirado toda la velada, redondeó una maravillosa sesión de jazz en un marco acogedor como es el “Pati de les Aules”, escenario del ciclo que patrocina la Diputación de Castellón y que constituye un hábitat inmejorable para este tipo de eventos.

Castelló de la Plana

Hot Cool para Majazzine.