Tag Archives: scott hamilton

600.000 sombras de Scott (Hamilton)

600.000 SOMBRAS DE SCOTT 

                                                       (HAMILTON)

Celebrando las 600.000 reproducciones en Spotify de “The Shadow of Your Smile” en la versión de Scott Hamilton

                                                                                      Time Traveller Bob

INTRO

Cuando le expliqué a Louis Armstrong lo que era Spotify se marchó indignado dejando el cigarrillo de marihuana en la ventana de su habitación en el Hotel Voramar (naturalmente eso sucede en un universo paralelo y hace mucho, mucho tiempo…). Al fondo las Pirámides. Había usado mi aclamada Time Machine –que me permite viajar adelante y atrás por la historia del jazz como todos saben- para chequear (!) a Louis sobre el tema de las reproducciones mecánicas de la obra de arte a golpe de dedo :”¿Una emisora de radio gratuita que roba a los músicos? …” – “No Louis, veo que no lo entiendes, son cosas de Internet…”

Aún oigo el portazo, ¡ por Keops !

Para entonces el Voramar estaba en llamas.

LOS HECHOS

  • “THE SHADOW OF YOUR SMILE” ,el conocidísimo tema de Johnny Mandel para la película “The Sandpipers”, ha sido objeto de decenas (centenares, probablemente) de versiones : Astrud Gilberto, Tony Bennett, Sinatra, Ella Fitgerald, Trini López (uno de estos días les contaré la verdadera historia de Trini López pero hoy voy corto de combustible…); yo que sé, Sammy Davis Jr., Herb Albert y sus Tijuana Brass, Bobby Darin, Pepe Jaramillo (true) incluso las tremendas patillas de Engelbert Humperdinck subieron y bajaron al galope de aquél “…of your smiiiiiile…”

También los músicos de jazz han visitado con regularidad la canción que ganó el Oscar en 1.965: Eddie Harris, Wes Montgomery, Oscar Peterson e incluso Bill Evans

Fin del “name dropping” . Ya vamos llegando, tranquilos.

  • SCOTT HAMILTON es un caballero andante del Jazz y entiéndase “andante” en el contexto del siglo XXI, cuando las compañías low cost ya no regalan kilómetros a nadie y los niños han dejado de recoger las tirillas de celofán de los Ducados para cambiarlas por sillas de ruedas para paralíticos (otro de los grandes enigmas del siglo XX), ahora paralíticos somos todos, con o sin silla de ruedas, y el único Ducado a mano es el del hijo de Adolfo Suárez … Vale, centrémonos. MR HAMILTON hace más millas al año que el Capitan Cook (otro que tal) en toda su carrera. No solo no deja de moverse sino que va dejando huella de su incesante viaje (otro “never ending tour”) en forma de discos: en Italia, en Holanda, en su país de Norteamérica, incluso en España…Hombre y músico cabal y elegante, con centenares de referencias discográficas a sus espaldas, conocedor exhaustivo del gran repertorio de standards jazzísticos, tanto de los procedentes de Broadway y del “great american songbook”, como los nacidos directamente del árbol del jazz de los últimos 80 años. Su estilo, gusto musical y talento han quedado sobradamente acreditados desde su debut hace más de 40 años (tiene 62) y ha compartido escenario y sesiones con todos los grandes de su generación y buena parte de sus mayores . En su actual madurez ha depurado aún más su aproximación a ese repertorio, lo ha quintaesenciado y se mueve por él con la calidez y la maestría de un virtuoso lleno de energía y control, un control que se deja notar especialmente en sus silencios, créanme.
  • BLAU RECORDS, pequeña compañía discográfica “indie” (sí aquí también hay “indies”) de Castellón de la Plana, Mediterráneo Español s/n, capitaneada por Fernando Marco, músico “glocal” , guitarrista, productor y cabeza visible y audible que fué del legendario Café del Mar Club de Jazz , una dirección mítica en la carretera de la playa que une el Grao con Benicasim y en cuyo escenario se plantó entre otros grandes Art Farmer y que “cerró”, en memorable concierto, Tete Montoliu en 1.995.

El mismo F.Marco, de largo curriculum, capaz incluso de poner en vereda, y de cara al siglo XXI, la avejentada música de una gloria local de raíz nacional-costumbrista como Francisco Tárrega (“Tárrega en Jazz”- 2014,Blau Records/Blau 11, featuring Eric Alexander, ni más ni menos), de indiscutible talento melódico, padre de tanto guitarrista japonés y del anual certamen de guitarra para reverdecer sus marchitas glorias (hablo de Don Francisco Tárrega, que Mr Marco no aún no ha logrado que le dediquen un Certamen Internacional) pues digo que ese mismo y perseverante jazzmen (ahora sí F.Marco, que las subordinadas cobran vida, oye) es también el émulo en La Plana de Quincy Jones, un poner, que Quincy se volvió muy loco a golpe de Michael Jacksons. La cosa se llama BLAU RECORDS y va por su referencia 16 (Blau 16): “THE SHADOW OF YOUR SMILE” el magnifico disco de SCOTT HAMILTON con Deena DeRose al piano, Ignasi González al bajo y Jo Krause a la batería. Un disco en toma directa del concierto celebrado en Benicassim en diciembre de 2015, con un sonido natural y exquisito gestionado por Alberto Sales, el Rudy Van Gelder de la Plana.

  • SPOTIFY – Dice la Wikipedia que es una aplicación multiplataforma para la reproducción de la música en streaming que ofrece un servicio gratuito básico y con publicidad y otro de pago con mejor calidad de audio (y sin publicidad); permite escuchar “en modo radio” buscando por artista, álbum o playlist creadas por los propios usuarios. La empresa sueca se lanzó en el mercado europeo en 2008 y ha tenido un extraordinario crecimiento. En 2015 tenía 75 millones de usuarios, de ellos 20 millones son de pago. Si tengo que contarte todo esto es por que uno de los dos (tu o yo, digo) no es de este planeta. Y aquí viene el hip: la versión de Scott Hamilton de “The shadow of your smile” ya ha superado limpiamente la barrera de las 600.000 reproducciones, el tema que da título a un disco de jazz publicado en España (y en el mundo) hace apenas 3 meses ha sido escuchado –si aplicamos el mítico “cuento de la vieja” – por casi el 10% de usuarios de la multiplataforma (no es falso que haya sido “reproducido” por ese porcentaje, lo es que esos hayan sido los oyentes : montado en una o más playlists seguro que suena en restaurantes de Paris, en clubs de Viena o en algún pub de la Costa Brava, así que el número de orejas que han sido acariciadas por la versión de Hamilton es incalculable, y eso es muchísimo). Y se va al millón . Y más allá.

 

 

CODA.

Bueno tenemos que irnos que si la Máquina del Tiempo se enfría luego hay que pasar por boxes para ir a Storyville.¿ Han visto aquella foto de Louis Armstrong tocando la trompeta a las Pirámides con su señora mirándole intrigada?. Pues eso mismo. Y tranquilos que el Hotel Voramar sigue estando donde estaba, creo.

Otro dia quedamos y les cuento lo de Trini López.

 

 

 

 

 

Charlando con Scott Hamilton

OLYMPUS DIGITAL CAMERADentro del VIII Seminario Internacional de Jazz de Benicàssim estaba programada una Master Class impartida por Scott Hamilton. El formato ha sido original pues ha consistido en un concierto-charla, no al uso del concierto-didáctico de la música clásica sino algo mucho más abierto, alternando la interpretación de standards de jazz con charla con los alumnos sobre temas variados como técnica del instrumento, lenguaje musical, historia del jazz, historia de cada standard interpretado, historias de músicos, repertorio, etc.

Oficia de traductor-intérprete Dave Mitchell, quien además ha acompañado con la guitarra junto con Fredrik Carlquist en el saxo tenor, Jo Krause en la batería e Ignasi González en el contrabajo.

La charla surgía espontánea entre tema y tema y Scott contestaba solícito todas las cuestiones formuladas con una naturalidad y sencillez muy de agradecer, el Olimpo no resulta tan inaccesible con tipos como Scott, grande pero llano, próximo, abierto y afable.

Las preguntas han sido formuladas por diferentes alumnos y profesores.

  • ¿Cuántos temas integran tu repertorio?
  • Uf! aproximadamente unos 1000 temas, pero de ellos, aproximadamente suelo tocar unos 200.
  • ¿Conocer tantos temas es favorable para componer?
  • Bueno, son dos cosas distintas, creo que sí, que puede favorecer a la hora de componer. Yo no soy compositor, creo que componer es un tema duro, he compuesto algún tema pero no me considero compositor. Probablemente escuchar mucha música favorezca la composición.
  • ¿Cómo haces para construir una improvisación larga?
  • Normalmente y cada vez más, construyo frases cortas que voy uniendo a medida que avanza la improvisación. Creo que las frases cortas favorecen y simplifican la improvisación. Intento tener siempre presente la melodía para improvisar. El “solo” es una extensión de la melodía y esta ya está expuesta al comienzo de la interpretación, luego es cuestión de utilizar la melodía de guía para ir construyendo la improvisación.
  • ¿Sueles tocar con los mismos músicos?
  • Normalmente viajo solo y toco con diferentes formaciones haciendo standards, a medida que va pasando el tiempo, se van consolidando los grupos.  Aunque en Italia que es donde vivo los últimos años, suelo tocar con algunos grupos estables.
  • ¿Qué aconsejas para estudiar un standard?
  • Realmente no es difícil aprender un standard, si tienes dificultades algo no estás haciendo bien. Es importante recordar que son canciones que originalmente estaban compuestas para bailar o cantar. Antiguamente la gente escuchaba los standards a todas horas, en la radio, en la televisión, en el ascensor, en el coche, en los centros comerciales, etc. todo el mundo se sabía los standards de memoria porque los escuchaba con frecuencia. Es bueno escuchar con atención y memorizar un standard para poder aprenderlo.
  • Hay intérpretes que tocan muchas veces un tema y consiguen que siempre suenen frescos, vivos, con groove ¿qué aconsejas al respecto?
  • Bueno, honestamente creo que es una cuestión de profesionalidad y talento. Si tienes mucho talento pero no actúas como un profesional, no consigues transmitir, es cuestión de ser profesional e intentar tocar el tema como la primera vez.
  • ¿Cuál fue tu método de aprendizaje del saxo?
  • No se puede decir que haya estudiado con ningún método en concreto. Tocaba los solos de saxofonistas famosos al mismo tiempo que sonaba la reproducción del disco, me aprendía los solos y luego improvisaba los míos sobre el disco. Un buen saxofonista que conocía me aconsejó que estudiara las escalas mayores y así lo hice, me aprendí las escalas mayores. Por otro lado, en realidad fui muy afortunado, porque me dejaban tocar muchos bolos con gente profesional y no se quejaban de lo que hacía, poco a poco fui desarrollando técnica y lenguaje. Se podría decir que aprendí a tocar tocando e imitando.
  • ¿Qué aconsejas para estudiar el saxo?
  • No soy un buen estudiante, como ya he dicho empecé tocando e improvisando sobre discos y tocando las escalas mayores. Utilizo el piano para aprender melodías, pero sólo se tocar en el tono de Do, lo cual creo que es bueno porque ello me obliga a transportar la tonalidad original a la tonalidad de Do y luego a la tonalidad del saxo, esto creo que es bueno para luego poder transportar la melodía a otras tonalidades.
  • ¿Tienes otras influencias musicales aparte del jazz?
  • Si claro, escucho música clásica, brasileña, etc. Cuando era adolescente escuchaba rock. Cualquier música que escuches influirá en tu lenguaje.
  • ¿Sigues escuchando a los grandes saxofonistas del jazz?
  • Por supuesto, es una fuente de inspiración aparte de un gran placer.
  • Una vez en Suecia tocaste con Zoot Sims ¿puedes contarnos como fue?
  • Sí, estoy muy orgulloso de ello, yo admiro mucho a Zoot Sims como saxofonista y como persona. Coincidimos en el mismo hotel, él estaba grabando y coincidió que ambos teníamos una semana libre y tuvimos mucho tiempo para compartir. Luego toqué con él en cuatro o cinco ocasiones. Zoot era muy generoso y muy simpático, además de muy buen saxofonista
  • ¿Por qué elegiste el saxo como instrumento?
  • Comencé tocando la armónica de blues en un grupo, pero escuchaba lo que tocaba el clarinete y el saxo y quería copiar esas melodías y con la armónica de blues no era muy bueno y la cromática me parecía muy difícil, así que me interesé por el saxo
  • Si no tocaras el saxo ¿qué instrumento tocarías?
  • Seguramente el piano, me parece mucho más inteligente, tocas sentado, no tienes que soplar y tienes todas las notas a la vista –risas del respetable-

En realidad la charla fue interrumpida por la interpretación de diferentes standards, algunos a petición de los profesores, del propio Scott y otros también a petición de los alumnos. Cada tema iba introducido a veces por la historia del tema, del compositor o de alguna circunstancia reseñable que rodeaba al standard en cuestión.

Resultó un formato ameno, devertido y muy interesante, aparte de un auténtico lujo el poder disfrutar de un concierto privado de Scott Hamilton con tan buenos acompañantes.

Hot Cool para Majazzine

Benicàssim 7 – 12 -2015

VIII Seminario Internacional de Jazz de Benicàssim

Llega a Benicàssim de nuevo el Seminario Internacional de Jazz , evento que se celebra bianualmente y que aúna en esta localidad a grandes docentes y músicos profesionales para ofrecer tres días de formación especializada en jazz.

Esta octava edición, como todas las anteriores, cuenta con profesores de alto nivel: Scott Hamilton, Dena DeRose, Esteve Pi, Fredrik Carlquist, Dave Mitchell e Ignasi González, bajo la dirección de Fernando Marco.

Cartel seminario web

El programa incluye:

– Clases de Instrumento.
– Combos.
– Jam Sessions.
– Conciertos.
– Clases de improvisación.
– Clases de armonía.

Inscripciones:

Taller 3 Escola de Música y Blau Records.
blaurecords@blaurecords.com
taller3@blaurecords.com
964 22 92 97

El precio total del seminario son 120€ (60€ como oyente).
Precio únicamente Master Class con Scott Hamilton: 20€

Además, ofrecen descuento para el alojamiento de los alumnos.

Sigue toda la información actualizada en el Evento de Facebook

Scott Hamilton Quartet

Lugar: Pizza Express – Londres OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dia: 3 de enero 2015-01-07

Hora: 21:00h

Entrada: 23 £

Intérpretes: Scott Hamilton (saxo), John Pearce (piano), Dave Green (contrabajo), Steve Brown (batería).

 

Hacía tiempo que Scott Hamilton no visitaba el escenario del Pizza Express de Londres, lo que había generado una gran expectación por la vuelta de este gran músico.

Scott es uno de los saxofonistas en los que la tradición de los clásicos es más evidente. Su calidez es sucesora directa de los sonidos que proporcionaban a su saxo Lester Young y Coleman Hawkins.

Hamilton es hoy día uno de los jazzmen con mayor actividad en todos los escenarios del mundo. Pocos son los días en que su trabajo no es oído en directo en los clubs y auditorios más importantes.

En esta ocasión, se presentó en Londres con un magnífico trío de músicos con los que ya había compartido escenario en anteriores ocasiones. Su gran amigo John Pearce fue un apoyo armónico imprescindible durante todo el concierto, adquiriendo más y más protagonismo tal y como iban desarrollándose los solos. Le siguió de cerca el gran contrabajista Dave Green, heredero directo del gran Ray Brown. En la batería, con un papel más discreto pero no menos importante, uno de los músicos más solicitados de Londres: Steve Brown.

Durante los dos pases de una hora cada uno que duró la actuación, Scott y sus músicos fueron desgranando poco a poco, con gran sabiduría y con el buen hacer que les caracteriza, una serie de estándards, la mayoría reconocibles por el público que llenaba el Pizza Express. Love Letters, Green Dolphin Street, e incluso Girl from Ipanema fueron algunos de los temas que regalaron a la audiencia.

Scott tiene la gran habilidad de saber estar dentro de distintos estilos. Aunque su gran influencia ha sido el cool jazz, es capaz de pasar por el swing y sentirse como pez en el agua con temas de hard bop. Sus frases largas, su sonido cálido y su conocimiento del lenguaje jazzístico le hacen hoy por hoy uno de los saxofonistas más importantes e imprescindibles del panorama del jazz.

En este concierto la comunicación con el público fue fluida desde el primer momento, consiguiendo hacer volar a la audiencia hasta territorios donde pocos artistas son capaces de llegar.

Scott dejó el escenario del Pizza Express con la misma energía con la que empezó y a la que nos tiene acostumbrados en todas sus actuaciones.