Images

JAZZ bajo las estrellas. Episodio 1

Una ubicación de privilegio a media colina con bellas vistas a la bahía de Benicàssim, unas instalaciones de primera línea y una clara apuesta por “Jazz bajo las Estrellas” han situado a El Palasiet en el epicentro socio-cultural del verano. Es el “Festival de Jazz de Benicàssim” de facto, y con mucho más nivel que otros cercanos, que, lamentablemente, han vivido tiempos mejores.

La sesión inaugural del ciclo corrió a cargo de Fernando Marco Organ Trío, el prestigioso guitarrista local formó con Gerard Nieto al órgano y Diego Clanchet a la batería.

Fernando Marco, docente de jazz, guitarrista con un excelente currículum como músico y productor musical. Director de Taller3 Escola de Música y de BlauRecords, sello con una interesantísima producción de grabaciones con numerosas figuras relevantes en la escena internacional del Jazz.

 

 

 

 

 

 

 

Gerard Nieto, prestigioso jazzman de sólida formación clásica y reconocido multiinstrumentista, siendo el piano y el órgano sus principales, sin olvidar guitarra eléctrica, trompeta y tuba. Músico joven pero con larga y densa trayectoria, integrante de las más exitosas y vanguardistas formaciones de la escena catalana del jazz.

Diego Clanchet, docente de jazz en Taller3, batería y percusionista con una dilatada trayectoria, sideman de figuras internacionales en gira y colaborador en varias grabaciones.

O.G.D. Organ, Guitar, Drums.

Es un formato exigente y poco usual actualmente, puesto que los tres integrantes están continuamente activos en front row, primera línea, intercambiando roles entre ellos. Órgano y guitarra como solistas/acompañantes, con el batería empujando como propulsor y apoyo al órgano, que en su doble función de armonía y línea de bajo, ve reforzada la función tractora del ritmo para que el tema progrese. Es jazz con clara orientación blues y frecuentemente salpicado de soul, r&b y funk, con desarrollo melódico y generosos solos de fresca improvisación, que es donde el Jazz tiene su principal razón de ser. El sonido es potente, rico y envolvente, especialmente si se trata de un Hammond B3 con Leslie. Sonoridad balanceada de modo que los tres intérpretes están en primer plano y al mismo nivel, en constante interacción, siendo habituales los arreglos con intercambios de 4 ́s y 8 ́s.
Wes Montgomery con Melvin Ryhne y posteriormente con Jimmy Smith. Éste último con Kenny Burrell. Grant Green con John Patton y Jack Mc Duff, el formato O.G.D. vivió su epoca dorada en los clubs durante los 50 hasta mediados de los 60. Más recientemente George Benson, Pat Martino, Scofield, Bernstein, Howe, con organistas como Joey De Francesco, Dr. Lonnie Smith, Shirley Scott, Reuben Wilson, Pat Bianchi y Tony Lo Monaco, como los más conocidos. Otros estimables combos formato O.G.D. en estilos cercanos, como soul, funk, jazz/rock e incluso rock progresivo, se prodigaron en décadas posteriores.

Entre “no sé si me explico” y “un minuto de jazz vale más que mil palabras” sugiero clicken: https://www.youtube.com/watch?v=WQLDanofETQ y escuchen “Geno” un blues de Wes Montgomery, con Mel Rhyne y Jimmy Cobb, paradigmático ejemplo de éste difícil formato de trío.

El O.G.D. liderado por Marco, ofreció un concierto de alto nivel con 9 temas escogidos dentro del repertorio del jazz más adecuado a la exigente formación de trío de guitarra con órgano.

Moonglow, Road Song, Jingles, Sundown, en un exquisito homenaje al gran Wes Montgomery. Una balada de alto voltaje como The Nearness of You, con una soberbia intro por parte de Marco y dos bossa-nova. Estate, el precioso standart italiano sonó excelente con el tratamiento del trío y Wave, obra maestra de Tom Jobim, fue la cumbre del concierto. Wes Montgomery, que nunca interpretó ambos temas, suscribiría con seguridad estas competentes versiones.
Aperturó la velada Monglow, un temazo de Hudson-Mills 1933, swing poderoso que preparó a público y músicos para lo siguiente.

Road Song, luminoso tema de ruta y melena al viento, también conocido como OGD (aka y everywhere) sonó fluido y fiel al original de 1966, con Wes y Jimmy Smith, aquí, Fernando y Gerard como médiums.

Siguió The Nearness of You, delicado tema de Hoagy Carmichael llevado al éxito por Glenn Miller, preciosa intro de guitarra y jugosa entrada de órgano al suave colchón armónico, muy acentuado por un Clanchet sutil y preciso. Excelentes solos.

En Jingles el formato de trío rinde a la perfección, con guitarra y batería en primera línea y órgano en su doble función. Homenaje a la genial simbiosis entre Montgomery y Rhyne.
Llega Estate, buenísima balada de Martino en 1960 que no tardó en convertirse en standart indiscutible. Después de 4 temas, el Trío rueda con soltura y alcanza factura de estudio. Jugosos solos de Marco y Nieto que hicieron vibrar al público.

Sundown, el irresistible shuffle de Wes Montgomery, un sólido walking-blues con hechura de súper ventas pero nada fácil de interpretar por el giro rítmico que impuso el compositor. Una interpretación de muchos quilates.

Satin Doll, compuesto por Ellington, Mercer y Strayhorn en 1953, fue interpretado por Wes y Rhyne en 1956 en una producción de Orrin Kneepnews. Magistral Nieto, que se explayó citando a Joey De Francesco y vivos intercambios de 8’s con un Clanchet muy solvente.
Llega Wave, el estratosférico tema de Jobim y justo aquí, el concierto alcanza el cenit. La bossa suena con un brío inusual, menos saudadesca y más jazzy, pero manteniendo la cool elegancia original. Una gozada las citas de Nieto a Walter Wanderley, la intro y el difícil chord-melody de Marco y la sutileza de Clanchet. Una gozada.

Como despedida The Theme, el vistoso tema de Miles Davis, una puesta a prueba de la pericia de los músicos y de su capacidad de riesgo. Notable alto para los tres.

Un concierto para recordar, que deja Jazz bajo las Estrellas con el pabellón muy alto y mucha expectación para los siguientes.

Toni Gallén

Julio 2019